Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

La confesión de Laura sobre la muerte de su novio

¿Qué dijo la estudiante de los Andes en una prueba de polígrafo sobre la muerte de ...

Laura Moreno, la joven estudiante de la Universidad de Los Andes enredada en la muerte de su ex novio Luis Colmenares, no ha querido hablar. Sus abogados le han recomendado no dejar entrar a nadie en su residencia de Ciudad Salitre, en Bogotá, donde cumple detención domiciliaria y espera su juicio. Allí se definirá si ella y su amiga Jessy Quintero son o no copartícipes del homicidio de su compañero de universidad.

Laura, de 21 años, insiste en su inocencia. Hasta ahora sólo le ha confesado su versión a un polígrafo computarizado LX5000 de la marca Lafayette y de serie No. 371541. El pasado 27 de octubre, un experto contratado por la defensa de la estudiante lo utilizó para entrevistarla, y ella volvió a asegurar que no tuvo nada que ver en la muerte de Colmenares.

A las preguntas ¿Favoreció usted de alguna manera la muerte de Luis Colmenares? ¿Participó usted de alguna manera en la muerte de Luis? ¿Sabe usted con seguridad qué personas habrían ocasionado la muerte de Luis? Laura respondió que no y la máquina le creyó. A continuación, KIEN&KE publica el informe de polígrafo que contiene su versión. Nadie sabe si un juez aceptará esta prueba:

“El día sábado 30 de octubre del año 2010 salió de su casa rumbo a la residencia del joven Luis Andrés Colmenares, posteriormente recogieron al joven Gonzalo Gómez y con otros amigos de Luis Andrés se dirigieron a la discoteca de razón social Pent-House, a la cual llegaron siendo aproximadamente las 22:00 horas. En el sitio estaba Jessy Quintero esperándolos con las entradas a la discoteca.

Permanecieron en el lugar hasta las 2:30 horas del día 31 de octubre, hora en la cual se hace el cierre de los establecimientos del sector. A la salida del establecimiento, estaban esperando a que el valet parking les trajera la camioneta de propiedad de la entrevistada, cuando Luis Andrés Colmenares salió caminando rumbo a la avenida 85 a comprar un perro caliente. Detrás de él salió Jessy Quintero y la examinada. Caminaron por la Calle 85 hasta llegar a la carrera 15 en donde compraron un perro caliente. Allí el señor Colmenares habló por teléfono celular, la examinada dijo desconocer quién era su interlocutor.

Laura Moreno y Jessy Quintero, detenidas por la Fiscalía, saben qué pasó el día de la muerte de Luis Colmenares.

Agregó que posteriormente el señor Colmenares salió corriendo por la carrera 15 con dirección al norte, sin dar explicación. Durante el recorrido la entrevistada se comunicó varias veces con Jessy y le manifestó el lugar en el que se encontraban hasta llegar a un parque.

Al llegar al sitio la entrevistada cogió a Luis Colmenares de la camisa quien le manifestó que se sentía mal, que lo soltara que no quería sentirse acorralado. Empezaron a caminar por la ciclo ruta del sector. Laura se comunicó nuevamente con Jessy Quintero manifestándole que se encontraba en un parque desconociendo que era el parque El Virrey. Fue entonces cuando nuevamente el señor Colmenares salió corriendo con dirección al caño del parque y cayó al mismo.

Manifestó la entrevistada que en ese momento se comunicó con Jessy indicándole que Luis Colmenares se había caído al caño y que no lo veía. Indicó la examinada que inició la búsqueda de Luis intentando alumbrar con su celular pero fue infructuoso pues no observó nada. Se percató en ese momento de que en el parque no había más personas y no pasaba nadie por el lugar, por lo que optó por esperar a que los compañeros de Luis llegaran y le ayudaran en su búsqueda.

La madrugada de su asesinato, Luis Colmenares no se despegó de Laura Moreno (izq.) ni de Jessy Quintero (centro).

Señaló la entrevistada que pasaron aproximadamente cuatro minutos cuando hicieron presencia Jessy Quintero, Gonzalo Gómez, Guillermo Alfonso y cuatro personas más en la camioneta de su propiedad.

Una vez en el sitio los amigos de Colmenares optaron por iniciar una búsqueda por el borde del caño, pero la visibilidad era poca. Continuaron con dirección a la carrera 15 para tratar de ubicarlo en esta avenida, por si había salido más adelante fuera del caño. Minutos después se presentaron en el CAI de la Policía Nacional para informar lo sucedido.

Señaló la entrevistada que posteriormente se dirigieron de nuevo al lugar donde se había caído Luis Colmenares para tratar de bajar al caño en donde Mateo Medina le colaboró para bajar hasta el fondo. Señaló Laura Moreno que el lugar estaba oscuro, el agua casi le daba hasta las rodillas y le tocó salir nuevamente por los olores fétidos que expelían las aguas.

Posteriormente y de nuevo en el CAI se encontraron con otras personas y llamaron a los bomberos para que apoyaran en la búsqueda sin que se lograra ubicar a la persona desaparecida. Siendo las 05:30 de la mañana del 31 de octubre llegaron a las instalaciones policiales la señora madre y el hermano de Luis Colmenares, a quienes le comentaron todo lo sucedido y sobre las 06:00 am la entrevistada se retiró a descansar a su lugar de residencia.

Manifiesta Laura Moreno que se despertó más o menos a las 11:00 horas del mismo día y procedió a llamar a los amigos de Luis Colmenares, con el fin de saber si ya había regresado o qué se sabía de él. Al no obtener noticias optó por trasladarse nuevamente al sitio de los acontecimientos, a donde llegó a las aproximadamente 12:00 del medio día. Allí se encontró con una tía y un tío del desaparecido y dos compañeros más. Procedieron nuevamente a buscar en el caño y en la avenida 15 preguntando por Luis Andrés. Dijo la entrevistada que no tiene las horas claras pero que en esta actividad estuvieron toda la tarde.

La Fiscalía tiene puesta la lupa sobre Carlos Cárdenas, novio de Laura Moreno, quien podría saber qué ocurrió con Luis Colmenares. 

Comentó la examinada que siendo aproximadamente las 18:30 horas fueron llamados al Parque el Virrey las personas que estaban colaborando con la búsqueda. Al llegar al sitio se dieron cuenta de que los bomberos estaban nuevamente allí y manifestaron que una persona estaba en el caño y debían llamar a medicina legal para que se hiciera presente. Hasta ese momento, indica la entrevistada, se dio cuenta que Luis Colmenares estaba muerto.

De otro lado Laura Moreno es enfática en afirmar que no fue abordada para participar en ningún hecho delincuencial en contra de la humanidad de Luis Colmenares. Aseguró no haberse dado cuenta de que alguna persona conocida o extraña se hubiera acercado para pretender o causar algún daño a Luis Andrés. Negó además estar favoreciendo o encubriendo a alguna persona que estuviera comprometida de manera irregular en los hechos que le causaran la muerte a Luis Andrés Colmenares. En este sentido argumentó la examinada que lo sucedido se debió a un accidente y en ningún momento se trató de un hecho criminal”.

Según el informe la versión de Laura es creíble. Sin embargo, todavía quedan muchas preguntas por responder como, por ejemplo, ¿quiénes eran las otras cuatro personas que estaban en la camioneta de Laura esa madrugada?, ¿se comunicó Laura con su papá esa noche ante la terrible desaparición de quien en ese momento era su novio? Sólo ella puede tener la clave. Por lo pronto la máquina de un polígrafo la declaró inocente. El misterio continúa.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310