El minero al que las sustancias cancerígenas persiguen hasta en sueños

El minero al que las sustancias cancerígenas persiguen hasta en sueños

24 de agosto del 2015

Una pinta de “cachaco”, corbata, saco, zapatos embolados, traía José Nicolás Brito, de 56 años, desde su natal Fonseca, La Guajira. A pesar de sus dolencias en varias partes del cuerpo, tras haber trabajado más de 30 años en una mina a cielo abierto, soportó ese viaje por tierra desde tan lejos, para participar en un debate de control político en la Comisión Séptima del Senado, donde se abordó el tema del estado de salud actual de los mineros en el país.

Lea también,  La mina que le ‘sacó la piedra’ a una localidad en Bogotá.

José Nicolás tiene dos hernias discales lumbares y tres cervicales, problemas en los manguitos rotadores de ambos hombros, también disminución visual, así como desgastes en las dos rodillas, que le dejó su trabajo en una de las minas del Cerrejón. Allí inició su trabajo desde 1983, primero como operario en el arreglo de las vías en las que transitaban las volquetas de la mina, luego fue camionero, también operó tractor y motoniveladora.

También lea, ¿Qué sector económico tiene la peor imagen en Colombia?

Según relató, con problemas de columna hay otros 700 trabajadores en las minas que tiene el Cerrejón. Sin embargo, José Brito, quien por 15 años hizo parte del sindicato de mineros Sintracarbón, se considera afortunado, pues hasta el momento no ha presentado algún síntoma de cáncer, que es el fantasma que recorre a los trabajadores y municipios aledaños donde se extrae el carbón, según dijo.

El tema lo obsesionó desde el momento en que empezó a ver cómo lentamente se desvanecía la vida de sus compañeros con una enfermedad pulmonar mortal. Incluso citó un estudio hecho por la Universidad del Sinú, en el que expone que los compuestos químicos que producen esta enfermedad viajan por el aire y han llegado a poblaciones cercanas y no tan cercanas como San Juan del Cesar en La Guajira.

H-Cerrejon1-Jose Brito

Denuncia que ocho de sus compañeros tienen una enfermedad cancerígena que produce el sílice que es extraído de la tierra. Dos de ellos ya fallecieron.

“En el Cerrejón tenemos ocho trabajadores calificados con silicoantracosis que es una enfermedad cancerígena fatal, de los cuales, hay un caso de un trabajador que murió por esa causa, y otro que se está evaluando a ver si la causa del deceso fue el cáncer”, relató.

El extrabajador del Cerrejón ha denunciado desde hace varios años que la empresa minera ha hecho oídos sordos frente a una realidad que estaría afectando a todos los trabajadores de la mina por exposición a material radioactivo.

“En el 2001 cuando tuvimos el primer caso, Sintracarbón le solicitó a Cerrejón que hiciera monitoreo a la salud de los trabajadores de acuerdo a las normas internacionales, pero nunca obtuvimos respuesta. Después aparecieron las guías de atención preventiva que dicen que deben hacer exámenes cada año, pero como no es de obligatorio cumplimiento, Cerrejón no los ha hecho, a pesar que el Ministerio de Trabajo ha dicho que si no cumplen con esos exámenes deben demostrar que tienen otro sistema más sofisticado para medir, y la empresa no lo ha hecho”.

José Brito afirmó que el Cerrejón ha tomado la decisión de no hacerle seguimiento a los trabajadores enfermos. “La minera a ninguno de los siete casos de los trabajadores enfermos les ha hecho esos exámenes anuales. Así mismo tenemos 700 compañeros con problemas de columna que trabajan en la producción, y la nueva tabla de enfermedades profesionales contempla que las personas que conducen equipo pesado presentan problema de columna, y por el tiempo de exposición son enfermedades laborales, pero no se han preocupado por ellos”.

El líder sindicalista indicó que Cerrejón en cuanto a seguridad laboral tiene un gran programa, pero en salud ocupacional tiene bastantes deficiencias. “En mi problema de columna, la junta médica nacional de calificación dijo que era por la edad, porque tenía 45 años, lo que según ese informe todas las personas de esa misma edad tenían que tener hernia discal, pero nunca tuvieron en cuenta las condiciones en las que trabajaba”.

Frente a sus excompañeros de trabajo que todavía siguen extrayendo carbón y expuestos al silicoantracosis, José aseguró que el Cerrejón no quiere reconocer la exposición por tiempo que tuvo cada trabajador al compuesto químico radioactivo. “A eso hay que añadir que hay personas que tienen turnos de doce horas sentadas al frente de un equipo y exponiéndose a los compuestos químicos nocivos”.

No obstante, José Nicolás fue más allá y manifestó que habría una manguala con la ARL que cubre a los mineros de accidentes o enfermedades laborales. “El representante de la ARL dijo en el 2008 que no existía en el Cerrejón ningún caso de problema pulmonar, a pesar que en el 2002 calificaron a un compañero como silicoantracósico. Es más, Cerrejón tiene seis mil trabajadores y en el programa de salud ocupacional la empresa dice que tiene más de cuatro mil expuestos a la sílice cristalina”.

¿Por qué un compuesto mineral oculto en la tierra estaría generando un problema de salud pública en los alrededores de la mina?

“El 70 por ciento de la corteza terrestre es sílice, y hay una diferencia entre la sílice vegetal y la cristalina. Ésta última va por debajo de la vegetal, y tiene cristobalito, que afecta al pulmón cuando se aspira y es cancerígena al momento de extraerse, pues viaja en el aire”, explicó el mismo José Nicolás, quien reveló que la posibilidad de contraer cáncer no le deja conciliar el sueño.

Kienyke.com consultó el informe de la Universidad del Sinú, al que se refirió Brito, el cual expone el grave riesgo para la salud de los que están cerca de la mina.

“La minería de carbón a cielo abierto genera grandes cantidades de material particulado, polvos fugitivos y metales pesados, gran parte de las cuales son liberadas a la atmósfera donde constituyen mezclas complejas, uno de los mayores riesgos ocupacionales para la salud y seguridad de los trabajadores si tenemos en cuenta los efectos sinérgicos de la mezcla resultante. En este sistema de minería, el carbón extraído también es almacenado a cielo abierto, donde puede sufrir procesos de combustión espontánea incompleta, producto de su exposición a la luz solar y a elevadas temperaturas, constituyendo una importante fuente de Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAPs), sustancias con una actividad mutagénica y carcinogénica comprobada”, dice el informe elaborado en el 2007.

Cerrejon

De igual manera, este medio digital conoció un auto que expidió la entidad encargada de vigilar y preservar los recursos naturales y ambientales de ese departamento, Corpoguajira, en marzo del 2013, en el que se ordena abrir una investigación contra el Cerrejón “con el fin de verificar los hechos u omisiones constitutivas de infracción a normas de protección ambiental”.

En el auto, dicha entidad expone algunas irregularidades que estarían poniendo en peligro no sólo el ecosistema donde está presente la mina, sino la salud de los que permanecen en cercanías de las mismas.

Actualmente Brito Mendoza está liderando el proceso de reclamación ante la empresa minera para que él y todos los trabajadores de la mina a cielo abierto sean beneficiados con la anticipación de la pensión de vejez por hacer parte de un trabajo de alto riesgo.

Estas denuncias las expuso José Brito en la Comisión Séptima del Senado, donde el senador Jesús Alberto Castilla citó a altos funcionarios del Gobierno para que explicaran qué estaban haciendo para contrarrestar los efectos nocivos de la explotación minera en los trabajadores.

Kienyke.com habló con Álvaro López, uno de los voceros del Cerrejón quien aunque aceptó que la minería del carbón tiene riesgos, desmintió que Cerrejón tenga desprotegidos a sus trabajadores.

“Uno de nuestros principales valores como compañía es la salud y seguridad de nuestros trabajadores, por lo que no escatimamos esfuerzos por garantizar unas condiciones laborales seguras para nuestros empleados. En el Cerrejón tenemos todo un departamento de seguridad, encargado de efectuar una serie de actividades, labores y medidas orientadas a prevenir accidentes, enfermedades laborales, corregir riesgos, realizar el mejoramiento de las medidas que buscan establecer un ambiente laboral sano y saludable”.

López explicó: “Tenemos una actividad minera que desempeñamos con unos equipos específicos, unas palas eléctricas, brazos hidráulicos, camiones, que como condición indispensable para que se puedan usar, tienen que tener un sistema de aire acondicionado. Si un equipo de estos no funciona correctamente no puede ser operado. Asimismo, el trabajador de la mina está aislado, lo que evita que reciba contaminación de polvo, carbón, como ocurre en las actividades de minería subterránea, donde los trabajadores están expuestos a enfermedades pulmonares como la silicoantracosis”.

Frente al manejo de compuestos químicos riesgosos señaló que la empresa cuenta con “un sistema de gestión del manejo de químicos, que sigue la regulación de la OIT, para asegurarnos que los trabajadores tengan la instrumentación adecuada con el fin de recudir el riesgo. También hemos hecho análisis de todos los productos químicos, en varios de los cuales encontramos que hay algún riesgo para los trabajadores, y lo que hacemos es removerlos de esas operaciones y reemplazamos el producto químico por uno que no represente riesgo”.

Álvaro López negó que algunos trabajadores de la mina hayan tenido enfermedades respiratorias por la misma explotación del carbón. “En nuestros registros oficiales no tenemos trabajadores que hayan padecido enfermedades por exposición a productos químicos, los cuales son utilizados principalmente en los talleres de mantenimiento de equipos mineros, pero no es que nuestra operación esté basada en el manejo de grandes productos químicos.

(…) Como toda actividad humana, tenemos obviamente riesgos en nuestras operaciones de minería, en el manejo de los camiones, las palas, pero tenemos implementadas las medidas de control que nos permiten minimizar esos riesgos, de tal forma que tenemos controladas las circunstancias de afectación de salud  de nuestros trabajadores”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO