Barack Obama: un presidente con fe

14 de diciembre del 2019

Obama es el primer afroamericano en ser mandatario de los Estados Unidos.

Barack Obama: un presidente con fe

Samuel Villalobos / Kienyke.com

Este es el gran don que nuestros fundadores nos dieron. La libertad de perseguir nuestros sueños individuales a través de nuestro sudor, trabajo, imaginación y el imperativo de luchar juntos para lograr un bien mayor.

Estas fueron las palabras de Barack Hussein Obama II, en su último discurso como presidente de los Estados Unidos de Norte América, en Chicago el 10 de enero de 2017.

Obama es el primer afroamericano en ocupar la presidencia de los Estados Unidos y el segundo mandatario -después de Theodore Roosevelt- en ser galardonado con un Premio Nobel de Paz.

Nació en la isla de Oahu en Hawái el 4 de agosto de 1961. Su padre, Barack Obama Sr, proveniente de la etnia Luo, de la provincia Nyanza en Kenia, creció cuidando cabras en África. Allí ganó una beca para viajar a Manoa y estudiar en la Universidad de Hawái.

Estando allí, el padre del exmandatario conoce a Ann Dunham, una estudiante de antropología con quien contrajo matrimonio en febrero de 1961, Barack Hussein Obama II nació seis meses después.

Antes de ocupar el cargo político más importante de los Estados Unidos, Obama fue elegido como Senador por el estado de Illinois en 1996. Además, es también el primer afroamericano postulado para ocupar la presidencia del Partido Demócrata.

El nacimiento de un líder

En 1983 Obama se graduó como Licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad de Columbia en Nueva York. Posteriormente el joven Obama, se dedicó a trabajar en Chicago como organizador comunitario. Su tarea era ayudar a reconstruir barrios y recuperar empleos, sobre todo en el distrito de South Side.

Allí empezó su trabajo comunitario y al servicio de quienes lo necesitaran. En 1988 ingresó a la Escuela de Derecho de Harvard. Obama explica que ingresó a esa carrera porque aprendió que para conseguir un cambio social significativo hacía falta no solo el trabajo de la gente que estaba a pie de calle, sino unas políticas y una acción ejecutiva más firmes.

Luego de un año en la prestigiosa universidad, entró a ser parte de la firma de abogados Sidley Austin, uno de los bufetes más famosos de Illinois.

Lea también: Heridas que permanecen abiertas por la masacre de Bojayá

Le puede interesar: La mala fama que carga el nuevo Nobel de Literatura

Además: Festival sanandresano transformó el significado de ‘riña’

Michelle: la mujer junto al presidente

Junto a tu nombre aparece otro, el de un prometedor estudiante de Derecho que está ocupado escalando su propia escalera. Como tú es negro y de Harvard. Aparte de eso, no sabes nada; solo que tiene un nombre raro, que es raro.

Así describe Michelle Obama en su libro ‘Becoming’ el momento en que le notificaron que Barack Obama le sería asignado como su estudiante de práctica de verano en el Sidley Austin.

Foto: Tomado de ‘Becoming’, Obama, Michelle. 2018.

Michell estudió Sociología y Estudios Afroamericanos en la Universidad de Princeton. Además se licenció en leyes en la Escuela de Derecho de Harvard. Al salir de allí ingresó al bufete donde conocería al presidente Obama.

Se casaron en 1992, seis años después nació su primera hija, Malia el 4 de julio, día en que se celebra la Independencia de los Estados Unidos. En 2001, el 10 de junio nace Sasha Obama, su hija menor.

Durante el mandato de su esposo, Michelle logró índices de aprobación nunca antes vistos. La primera dama dedicó esos ocho años a trabajar por la igualdad y la participación ciudadana en diferentes partes de Estados Unidos.

Una campaña excepcional

El 10 de febrero de 2007 Barack Obama anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, en Springfield, frente al antiguo capitolio estatal. El mismo lugar donde Abraham Lincoln dio su icónico discurso ‘House Divided’.

Durante la primera mitad de 2007 la campaña recaudó 58 millones de dólares. Conforme avanzaban las votaciones su contrincante también en el partido demócrata, Hillary Clinton suspendió su campaña para apoyar la de Obama.

A partir de ese momento se oficializó la competencia de elecciones generales entre el afroamericano, quien representaba el Partido Demócrata y John McCain, por el Republicano.

Obama: un presidente con fe

El cuatro de noviembre de 2008 Barack Obama obtuvo casi el 70 % de los votos, convirtiéndose en el presidente número 44 de los Estados Unidos y el primer Afroamericano en ocupar el Despacho Oval.

Desde su llegada a la presidencia Obama firmó una serie de leyes en materia de política interior, exterior, salud, educación y seguridad nacional

Durante sus dos periodos como mandatario tuvo logros significativos y algunos de ellos perduran en el tiempo.

  • Cuando Obama asumió la presidencia, Estados Unidos atravesaba una de las crisis económicas más significativas de la historia. El mandatario trabajó por la recuperación del país desde diferentes sectores como el empleo, salarios e impuestos.
  • Obama reconoció desde un primer momento las consecuencias del cambio climático y en su gobierno trabajó por reducir la dependencia de su país al petróleo extranjero, duplicando de esta manera la energía renovable.
  • En mayo de 2011 el presidente Obama anunció que un equipo de inteligencia militar mató en Pakistán al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.
  • Entre sus grandes iniciativas se cuenta también el trabajo por las relaciones diplomáticas con otros países. Un claro ejemplo es el desmonte de tropas en Irak y los diálogos con Cuba.

Obama y su equipo se propusieron trabajar por todos los sectores estadounidenses. Quiso ser el presidente que necesitaban los americanos y tuvo fe en cada una de las personas que lo rodearon. Fe que lo acompañó durante su mandato y aún lo acompaña: “esa fe escrita en nuestros documentos constitucionales; esa idea susurrada por esclavos y abolicionistas; ese espíritu cantado por inmigrantes y colonos y aquellos que marcharon por la justicia”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO