Brujería, un negocio que existe gracias a los ingenuos

Brujería, un negocio que existe gracias a los ingenuos

7 de Agosto del 2016

En las calles es muy común encontrar carteles promocionales en los que se ofrecen servicios esotéricos y de hechicería con el fin de comunicarse con los muertos o atraer a una persona amada y mantenerla atada por medio de la brujería. Pero ¿Son estos rituales realmente mágicos o en cambio se trata de un complejo y exitoso negocio?

Lea también: De guerrillero a pitonisa: el hombre que se hizo mujer en la cárcel

Son miles las personas que recurren a este tipo de servicios. Las razones pueden ser muchas: Temas de amor, prosperidad, salud, conectarse con un ser querido en el más allá, procurar el mal de alguien, conocer el futuro, etc. Motivos hay muchos, y brujas dispuestas a cumplir estos deseos también. La necesidad y los deseos llevan a una gran cantidad de colombianos a dar su dinero, sin importar cuanto sea.

Por eso, Andrea Ramos, periodista de Testigo Directo, se dio a la tarea de visitar varios sitios en donde se hace este tipo de trabajos. Con cámaras ocultas llegó a locales en los sectores de Galerías, Restrepo y Chapinero. En cada sitio contó una historia diferente, falsa, procurando la ayuda de los brujos.

Además: Gracias a la brujería, Hugo Chávez sintió el llamado para ser presidente

‘No creo en las brujas, pero de que las hay, las hay’, dice un dicho popular. Muchos hechizeros ofrecen traer de vuelta a esa persona que tanto ama, hacerle mal a un enemigo, y garantizarle buena fortuna. Pero primero usted deberá pagar por una consulta.

Los precios de las consultas varían entre los 30.000 y 50.000 pesos. En las tres en las que estuvo la periodista le dijeron cosas muy similares, pese a que las historias que contó eran diferentes y falsas. Todos los brujos afirmaron que la supuesta expareja de Ramos estaba con otra persona. Incluso algunos se atrevieron a describirla.

Puede ser de su interés: ¿Qué tanto han estudiado los cabecillas de las Farc?

Estos trabajos los pueden hacer presenciales en consultorios o por vía telefónica. En Internet solo basta con buscar ‘Brujas Bogotá’, y se encuentran cientos de páginas ofreciendo tratamientos espirituales contra todo tipo de males. Todos afirman que los trabajos a distancia son tan efectivos como los presenciales.

Sin embargo, todas estas sesiones terminan con el ofrecimiento de realizar un tratamiento, el cual puede costar cuotas desde $500.000 hasta tres millones de pesos. Nestor Prado, lingüista que ha dedicado su vida a estudiar lo esotérico, explica un poco sobre este negocio.

Además: La bruja que puso de rodillas a todo un pelotón

“Nunca un brujo te va a decir ‘venga, pague los $50.000 y ya, se solucionó el problema’. Ellas viven de estos trabajos y cada que las personas van donde ellas les cobran más”.

¿Por qué tipo de tratamientos cobran? Existen muchos como amarres, entierros, pociones, rezos, ritos espiritistas. Si quiere alejar a una persona, le ofrecerán un amarre, si le desean accidentes, enfermedades o ruina alguien, le dirán que entierre un muñeco en el cementerio, y que luego de varias sesiones de rezos, a la persona la seguirá la mala fortuna, incluso la muerte.

Para ello harán uso de las llamadas magia blanca, magia negra y magia roja, la encargada de trabajar con los sentimientos y emociones. Dependiendo la dificultad, aumenta el precio. Entre más largo el tratamiento, el cual siempre va a alargarse más, más cuotas deberá cancelar.

La periodista preguntó por si el tratamiento no llegase a funcionar. De ser así, las brujos no dirán que sus poderes y habilidades no existen, sino que afirmarán que el fracaso de los conjuros es por causa de su fe, de no creer en lo que la espiritista hace.

Se cree que son miles de millones que este negocio logra al año, solamente en Bogotá. Lastimosamente son muchos los colombianos que dejan sus ahorros en manos de personas inescrupulosas que juegan con sus deseos, temores y anhelos con el fin de lucrarse cada vez más.