Indicadores Económicos

El sexo con animales no es mito, es una realidad

Zoofilia

‘Zoofilia’ es una palabra de origen griego que quiere decir: ‘zoon’, animal; y ‘philia’, afinidad. Se refiere a la atracción sexual de un humano hacia un animal que no pertenece a su especie. También existe el término ‘bestialismo’. Los estudiosos sobre el tema afirman que la diferencia está en que un ‘zoofílico’ es quien se siente atraído hacia un animal, y ésta es casi una orientación sexual. El que practica el ‘bestialismo’ es quien tiene relaciones sexuales con animales. Del dicho al hecho…

El periodista Ryan Duffy, de la revista VICE, viajó a Cartagena exclusivamente a confirmar los rumores que afirman que en el norte de Colombia los hombres tienen sexo con burros. “Lo creeremos cuando lo veamos”, dijo. Lo interesante de sus descubrimientos es que haya llegado hasta Cartagena esperando comprobar un acto de bestialidad con un burro, pero solo encontró burras y se fue del país sin que le contaran que también se cometen actos sexuales con burros, que nada tiene que ver con cómo se hace con una burra. A la burra se la monta por la vagina, al burro, en cambio, se le amarra una cuerda a los testículos que cae hasta el piso y se amarra a una especie de pedal. Cuando se aprieta el pedal, el burro cierra el ano, que es por donde es penetrado. Si Duffy se fue de aquí aterrado, fue porque, claramente, no le contaron cómo es con un burro…

Entre los hallazgos del periodista de la revista VICE llama la atención el hecho de que niños de hasta 10 años pierden su virginidad con una burra, actividad que es parte de la cultura del lugar y por lo tanto no es mal vista, todo lo contrario. De hecho, lo que no es aceptado es que un niño de doce años ande por ahí siendo virgen, y es esto precisamente lo que vuelve esta actividad algo completamente normal por lo que nadie que lo practica se avergüenza. Algunos locales aseguran que sus médicos siempre les han dicho que tener relaciones sexuales con una burra asegura el crecimiento del pene y augura un matrimonio exitoso (una vez que se casen con su pareja). Otros explican el fenómeno argumentando que como Colombia es un país tan católico, las mujeres son vírgenes hasta el matrimonio, entonces el hombre debe poder practicar y por ello es que lo hacen con burras. Las mismas mujeres no condenan el acto de bestialidad, siempre y cuando no se cometa cuando estos hombres tengan ya una mujer.

A pesar de que ésta sea una practica común en los pueblos más humildes de la costa colombiana, no es exclusiva de las clases bajas.

Fulano de Tal es un hombre a punto de cumplir cincuenta años. Es dueño de una compañía muy exitosa, está casado con una mona de pelo alisado y cartera Hermes y tiene cinco hijos. Cuando era niño estudió en un colegio privado en Bogotá, uno de esos colegios del norte cuyos estudiantes viven todos en el norte. Cuando tenía 16 años y aún no se había graduado del colegio, se fue a una finca de sus abuelos en Codazzi, Cesar (a una hora de Valledupar), a donde iba muy seguido a pasar las vacaciones con sus primos. En una de esas idas estaba el sobrino de uno de sus tíos, un joven de su misma edad. El joven le preguntó si había comido burra alguna vez. Jamás lo había hecho. Entonces organizaron un paseo a una finca cercana a comer burra con otros dos amigos.

Allá llegaron y encontraron dos burritas en un potrero. Los animales estaban muy inquietos, como si supieran lo que les esperaba. Entonces se demoraron en enlazarlas y cogerlas, las parquearon frente a un montículo de tierra, pues la burra es más alta y quien penetra la burra se debe poner de pie sobre el montículo. Ambas burras, ya tranquilas, no hacían ruido o pateaban. Les limpiaron la vagina con agua de una botella. Cada uno se masturbó un poco para excitarse y a Fulano de Tal le tocó de primeras porque era el único cachaco y el único que nunca había tenido esa experiencia. A la burra se la agarra por los muslos, y se corre la cola del animal hacia un lado, sosteniéndola con la mano apoyada en un muslo. Cuando Fulano penetró al animal, sintió algo muy suave y caliente, pero de lo que más se acuerda y lo que le pareció más satisfactorio de la experiencia es que la vagina de la burra succiona y eso lo ayudó a estimularse. Cuando volvieron a la finca, Fulano se bañó porque sentía mucha impresión.

No se arrepiente, pero tampoco está orgulloso de lo que hizo. Es una experiencia a la que define como “sabrosa”, pero no es como para repetirla. Nunca se lo contó a nadie, solo lo supieron quienes estaban allí. Si los hijos de Fulano de Tal le propusieran el tema, él no los llevaría. Prefiere llevarlos a donde una prostituta.

Hokusai

Es una experiencia sobre la que no habla, y no la repetiría jamás. Fulano es un tipo muy curioso que piensa que las cosas se deben probar para poder opinar al respecto. No le recomendaría a nadie que lo hiciera, porque los humanos deben estar con humanos, los animales son para otra cosa.

Una explicación para argumentar esta práctica podría ser debido a que los ancestros del ser humano sobrevivían principalmente gracias a la agricultura, por lo que vivían rodeados de animales. Quizá esta sea la razón por la que comenzaron a tener relaciones con estos animales, por encontrarse muy lejos de cualquier pareja –humana– potencial. Este estilo de vida les dio la oportunidad constante de tener encuentros sexuales con estos animales.

Otra explicación de la que es prueba el arte, la música, el folklor y la literatura, está en las civilizaciones griegas, romanas y egipcias en que reinaron los dioses antropomórficos, por lo que se les dio carácter de deidad a las cabras. Tener sexo con una cabra aseguraba más cercanía con los dioses. En Roma existían burdeles con diferentes nombres dependiendo de los animales que allí se ofrecieran. Caprarii era para cabras, Belluarii era para perros, y Ansenarii era para pájaros. No fue hasta que el Viejo Testamento decretó que la zoofilia merecía la pena de muerte que el bestialismo pasó de moda y se volvió un tabú que hoy en día se practica en la clandestinidad.

Zoofilia

Es una práctica llevada a cabo por mucha más gente de la que el común denominador cree. Expertos en el tema aconsejan que si va a realizarse tal actividad, debe usarse protección en forma de condones para hombres y mujeres. Un gran riesgo es la clamidia, cuya aparición data desde hace casi 7500 años, entre los judíos de la Península Arábica. Es sabido que es muy común encontrar clamidia en la lana de ovejas y se dice que si en la red sexual de una persona aparece alguien con clamidia, esto quiere decir que alguien en dicha red está practicando la zoofilia.

  • jorgez2009

    costeños hijoeburras

    • NELSON ZAMORA PULGAR

      cachacos hijuesicarios

      • Na

        cachacos….. quienes son los zoofilicos quienes tiene como cultura comer burra? los costeños o los cachacos?

    • Martibus0207

      http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-3829594  siga hablando.. que los cachaquitos hasta burdeles de animales tienen.

  • QUE PASO ?

    De mal gusto el articulo

    • DanielBoom

      Cuando usted aprenda a escribir, podrá decir eso. Mojogatos.

      • QUE PASO ?

        Y es que usted me va a enseñar ? No sea hue@@n 

  • Hernan

    Que escrito falaz y malintencionado. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-3829594

  • Frvecchio

    Por que nadie habla de las cosas buenas de Cartagena (o sera que no existen?)… pero solamente escriben sobre prostitucion, zoofilia, pedofilia…

  • Yoli_yur

    Las cachacas tienen es el conocido pincher o cualquier perrito miniatura…preguntenles para que???

    • Na

      cachacas……. por favor no generalize que si vamos a ver son las costeñas que se vinieron a vivir a bogota y tiene esas puercas constumbres

    • http://www.facebook.com/profile.php?id=516051925 Ángela Camargo Hiperreal

      será su madre la q se acuesta con perros, pq acá la gente EDUCADA no tiene sexo con animales. Eso se llama crueldad con animales y debería ser penalizado por la ley.

  • MANDE 79

    ES VERDAD PERO LO UNICO QUE DIGO SI ESO SE VE MAL PORQ EN EL MUNDO  NO SE VE MAL QUE TENGAN RELACIONES DOS PERSONAS DEL MISMO SEXO………. CUAL ES LA DIFERENCIA?

    • Na

      que las personas son animales racionales mientras que un burro no tiene razon; para el es lo mismo un hombre que un burro y desafortunadamente hay personas que pareciera que tiene un gen animal dominante

    • Newjuanmarco

      Respete señor…

    • chompi1231

      si tiene mucha diferencia porque los seres humanos tienen conciencia y si lo practican es por su propio gusto, en cambio los animales no poseen raciocinio por lo mtanto es un abuso ese es mi punto de vista
       

  • Verdad?

    Virginia siempre realista y directa. Yo vi el vídeo de Duffy aquí en Europa y no se habla de Costeños o Cachacos. Aquí creen que es en toda Colombia.

  • Hugosanjudas9776

    A mi un amigo costeño me comentò que las burras estàn tan acostumbradas que los buscan.

  • Colectivomiau

    copiado de wikipedia OJO copiado de wikipedia 

  • colombacho

    jajajaja enfermos , hijueperras todos….

  • Lukascortes

    Por un artículo respecto a un tema que el mismo autor dice no haber comprobado no se puede juzgar a toda nación y su comunidad, no puede afirmarse esto de los colombianos, y mucho menos de todos ellos. De lo contrario podría afirmarse que todos los españoles son ladrones porque en el pasado colonizaron América, o que todos lo Alemanes son asesinos por las marcas de su pasado.

    Pienso que afirmaciones como estas solo deben realizarse bajo el lente de una investigación etnográfica seria y clara, que de cuenta de una población, de una intencionalidad científica. Para no entrar, como ahora, en juicios a prior respecto de una comunidad, sea ésta de nuestro favoritismo o no.

  • lian

    DE  DONDE ES USTED SENORA MEYER..?

    ES UN ARTICULO MUY MAL INTENCIONADO Y SIN FUNDAMENTO.

  • IVANRIVASPERDOMO

    Aqui la escribiente trata de hacerse celebre con este artículo, cuyo titulo resulta incoherente con lo comentado, por lo que resulta pobre y risible, observen que en el título habla de que “no es un mito, es una realidad”, y si asi es como se demuestran las realidades, estamos bien atrasados en Colombia, y mas bien podemos decir nosotros los Costeños que la Zoofilia con las burras hoy dia ya no existe, tal vez hace muchos años cuando el sexo era un tabú para los muchachos de doce y hasta de quince años,  este escrito parece haber sido narrado a punta de puro Condorito,  es decir, de los cuentos que van y vienen de esas personas cuentachistes y mentirosas que pregonan cosas sin que hayan sucedido, ese cuento del burro, gran mentira, ese cuento es macondiano, salido de la imaginación de los susodichos mentirosos, ese cuento  es hermano de aquel cuento que narra del pelao que le puso el pene a un novillo para que le hiciera sexo oral y fue tanto el chupon que le dio el novillo, que al pealo se le undieron los ojos, asi de ese tamaño es el escrito de esta tal Virginia, por tanto es una ofensa para los Costeños que inventen estas cosas, y para informacion de Virginia le comento, que estamos bien dotado por cuestion de la raza, y no, por zoofilia alguna.

  • Amanda Hardleech

    no por que “pase” deja de ser NADA MAS que una aberración.  Ademas parte fundamental de sexo es una relación consensual… Cuantos de estos animales realmente “consienten” semejante acto? Muchos humanos parecen hacer cosas por que simplemente “pueden”, no por que sea correcto, y en eso radica la bajeza de esas acciones. Muy de acuerdo que este articulo es vulgar. En que contribuye a la sociedad semejante “tema”.

  • Hukan

    primero singular, masculino, como el personaje en la historia,  o es que penetraron la burra todas al mismo tiempo y mujeres.    Estos artículos mal escritos, que las personas hablen mal, puede ser cultural, de primeras es muy característico de las personas de Bogotá, pero escribirlo me parece de mal gusto e irrespetuoso hacia el lector, por favor revisen estilo antes de publicar.

    • Otra Opinion

      Totalmente de acuerdo con Ud, y que pensara de esto el baboso DanielBoom ?  Dice que no sabemos escribir pero el ni siquiera sabe como escribir mojigato !!!

  • Gilgarcia68

    Si es una burra de ojos azules y no es celosa no hay problema

    • chompi1231

      gas que aberracion

  • Tito de las Nieves

    ¿Cómo carajos se mantienen relaciones sexuales con un pájaro? (
    Ansenarii  )

    • Marthah59

      USTED NO SE PREOCUPE POR ESO..NOSOTRAS LAS MUJERES SOMOS LAS QUE TENEMOS RELACIONES SEXUALES CON LOS PAJAROS…JAJAJAJAJA

  • Lola_limón

    El articulo es interesante, pero ahora que lo pienso los artículos periodísticos casi nunca citan las fuentes sobre las cuales se han documentado.

    Pero en general el artículo me parece que nos hace reflexionar sobre la naturaleza humana es mucho más amplia que la dualidad hombre-mujer y esto data dese los orígenes del hombre.

  • Burromocho

    Te quiero burrita

    Porque no hablas

    ni te quejas

    ni pides plata

    ni lloras

    ni me quitas un lugar en la hamaca

    ni te enterneces

    ni suspiras cuando me vengo

    ni te frunces

    ni me agarrras

    Te quiero

    ahí sola

    como yo

    sin pretender estar conmigo

    compartiendo tu crica

    con mis amigos

    sin hacerme quedar mal con ellos

    y sin pedirme un beso”.

    Escrito por el poeta, genio y magnifico loco Raúl Gomez Jattin. Paz en su tumba y un porro a su memoria.

  • Marcosarzuaga82

     
    Costeños mamaburras

     Por: Marcos Arzuaga Serrano
    No
    es un mito, ni una leyenda, ni cuentos de pueblos o chismes costeños.
    En la Costa Caribe los hombres tenían relaciones sexuales con burras,
    yeguas, mulas y todas las  hembras de la categoría  equina del reino
    animal. Las peleas y celos entre los adolecentes en los años 60 y 70, no
    eran por las novias, sino por la burra del parque.

  • Marcosarzuaga82

     
    Costeños mamaburras

     Por: Marcos Arzuaga Serrano
    No
    es un mito, ni una leyenda, ni cuentos de pueblos o chismes costeños.
    En la Costa Caribe los hombres tenían relaciones sexuales con burras,
    yeguas, mulas y todas las  hembras de la categoría  equina del reino
    animal. Las peleas y celos entre los adolecentes en los años 60 y 70, no
    eran por las novias, sino por la burra del parque.
    Así
    como en algunos países donde hay rituales sanguinarios o de masoquismo,
    donde ponen a prueba a los jóvenes para pasar de  la adolescencia a la
    adultez. En la Costa Norte Colombiana, la cosa era más sencilla y llena
    de placer. La prueba reina era tener relaciones sexuales con una burra.
    Sí, esas de cuatro patas, grises y de orejas grandes.

     ¡Bueno!
    Muchas veces escuché decir a los amigos de los amigos de mis tíos, para
    no dejar a nadie en evidencia, y hasta a los primos burreros de mi
    mamá. Que la yegua era mejor porque absorbía, o sea, que la yegua
    chupaba más el pene y así eyaculaban más rápido. Pues algunos decían que
    cuando la fila de amigos detrás de la yegua era larga, resultaba mejor
    este animal, pues terminaban más rápido y la espera era menor. Sin
    embargo algunos decían que era la misma vaina, entre una burra y una
    yegua. Lo importante era tener la suya.
    Mientras
    las tribus aborígenes de Australia todavía someten a los adolecentes
    entre 16 y 17 años, a que  el médico brujo de la tribu, realice una
    circuncisión sin anestesia, el joven no debe demostrar ningún tipo de
    sensación de dolor, sino es considerado un cobarde que no merece ser
    parte de la tribu. En la costa esto sería una maldad. La única cara que
    ponían los jóvenes de la época, mientras tenían enganchada a una burra,
    eran gestos de felicidad mezclados con picardía de saber que ya eran
    hombres de una burra. 
    Esto
    poco a poco se convertía en un plan. O en un vicio bastante normal
    entre los adolecentes. En el colegio todos esperaban el timbre para
    salir, reposar un rato el almuerzo y se iban a hacer la primera tarea,
    la visita a la burra. Cuentos iban y venían, y uno que otro se iba
    convenciendo más de que estar con la novia orejona, era lo mejor.
     Unos
    de esos primos de mi mamá, ya tiene 65 años y cuenta buenas anécdotas
    sobre esto ´´unos se encargaban de llevar el  banquito que utilizábamos
    para montarnos y quedar a la altura del animal; otros llevaban una
    cuerda para amarrar las patas de la burra y otros hasta flores le
    llevaban a la novia del combo. Como le llamábamos´´ con la misma
    picardía y con los ojos cerrados como recordando esos momentos, y un
    whisky en la mano, así recordaba el primo terrible de la familia las
    anécdotas de las burreros.
    Para
    que un niño de la secta de los cazadores Matis de Brasil pueda
    convertirse en un hombre, debe soportar que se le aplique veneno en los
    ojos, ya que según dicen, esto ayuda a incrementar su capacidad ocular;
    una vez hecho esto, el joven debe ser sometido a golpizas en donde
    también se utilizan látigos y todo tipo de objetos pesados.
    Que
    difícil es convertirse en hombre en esas tribus. En la costa la única
    golpiza que podían recibir, era una patada de la burra o de la yegua. Y
    eso, esto sucedía cuando no le agarraban bien la cola o cuando le
    amarraban mal las patas. Eso contaba el primo.
     En
    Vanuatu, país insular localizado en el océano Pacífico Sur. Está la
    tribu también llamada Vanuatu, donde los ritos de iniciación son
    aterradores. A los 8 años, los hijos de quienes ya son parte de la secta
    deben demostrar su masculinidad saltando, desde una torre que está
    construida en madera y que cuenta con al menos 50 metros de altura, con
    una cuerda atada a los tobillos. La cabeza del niño debe tocar el suelo,
    algo extremadamente peligroso ya que un fuerte golpe puede causarles la
    muerte.
    Insisto,
    que sufrimiento es ser hombre allá, mejor ser gay o mujer en un país
    como estos. En cambio en la Costa  Norte de nuestra querida Colombia,
    era más bacano.  La única cuerda que se ataba, era en los cascos de la
    burra. El ritual era cuadrar la cita y listo, la burra nunca decía que
    no. Se montaban en un banquito y  empezaba lo bueno.  Detrás el resto de
    novios esperando turno.

    Historia de un cachaco
    Un
    amigo cachaco, de esos que a veces se le sale el costeño con un eche y
    un nojoda; que toca guitarra tarariando vallenatos;  que toma Old Parr y
    bastante cerveza solo cuando el sol está fuerte. Ese mismo cachaco de
    sombrero vueltiao y que anda con caja, guacharaca y acordeón en el baúl
    del carro. Estuvo el departamento  de Córdoba  trabajando. Ahí se
    encontraba muchos personajes que le alimentaban esas ganas de ser
    costeño. Él, Jorge Rubiano, un tipo de 42 años, blanco y de caminado
    lento y pausado a la vez. Solo escuchaba y escuchaba las anécdotas de
    los nativos.
    Toño,
    el  baquiano de Tuchín, era un joven de la región quien servía de guía y
    a la vez instruía a los forasteros cachacos en los cuentos pueblerinos,
    que además son más sanos que los de cualquier ciudad. Ése  joven moreno
    de 22 años de edad, les contaba en ese puro e inconfundible dialecto
    costeño, las anécdotas de cómo era mamarse a una burra.
    Cuando
    Toño había cumplido los 15 años, decía, haber sentido la necesidad de
    desahogo sexual, las erecciones eran frecuentes, se buscaba entonces su
    primera vez, no fue su padre quien atendió su inquietud, fue su abuelo
    materno quien notó que Toño ya sentía el llamado del sexo, lo inició en
    la terapia del ladrillito o el banquito.
     Dijo
    entonces el abuelo: ´´mira mijo, en el potrero que está al lado del
    jagüey  podemos llevar a Rita la burrita, buscas la bonga (árbol típico
    de la región) que está dando más sombra al ganado  y amarras el laso al
    árbol mientras con otra cuerda le aseguras las patas de atrás,
    finalmente pones el ladrillito; te paras en él;  consientes a Rita por
    unos minutos y cuando ella  se pasme, te la mamas poco a poco y
    lentamente´´. Así el abuelo de Toño, hacia las veces de sexólogo o de
    Alexandra a tu manera.
     La
    sensación era bastante caliente, contaba Toño. ´´Eso se aprieta tanto
    que uno  se asusta pero  ese miedo se convierte en placer, chupe y chupe
    esa animála´´ .Luego se vuelve una costumbre que no se puede dejar de
    practicar. Según él, quien no ha mamado burra, no sabe lo que es una
    hembra.
    Será
    qué por eso nunca le llamamos a la mujer, así, mujer. Mi mujer. Sino
    que Preferimos decirle mi hembra, te presento a mi hembrita. Creo que el
    subconsciente nos traiciona o queremos que ellas tengan los dotes
    vaginales de una burra, caliente y que absorba.

     Mientras
    que el cachaco se convence, que durante su adolescencia  perdió el
    tiempo en Bogotá por no haber sido absorbido por lo caliente que es una
    burra, los cuentos y relatos de Toño todavía son una realidad, pues en
    muchos pueblos de la costa norte, los amoríos con burras y yeguas,
    todavía se ven.
    Con
    cuentos de pueblos o citadinos, los amigos de los amigos de mis tíos,
    el primo terrible de mi mamá, el compadre Toño y hasta el cachaco que se
    cree costeño, coincidieron en unas palabras muy sabias. ´´Es mejor
    tener un burra amarrada en el patio de la casa, que una mujer
    cantaletosa y celosa  amarrada a la pata de la cama.´´

    Dato curioso
    Esto
    de mamaburra sea o no, original de los costeños. Al fin y al cabo, si
    vamos al interior del país aceptamos el calificativo cariñoso que nos
    dan los cachacos de: ´´Costeño bulloso y mamaburra´´, pero que bien nos
    sentimos cuando nos dicen esto. Sin embargo hay dudas sobre la
    originalidad costeña de esta práctica. Parece que vino del medio
    oriente, exactamente de  los Persas, quienes  son los primeros
    sospechosos. Parece que los judíos y los turcos también tenían romances
    zoofilicos. Y para la muestra un botón, encontré la prueba reina.

    • http://profile.yahoo.com/ODZCOFP5WIH7N3QPM4CRBCY6SI Janneth

       Señor, usted escribe mejor, que la mujer del propio artículo!!! está muy entretenido… :) :)

      • pestilmao

        eso si es verdad, ademas no fue redundante como el articulo…..venga pase la hoja de vida jajajajajajajajaja

    • anikey

      Sr. Y despues de tener contacto intimo con animales, ¿las personas pueden tener una vida sexual normal?, hay repercusiones psicologicas? ¿es una practica que se deja de hacer o se queda arraigada? ¿se crea conciencia sobre el el acyo realizado?

  • http://twitter.com/MONIKMARIAV MONICA MARIA

    Yo vi el video del americano, es impresionante impactante  y si eso es asi con las burras ni me imagino con los burros hhaaaggggg

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=516051925 Ángela Camargo Hiperreal

    Qué se puede esperar de un país donde hay coleo, cabalgatas, ferias, corridas de toros?

    Pues q los niños sean zoofílicos y q la sociedad justifiqe el bestialismo como un acto normal cuando evidentemente se trata de algo simple llamado ABUSO DE ANIMALES. Qué asco me da la gente colombiana, y luego qieren q no hayan prejuicios sobre ésta nacionalidad…. qué asco, lo peor es q justifiquen estos actos de crueldad con animales…..

    • chompi1231

      puedo apostar que usted es una degenerada que se las da de muy muy y aprenda a respetar y a no generalizar que Colombia no es un asco entonces para que se interesa en ver lo de este pais ignore nos es un favor que nos hiciera mal hablada

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=516051925 Ángela Camargo Hiperreal

    Qué se puede esperar de un país donde hay coleo, cabalgatas, ferias, corridas de toros?
    Pues q los niños sean zoofílicos y q la sociedad justifiqe el bestialismo como un acto normal cuando evidentemente se trata de algo simple llamado ABUSO DE ANIMALES. Qué asco me da la gente colombiana, y luego qieren q no hayan prejuicios sobre ésta nacionalidad…. qué asco, lo peor es q justifiquen estos actos de crueldad con animales…..

  • http://www.facebook.com/Bulachi JLen GóIg

    Cachaco que se respete, le han puesto cachos con un costeño. De ahí la pendejada de chiste sonoro que siempre hacen que somos mama burras. Pero la realidad es un solo una, no todos los costeños son mama burras y que desde hay cacachas en la costa, las burras han pasado a un segundo plano. Sin ofender.

  • http://profile.yahoo.com/RTYNCBOFMYWFJVEQ3P4Z6B52NM hussein

    Y esto es cierto, yo vi el reportaje que hicieron en España respecto a el tema de las burras.

    Los musulmanes pueden tener con ovejas si no existen hembras humanas, pero después no pueden comerse la carne de esta.
    Eso está en sus libros sagrados.

  • Frances Farmer

    Se dice que una parte de el ritual para ser PSIQUIATRA es fornicar con un burro, no una burra, porque en el caso de los psiquiatras, es el burro el que los penetra, hasta que el psiquiatra se desmaya. Y sólo hasta que es así, le dan la licencia para poder recetar drogas psiquiátricas.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278