Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

Indicadores Económicos

Claudia Gurisatti, ascenso y caída de una estrella

Esta es la historia de vida de la niña mimada del canal RCN cuya suerte no ...

En el Colegio Gimnasio Central del Valle, en Buga, Claudia Gurisatti pedía el micrófono para presidir los actos de izada de la bandera y los eventos culturales de clausura del año académico. Las dos hermanas, Claudia e Isabella, terminaron sus estudios entre la tensión por la separación de su papá, un profesor de matemáticas de la Universidad del Valle de origen italiano, y su mamá, microbióloga de la misma universidad. Ambas acabaron refugiadas en la casa de la abuela paterna en Buga, donde crecieron independientes. Claudia soñaba con ser astronauta. Desde entonces aprendió a vivir a su antojo.

Gurisatti tiene 21 años de rodar libre por Bogotá. Solía recorrer la ciudad vestida de jeans, tenis, camiseta y una mochila en la que guardaba sus remedios para el asma, enfermedad que la persigue desde niña, lo mismo que su miedo por los ascensores. Estudió Comunicación Social en la Universidad Javeriana y antes de terminar la carrera ya estaba trabajando en los medios.

Realizó sus prácticas en el Noticiero AM/PM, cuando su director era Antonio Morales. A él le aprendió de periodismo, pero también de la vida. Fue su primer novio formal. Después vendrían otros amores, como el actor y libretista Diego Vivanco, el músico ibaguereño Santiago Cruz, con quien compartió apartamento y noches de bohemia en El Sitio, y el empresario Salomón Srour, propietario de la marca de ropa Salomon Azulú, fue un amor nacido en San Andrés, donde compartirían mucho tiempo. Con Srour tuvo a su hija Hanna. Pero estas relaciones forman parte del pasado porque en julio del 2011 se casó con el diplomático Antonio García y se trasladó a vivir a Manila, Filipinas.

Claudia Gurisatti  se casó en julio del 2011 con el diplomático Antonio García y se trasladó a vivir a Manila, Filipinas.

Gurisatti fue reportera de Buenos Días Colombia, un efímero noticiero que dirigió María Teresa Ronderos. Luego, mientras trabajaba en el noticiero CM&, Carlos Julio Ardilla la escogió para que fuera la presentadora del nuevo canal que saldría al aire el 7 de Agosto de 1998. Gurisatti esperó varios meses el arranque del canal, que nació bajo la dirección general de Paulo Laserna, la orientación periodística de María Elvira Bonilla y la producción de Luis Calle. Hasta que llegó el día. Claudia Gurisatti se estrenó con la transmisión de la posesión presidencial de Andrés Pastrana y, desde ese día, mostró su habilidad para enfrentar las cámaras sin importar el escenario, la noticia o el entrevistado. Rápidamente se convirtió en la imagen de “Nuestra Tele”, el eslogan con que se lanzó el canal.

Durante 13 años ha trabajado allí, con un agitado ritmo que ella misma escogió. En una época combinó el rol de presentadora de la emisiones de las 7:00 y las 9:00 p.m. con el de entrevistadora de La Noche, programa periodístico estrella en los primeros años del canal y que ella pasó a dirigir.

Tiempo después y por motivos de seguridad debió retirarse un par de años del país. Trabajó desde Nueva York para los medios de los Ardila, entre ellos asumió la corresponsalía de La F.m. en Estados Unidos. Cuando regresó al país asumió la dirección del programa radial, reemplazando a Julio Sánchez Cristo en marzo de 2003, al tiempo que retomó las riendas de La Noche y la presentación del noticiero de las 7:00 p.m.

Para facilitarle el trabajo radial matutino, RCN le adecuó un estudio de transmisión en su apartamento. Más tarde desistió de la radio para acompañar a Ardila en su nuevo empeño: consolidar un canal de noticias internacional para la población hispanohablante dispersa por el mundo. Vicky Dávila la reemplazó en la dirección de La F.m., y Gurisatti se dedicó al montaje de NTN 24 con total autonomía de criterio para darle forma, contenido y estructura a la programación.

 Su lugar en RCN lo ha conseguido con trabajo pero también con el apoyo incondicional de los Ardila y, en especial, de Carlos Julio, quien desde el primer día apostó por su rostro, tenacidad y audacia periodística. En la memoria de los televidentes está la imagen de la rubia Gurisatti enfrentada en directo, sin telepromter, a la trasmisión de la instalación de los diálogos de paz con las Farc en el Caguán, cuando Manuel Marulanda, alias ‘Tirofijo’ dejó la silla vacía y el presidente Andrés Pastrana tuvo que sortear la expectativa nacional e internacional de un proceso que nacía cargado de frustración.

Dos años después, Gurisatti apareció de bluyines y poco maquillaje en el nudo de Paramillo, desafiando con sus preguntas al misterioso y poderoso líder las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño. La entrevista la obligó a salir del país por amenazas de las Farc, que fueron advertidas por el propio fiscal Alfonso Gómez Méndez. Probó de nuevo su nervio periodístico cuando logró transmitir las primeras imágenes del accidente del avión de Aires que se quebró en tres pedazos cuando aterrizaba en el aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés. Ella se hallaba de descanso en su casa de la isla ese 16 de Agosto de 2010. Brincó como un resorte y salió hacia la pista, desde donde tomó varias fotos con su celular que fueron emitidas por televisión.

Reemplazó a Julio Sánchez Cristo en la dirección de La FM cuando él se retiró a fundar W Radio.

Gurisatti ha manejado buena parte de los hilos del poder en Noticias RCN. Se convirtió en la interlocutora de Carlos Julio Ardila incluso muchas veces por encima de directores como Paulo Laserna, Daniel Coronell y Álvaro García. Ella ha permanecido incólume frente a cada crisis, acoplada a los nuevos vientos en su cómoda oficina, desde donde se divisan los corredores del canal. Allí disfruta, igual que el vicepresidente creativo Fernando Gaitán, de una licencia exclusiva: fumar en las instalaciones del canal.

Esa confianza del propietario de RCN con la Gurisatti llegó al límite cuando le concedió todo el poder para crear el canal de noticias que fue lanzado el 3 de noviembre de 2008. Tal era el ímpetu y ambición que, en privado, las directivas le decían a sus periodistas que en poco tiempo NTN24 le pondría la pata a CNN. La confianza era toda. En una entrevista que le concedió a Viena Ruiz para la Revista Nueva, Gurisatti contó que cuando le informó a su jefe, Carlos Julio Ardila, sobre su decisión de casarse y trasladarse a vivir al exterior , éste le había dicho : “esta es tu casa y en la casa de uno, se entra y se sale cuando se quiere”.

 Gurisatti intentó organizar su vida en sus propios términos. En Filipinas, a donde se fue a vivir, revisaba la continuidad de los programas, e intentó dirigir NTN24 con el subdirector Héctor Fabio Cardona y su productora de confianza desde los tiempos cuando inició La Noche: Gladys Arciniegas Polo. A la distancia creyó que podía manejar a las más de 1.000 personas, entre periodistas, camarógrafos, productores, realizadores, jefes de emisión y un equipo de corresponsales internacionales que tiene NTN24. Pero las cosas no le salieron. El canal no logró comercializar los espacios de la manera que sus exigentes gastos requerían y desde diciembre las directivas tomaron las primeras decisiones durante el viaje que Claudia hizo a Colombia. Con todo, arrancaron los primeros rumores de que había llegado el ocaso del proyecto.

Pero las decisiones drásticas llegaron este año cuando las directivas anunciaron la salida del aire de varios programas: Entrevista Andrea, Conexión América, En Suma y Cazanoticias, conducidos por importantes figuras como Silverio Gómez, Pedro Medellín, y Hassam Nassar. Aún no está clara la suerte del Canal NTN24, se especula incluso que puede fusionar con los grandes de la televisión de habla hispana. Pero lo cierto es que a Claudia Gurisatti le cambió la vida y ya no será la estrella con emporio propio en el grupo RCN.

  • Hernan Toro II

    “desafiando con sus preguntas al misterioso y poderoso líder las Autodefensas Unidas de Colombia, Carlos Castaño.”

    Yo diría, haciéndole un publirreportaje.

  • gloriasoto

    Son víctimas de su propio invento, saturan y viven de salto en salto hasta que desaparecen.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310