Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

Más allá de Francisco el Matemático: Radiografía de la educación distrital

Estos son los retos de la educación pública.

Alt_colegio_distrital_bogota_realidad_decadencia_

Este lunes se estrenó ‘Francisco el Matemático clase 2017’, la nueva temporada de la famosa serie que narra la historia de un profesor del colegio Jimmy Carter, colegio en el que se presentan todo tipo de situaciones que de alguna forma intentan asemejarse a la realidad.

A propósito de este lanzamiento, en KienyKe.com analiza, con la ayuda de expertos, la situación actual de la educación pública en la capital de la república. ¡Está muy lejos la ficción de la realidad? La pregunta se responderá a medida que avance la serie.

Vea: La metamorfosis de los primeros actores de Francisco el Matemático

En Bogotá hay 2.170 colegios, de los cuales 382 son distritales. De estos, 22 instituciones están en concesión hasta el 2026, según el Boletín de Caracterización del Sector Educativo del 2015, último realizado por la Secretaria Distrital de Educación.

En diálogo con KienyKe.com, Carlos Rivas, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), aseguró que la ciudad posee una de los mejores sistemas educativos en el país. Sin embargo, las instituciones poseen todo tipo de problemáticas y retos, principalmente en temas administrativos y de convivencia:

“Problemas como el número de estudiantes por docentes son algunos de los que toca solucionar. En la medida en que haya menor números de estudiantes en el aula, hay una mejor condición en el proceso de enseñanza y aprendizaje”.

Además: Así se estudia en el ‘Sanber’, al lado de la olla más grande de Bogotá

Johana Ramos, profesora de una institución oficial en la localidad de San Cristobal, en el sur de la ciudad, considera que este es uno de los síntomas más alarmantes del sistema educativo de la ciudad:

“La situación de la educación distrital no es la mejor principalmente por problemas administrativos. Las entidades no han determinado realmente el presupuesto para una educación de calidad. Muchas veces hay condiciones de hacinamiento en aulas con 40 o más estudiantes y la calidad es confundida con cobertura”.

Para el 2015, según las últimas cifras de la Secretaría de Educación, la cantidad de estudiantes matriculados en colegios oficiales es de 877.536, por debajo de los 983.413 estudiantes en el 2011. De ellos, 455.649 son de estrato 2, mientras que 175.496 son de estrato 3 y 154.562 de estrato 1.

Cantidad de estudiantes en la educación oficial

Cantidad de estudiantes en la educación oficial (1)

Esto significa que las personas de escasos recursos son las que acceden a estas entidades, lo cual implica que estos niños están en un entorno con bastantes dificultades y problemas sociales, lo cual se traduce en que los índices de deserción sean elevados, en comparación a la educación privada.

De hecho la tasa de deserción en el sector público es de 2,3, tres veces más que el el sector no oficial. Un panorama similar se evidencia en temas como repitencia, o estudiantes en con una edad diferente a la adecuada para cada grado.

Rivas considera que los problemas sociales que rodean a esta población son las culpables: “Esto tiene que ver en gran parte con la comodidad. Un niño que se tiene que levantar a las cuatro de la mañana para llegar a su escuela a las seis, camina una o dos horas porque la institución queda lejos y encima no tiene condiciones económicas para suplir transporte o alimentación, es un niño que vamos a perder para la educación. En Bogotá estas necesidades se solucionan con más facilidad, pero en zonas de la periferia o en otros municipios, son más evidentes”.

A estas circunstancias se les puede sumar temas como delincuencia común, microtráfico de drogas, pandillas, barras bravas, bullying, entre otras. Estos problemas también se evidencian en colegios privados, pero son más fuertes en los del distrito.

 

alt_franciscoc

 

La profesora Ramos explicó un poco de esto: “En el colegio donde trabajo, por ejemplo, la principal problemática es la de barras bravas y drogadicción, además de la falta de acompañamiento de los padres de familia. Los muchachos pasan mucho tiempo solos. Esto se atiende con ayuda de profesores, padres, policía y campañas de prevención. Sin embargo, cada una institución es diferente y puede vivir problemas distintos como bullying, riesgos en redes sociales o pandillas”.

Atender estos problemas internos requiere un apoyo administrativo que el gremio de educadores considera muy pobre. Fecode cree que los recursos destinados a la educación no son suficientes: “Es una cuestión de voluntad política. Se supone que los tres pilares fundamentales de este gobierno es Paz, Equidad y Educación. Sin embargo, el 30 billones del presupuesto era gastado en la guerra”, aseguró Carlos Rivas.

Sin embargo, el distrito tiene diferentes iniciativas para mejorar la calidad de la educación. Algunas han tenido gran aceptación y sus resultados han sido positivos, como es el caso de la jornada única, con la que se pretende incluir temas de recreación y deporte en los contenidos pedagógicos, además de ayudar a padres que deben trabajar todo el día, a tener a los menores más tiempo en el colegio, reduciendo los riesgos que puedan afectar a los estudiantes al pasar mucho tiempo en las calles.

Sin embargo, hay otras que no son bien vistas, como los 22 colegios que son dados en concesión a privados, o la construcción de megacolegios, los cuales buscan aumentar la cobertura de manera significativa. “Son una forma de industrializar la educación. Hay instituciones con 5000 estudiantes, lo cual es en ocasiones más que un municipio. Esto implica dificultades como la venta de utiles, condiciones sanitarias y los problemas sociales y de convivencia al interior de la escuela”, comenta el presidente de Fecode.

Este tema de infraestructura es uno de los más preocupantes. Muchos colegios todavía no tienen en sus instalaciones laboratorios, bibliotecas, salas de cómputo o sitios adecuados para la recreación. Además, como se mencionó anteriormente, las aulas deben alojar a un gran número de estudiantes.

En las pruebas Saber y Pisa, tras año los colegios privados obtienen los mejores promedios, si bien, con el paso de los años los números de las instituciones oficiales mejoran. Los profesores creen que estas difíciles condiciones presupuestales y el entorno social de los menores son los principales responsables.

Sin embargo, hay muchos docentes que influyen positivamente en el desempeño de los menores al buscar nuevas maneras de enseñar. Johana Ramos cree que ante los limitantes, la creatividad de los profesores es la que puede empezar a cambiar el panorama negativo: “Muchos profesores mejoran los procesos educativos de formas muy creativas. Son docentes con nuevas idea que se encargan de ayudar a que los niños aprendan de una manera novedosa, animándose a estudiar”.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310