Indicadores Económicos

“Hay cosas que no pueden cubrirse”

Mujeres maltratadas, Arabia Saudita, Kienyke

En la India y Arabia Saudita la violencia contra la mujer es un fenómeno oculto. Dos campañas publicitarias buscan que todas aquellas que han sido abusadas sexualmente o golpeadas por su esposo se atrevan a denunciar.

“Hay cosas que no pueden cubrirse”

La Fundación Rey Khalid Charitable, dedicada a brindar protección jurídica a quienes han sido maltratadas, creó una campaña a inicios de 2013 llamada: “No más abuso”. Es la primera vez que se hace una estrategia para combatir la violencia y el abuso.

Maltrato a la mujer en Arabia Saudita, Kienyke

En Arabia Saudita las mujeres no pueden mostrarse en público sin su atuendo tradicional, viajar libremente, y hay pocas leyes que las amparen en casos de violencia y tienen prohibido conducir.

La campaña tiene el eslogan: “Hay cosas que no pueden cubrirse”. Se trata de una mujer que lleva su cara cubierta y golpeada. El aviso tiene números telefónicos de los refugios para víctimas de violencia doméstica.

Diosas hindúes golpeadas

Las diosas hindúes Saraswati, Durga y Lakshmi hacen parte de una campaña en contra de la violencia doméstica en la India. Las fotografías han sido replicadas por diferentes medios de comunicación en el mundo.

En este país las mujeres tienen grandes dificultades desde antes de nacer. Según un estudio realizado por la revista médica The Lancet, entre 300 y 600 mil niñas son abortadas. Durante su infancia son víctimas de discriminación, reciben menos comida y van con menos frecuencia al colegio. Muchas son obligadas a casarse antes de los 16 o 18 años.

Diosas maltratadas, India, Maltrato a la mujer, Kienyke

La campaña fue creada por la agencia de publicidad Taproot para una organización llamada Save our Sister. Las imágenes de estas diosas golpeadas han ganado varios premios en diferentes festivales de publicidad.

Los mensajes de la campaña indican que más del 68 por ciento de las mujeres en la India son víctimas de la violencia doméstica. Además enfatiza en hacer oraciones para no recibir bofetadas, golpes con cinturón, puñetazos y patadas.

En India solo el 29 por ciento de las mujeres trabaja. Así lo indican datos de la Organización Mundial del Trabajo. Las viudas son marginadas o se les repudia por considerar que traen mala suerte. Además, un informe de Unicef asegura que más de la mitad de los hombres adultos en la India considera que un marido tiene derecho a pegar a su esposa en determinadas circunstancias.

  • jdpm93

    Interesante propuesta.

  • zancudosverdes

    Que desdicha nacer mujer en esa tierra, ¿qué clase de mentalidad es esa?

  • CB18

    Es tan culpable la actitud del abusador, como la parsimonia de la abusada. El día que una mujer oriunda de países fundamentalistas, lidere una revuelta, secundada por la mayoría de sus congéneres y se desliguen del velo engañoso de su religión; seremos testigos de la mayor revolución nunca antes vista en la humanidad.

    • Marian

      El maltrato en general (no solo al sexo femenino, sino también a niños, animales, etc.) es independiente del nivel socioeconómico, cultural y no está determinado por creencias religiosas. Las estadísticas del primer mundo son alarmantes y las del tercer mundo son inciertas o falseadas, debido a la falta de denuncia e incompetencia de las autoridades involucradas. No se requiere una revolución femenina, se requiere evolución de la mente humana. La violencia nunca es la respuesta a la violencia.

      • CB18

        No está determinado por creencias religiosas? dígale eso a una mujer musulmana. No se requiere revolución? La evolución de la mente humana? Desde Jesús hay quienes se han sentado a esperarla y luego de 2000 años, nada de nada.

        • Marian

          Nadie maltrata por mandato, aún dentro de los musulmanes hay quienes optan por no violentar. Quienes desean violentar utilizan cualquier motivo como pretexto, entre ellos el religioso o la necesidad de una “revolución”. El Dr. Ngozi se ha dado cuenta de ello y después de luchar con la corrupción en su país sabe que hay que comenzar a cambiar y “no sentarse a esperar”. Cambiar nosotros, inculcar el cambio y ser un ejemplo de cambio. Ciertamente no lo veremos y quizá nuestros nietos tampoco, pero si no comenzamos siempre será golpe por golpe y es precisamente esa mentalidad la que ha violentado estos 6000 años de historia humana desde que formamos grupos (sumerios y mesopotámicos)

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278