Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

En la cama de Hemingway duermen dos gatos

Romería mundial para visitar la casa del autor de “El viejo y el mar”.

Heminway-p copia

Justo que así sea. En su cama matrimonial –por donde pasaron cuatro esposas y quién sabe cuántas mujeres más- duermen ahora dos gatos que pasaron a ser parte de la decoración de la casa del escritor Ernest Hermingway.

Habló primero de las esposas. A los 21 años se casó con Hadley Richardson, con la que tuvo un hijo, Jhon (padre de Margeaux y Mariel Hemingway). Se divorciaron para dar paso a Pauline Pffifer en París y se vinieron a vivir aquí a la casa de Key West. Tuvieron dos hijos.

En Cuba –dice la crónica oficial- se casó con la escritora Martha Gelhorn y después (cuarto matrimonio) con Mary Welsh, que le acompañó hasta su muerte.

Esta casa de Cayo Hueso no fue el escenario del suicidio. Hemingway había comprado una nueva vivienda en Ketchum (Idaho) y ese 2 de julio de 1961 se disparó “deliberadamente” con su escopeta preferida. Andaba por los 62 años y en la última década había obtenido el premio Pulitzer y el Nobel de Literatura. Había escrito y publicado con éxito siete novelas, cuentos y ensayos que lo consagraron mundialmente. De manera póstuma se siguieron publicando otras obras.

El asunto de los gatos es bien particular. Además de su gusto por la literatura, las mujeres, las aventuras, la caza, Hemingway amaba los gatos. Llegó a tener sesenta en esta casa. Los que duermen en su habitación y abundan en la vivienda “tienen seis dedos, por un gen dominante que pervive en ellos”. Esta característica –explica el guía- era propia de los gatos que traían los capitanes de barcos a Key West desde Boston en los años 20. Se considera que estos gatos traen buena suerte. Hay una especie de cementerio para los gatos, cada uno con su “lápida”.

heminway-02

Otros datos

-Hay muchas fotos del escritor periodista, así como recuerdos de la primera guerra mundial. Hemingway tenía 18 años cuando sirvió en el ejército italiano para la Cruz Roja. Con esa experiencia escribió “Adiós a las armas” (1929).

-Tras haber estado en España, al inicio de su guerra civil, en 1936, escribió “Por quién doblan las campanas”. De su estancia en Cuba es “El Viejo y el Mar”.  (hay fotos por toda la vivienda de esos viajes y experiencias).

-Los muebles de la casa son españoles, del siglo XVII

-Los platos utilizados en comedor y cocina son finlandeses.

-Un gato de cerámica imponente instalado como guardián fue un regalo de Pablo Picasso a Hemingway en París.

-En un edificio detrás de la casa principal está ubicado “el cuarto de escritura”. En Key East, Hemingway escribió el 70 por ciento de sus libros.

-La piscina fue idea-sorpresa  de su esposa Pauline, que costó 20 mil dólares de la época, todo un dineral porque la casa completa la había comprado por 8 mil dólares.

“Para expresar su descontento, Hemingway sacó un centavo de su bolsillo y se lo dio a Pauline, mientras irónicamente le decía que dadas las circunstancias le hacía entrega de su último centavo. La broma perdura porque puede verse el centavo en el suelo de cemento de la piscina”.

 

 

 

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310