Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

El peligro de los alimentos chinos

Guisantes teñidos, aceites reprocesados y leche en polvo con mercurio son algunos de los productos que ...

comida china

La comida producida en China tiene en alerta a los europeos. La historia sobre la leche en polvo contaminada que intoxicó a 300 mil bebés y mató a cuatro, se sigue repitiendo. La prueba más reciente es que 11 mil estudiantes alemanes resultaron intoxicados por unas fresas provenientes de Qufu, una pequeña población famosa por su valor histórico. Desde 2008, los escándalos por alimentos contaminados producidos en China van en aumento.

China, además de ser un gran proveedor de tecnología, ropa y juguetes, se ha convertido en una gran despensa de comida para el mundo. Según una publicación en The New York Times, el valor de las exportaciones de alimentos se ha duplicado entre 2005 y 2010 alcanzando así los 41 mil millones de dólares. La miel y el ajo son sus productos más populares en Europa. La expansión es el resultado de los precios bajos y cantidades; aspectos llamativos para grandes empresas como Nestlé, Unilever o Metro.

comida china

Entre las trampas más sonadas en los medios de comunicación está la venta de orejas de cerdo falsas, guisantes teñidos de verde que pierden el color al cocinarse y aceite usado en restaurantes, reprocesado y vuelto a embotellar. También se han registrado cacahuates con mal olor, frutas con azufre, pasta con gusanos, pescado contaminado y alimentado con estiércol de cerdo, leche en polvo con mercurio y té con aditivos prohibidos. El periódico China Daily se atrevió a decir que hasta existían huevos de gallina falsos.

En medio de la reciente polémica, el activista chino Wu Heng se convirtió en la piedra en el zapato de los productores de alimentos. Luego de que Heng leyera en la prensa como algunos cocineros de restaurantes en China añadían químicos a carne de cerdo barata para que pareciera de res, creó la página web Throw it out the window (Tíralo por la ventana). Un espacio donde recopila todos los escándalos de la industria alimentaria china.

La manera como se producen los alimentos es la mayor amenaza para los consumidores. En las grandes tierras, donde se cultivan frutas y verduras, se usan pesticidas en dosis excesivas. Lo mismo sucede con los antibióticos en la cría de animales.

A causa de tantos escándalos, Bruselas creó un sistema de alarmas que envía información a los países de la Unión Europea cuando encuentran un producto contaminado. Hasta hace unas pocas semanas se contabilizaron 262 avisos. Por ahora, las autoridades europeas recomiendan a los habitantes comprar productos locales y de la temporada.

Fuentes:

*The New York Times

24 Horas Chile

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310