En estas regiones debería pensarlo dos veces antes de tomar agua del grifo

En estas regiones debería pensarlo dos veces antes de tomar agua del grifo

21 de junio del 2015

Muchas veces ha tomado agua del grifo de su casa sin preguntarse cuál es la calidad del líquido que está tomando. Si vive en Bogotá no tiene de qué preocuparse, es bastante confiable.

También lea, ¿Cuánto podría durar el agua en Bogotá?

Sin embargo, en varias regiones del país el panorama cambia considerablemente. Hay varias zonas en las que literalmente no  debería aceptar ni un vaso con agua, si es del grifo.

También lea, ¿Tomar agua negra?

Según en el último informe del Instituto Nacional de Salud, revelado por la senadora María del Rosario Guerra de la Espriella, quien hizo hace dos semanas un debate de control político sobre el tema, las áreas rurales son las más perjudicadas en el tema de la calidad del agua, pues muchas no tienen acueductos, o éstos no cuentan con un tratamiento óptimo del agua.

Zonas de riesgo Colombia

“Se siguen observando grandes diferencias entre la calidad del agua suministrada en la zona urbana y la que abastece la rural, puesto que las cabeceras municipales han mostrado mejoría hacia niveles de riesgo bajo y sin riesgo; mientras que la calidad del agua en las áreas rurales o resto, se han mantenido en riesgo alto”, expone el informe.

“El Instituto Nacional de Salud ha mostrado que en los municipios pequeños en número pequeño de población, con mayores necesidades básicas insatisfechas, y las zonas rurales son los que están consumiendo la peor agua en Colombia”, le dijo la senadora del Centro Democrático a KienyKe.com.

El informe del Instituto Nacional de Salud reveló que el 40% de la población rural está en riesgo medio o muy alto de adquirir enfermedades por la baja calidad del agua para consumo humano.

Zonas de riesgo Colombia

Según indició la congresista y exministra, “el país ha invertido en los últimos años más de 18 billones de pesos en mejorar los servicios de acueducto, pero la calidad de agua se mantiene en unos niveles muy bajos”.

El informe citado señala que la mala calidad del agua está asociada con mayores índices de necesidades básicas insatisfechas. “La peor calidad de agua se da en los municipios más pequeños en población”, dice el informe conocido por este medio digital.

Bolivar

Sorpresivamente en la lista también aparecen tres ciudades capitales en las que la calidad del agua deja muchas dudas: Cartagena, Santa Marta y Popayán.

“En el caso de Cartagena la calidad del agua que se consume tiene bastante concentración de cloro y tiene otros componentes pesados que no la hacen apta para el consumo directo”, afirmó la parlamentaria.

Sucre

Por su parte, el informe resalta que hay un amplio porcentaje, 21.7 %, de la población colombiana que es afectado en su diario vivir al consumir agua con poco tratamiento o protección y agua cruda usada directamente de las fuentes, “con posibles eventos de mortalidad por abastecimientos de fuentes no mejoradas”.

María del Rosario Guerra indicó además que la información de salud en Colombia confirma el impacto nocivo de la mala calidad del agua con el surgimiento de enfermedades como gastroenteritis, fiebre tifoidea e infecciones intestinales.

Magdalena

El informe reveló que los departamentos que presentan la peor calidad en el agua potable son Bolívar, Magdalena, Sucre y La Guajira. La senadora aseguró que también se suma “el caso de la Mojana sucreña, donde hay rastros de mercurio en los afluentes fluviales que surten los acueductos”.

Frente al caso de Bolívar, la legisladora se cuestionó sobre la medición del Irca, Índice de Riesgo en la Calidad del Agua, según el cual en 2014 el acueducto de Río Viejo, que recibió una inversión de $5,250 millones en el periodo 2012-2013, surte agua inviable sanitariamente y con alto nivel de riesgo, “¿cuál es el control de calidad a las inversiones realizadas por el gestor Aguas de Bolívar?”, se preguntó la congresista.

Guajira

De otro lado, los municipios que presentan riesgo moderado en la calidad del agua son: Toledo, San Juan de Urabá, Cisneros, Argelia en Antioquia; Popayán, Timbiquí, La Vega en el Cauca; Mesetas y El Castillo en el Meta; Villarrica, Planadas, Santa Isabel, Roncesvalles en el Tolima.

Por último el informe hace una serie de recomendaciones.

“Es importante que los esfuerzos para mejorar la calidad del agua se den en todos los niveles, políticos, administrativos y técnicos, para promover acciones sinérgicas y actuar de forma eficiente ante los problemas detectados (…) Considerando que los hallazgos de este informe, reivindican las necesidades de estrategias de gestión y de mejor direccionamiento de los recurso del sector, que permitan disminuir las brechas del suministro del agua en cuanto a cobertura y calidad, para evitar morbimortalidad relacionadas con la mala calidad, principalmente en la zona rurales del país”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO