“Antanas Mockus no es buen ser humano”

30 de agosto del 2012

El ex alcalde de Bogotá destapa su rabia contra Antanas Mockus, pero también critica a Santos, a Uribe y a las Cortes.

Antanas Mockus y Enrique Peñalosa

El ex alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa considera que Antanas Mockus es “un mal ser humano, con quien nunca quisiera volver a compartir ningún proyecto, después de lo ocurrido en la última campaña electoral”.

También se aleja del presidente Santos, critica al ex presidente Uribe, dice que las casas de Vargas Lleras no son la solución, afirma que la Corte Constitucional se excede y pretende cogobernar y –obviamente – piensa que Bogotá no va bien con Petro.

Sobre Mockus:

 –Antanas respaldó que Uribe nos acompañara en la aspiración a la Alcaldía. No fue una locura mía. Dijo ante el país y ante la televisión que el interés de Bogotá estaba por encima de sus diferencias con el ex presidente.

Sin embargo, decidió lanzarse. A la gente se le olvida eso. Fue una candidatura ridícula que no prosperó. Y yo no podía salir a decir que Uribe fuera un leproso, como pretendía Antanas.

Es increíble la actitud de Mockus, después de todo lo que trabajamos por él. Hizo toda esa pantomima para lanzarse a la Alcaldía. Los ciudadanos juzgaran si es un buen ser humano o no. Yo creo que no. No me parece muy buena persona y no quisiera estar nunca a su lado en ningún otro proyecto”.

Sobre el Presidente Santos:

–No podemos seguir con un Presidente que está haciendo todo lo que es popular y no lo que es necesario para sacar al país adelante, por pensar en su reelección.

En el caso de las tarifas y el cargo fijo en lo eléctrico. Es una definición técnica, que además se había venido trabajando por orden del gobierno del 2007, pero como le restaba popularidad echó la decisión para atrás. Lo mismo ocurre con muchas determinaciones de su gobierno.

A mí me gustaba la reelección pero cada vez me gusta menos, porque los presidentes en vez de hacer lo que es necesario, se dedican a buscar popularidad. El presidente Santos se enfrenta a los camioneros y dice que va a cambiar unas normas absurdas, pero de inmediato cede y lo hace porque no quiere entrar en ninguna pelea.

Propone una ley de educación y retrocede ante lo obvio: que debe haber inversión privada en la educación. La inmensa mayoría de colegios y universidades en Colombia son empresas privadas disfrazas de fundaciones.

Santos se echa para atrás ante la primera dificultad. Recula en las reformas a las corporaciones regionales, que son entidades desastrosas. Cuando ve que los congresistas se incomodan, porque tienen capturadas esas corporaciones, completamente compradas y corruptas, el Presidente retrocede.

Y así pasa en casi todo con el Doctor Santos. Habría soluciones de fondo al programa urbano de Colombia, pero el principal obstáculo es la tierra. Más de la mitad de las viviendas que se han hecho y se hacen en las ciudades colombianas, son ilegales. A las personas más pobres los obligan a ir a sitios inadecuados, sin espacios públicos. En eso habría que hacer un gran banco de tierras que compre extensiones de tierra para que la gente tenga parques. Pero es más popular salir a regalar 100 mil viviendas en un acuerdo político con Germán Vargas y no se hace lo que hay que hacer.

Es bonito regalar 100 mil viviendas pero esa no es la solución de fondo frente al tema urbano.

Sobre el ex presidente Uribe:

–Lo admiro, lo estimo, considero importante lo que hizo en su gobierno, pero me he ido alejando de sus guerras y enfrentamientos políticos.

Sobre la Corte Constitucional:

–Yo pienso que, en muchas ocasiones, la Corte ha cometido abusos, y pretende sustituir al Gobierno. Toma decisiones sin importar los costos.

El año pasado, la Corte falla que los recicladores tienen que ser socios en las empresas de recolección de basuras de Bogotá. Absurdo. La democracia no es que la Corte tenga un poder infinito, una especie de dictadura ilustrada. Creo que los gobiernos elegidos, buenos, regulares o malos, son los que deben gobernar y no una Corte de sabios. La Corte tiene un papel importantísimo y por eso le hemos dado un poder sin límites. Y en mi opinión están abusando.

¿Usted apoyaría un nuevo proceso de paz?

–En ese tema de la paz hay que darle todo el margen al Presidente y la autonomía, aunque yo soy escéptico. Ojalá que Santos tenga éxito para bien del país, siempre y cuando de ninguna manera se vaya a debilitar la acción del Ejército y la Policía y que los colombianos no olvidemos por un solo instante, el terror y el daño que nos han causado los grupos guerrilleros.

Es imposible que el Estado colombiano, no tenga la capacidad de derrotar siquiera a los delincuentes, a los mini delincuenticos que hay por todos lados en las ciudades. Creo que hay que hacer lo que sea para que haya seguridad total. Si es necesario que haya servicio militar más amplio e incluso de policía.

¿Le jala a la Presidencia?

–Quizá del edificio. Yo creo que es útil que haya políticos como yo, que de alguna manera tenemos un reconocimiento nacional, que no tengamos una aspiración y podamos decir lo que es responsable.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO