En la mente de Rafael Uribe Noguera

En la mente de Rafael Uribe Noguera

22 de Diciembre del 2016

Perfil psiquiátrico de Rafael Uribe Noguera

En enero de 2017, si la justicia hace lo que tiene que hacer, se conocerá la condena de Rafael Uribe Noguera. La Fiscalía pide la máxima pena: 60 años de cárcel por los delitos de feminicidio, violación y secuestro de Yuliana Andrea Samboní.

Cada cosa que se conoce del caso sorprende más que la anterior y mientras que avanzan los investigaciones, padres de familia y la opinión pública en general, tratan de entender qué pasó por la cabeza de Uribe Noguera en el momento de perpetrar el espantoso crimen. La psiquiatría tiene la respuesta; eso no quiere decir, advierten expertos, que el arquitecto deba tener consideración de la justicia.

KienyKe.com consultó expertos en salud mental para analizar la mente del presunto asesino. Las conclusiones preocupan: Enfermedades, como la que podría tener Uribe Noguera, no tienen cura.

Lea también: Las dos horas que enredan al hermano de Rafael Uribe Noguera

“Es difícil dar un parte oficial sin conocer a Rafael Uribe Noguera, pero puedo decir que la mayoría de abusadores sufren del trastorno asocial, conducta biológica que altera las emociones del ser humano y que difícilmente puede ser curada”, dijo a este medio el director del programa de Medicina de la Universidad de la Sabana, Álvaro Romero.

Según el experto, al ser considerado un trastorno biológico, se desarrolla en el entorno que la persona tiene desde su niñez hasta su edad adulta.

alt Rafael Uribe Noguera KienyKe

¿Es posible tratar niños que presentan comportamientos psicópatas?

A un niño es más fácil tratarlo. Con el pasar de los años las cosas se complican.  El experto explica que el maltrato injustificado hacia los animales, se cataloga como un factor que vale la pena considerar.

Lea también: Las 12 mil ‘Yulianas’ que el país ignoró

“Cuando maltratan en exceso a los animales de la casa, tienen un comportamiento agresivo y les pegan por diversión, índica que es mejor llevarlos a consulta, no porque puedan sufrir el trastorno, sino para descartar cualquier complejidad”. puntualizó el psiquiatra.

Hay aspectos que suelen tener los violadores de niños: “El egocentrismo, la mentira para justificar todo tipo de acciones y la búsqueda de placer”.  Algunos de estos comportamientos podrían estar asociados a las conductas realizadas por Noguera, de 38 años.

Con el interrogatorio que se le hará al taxista que según Francisco, hermano de Rafael Uribe Noguera, los transportó del edificio Equus a la Clínica Navarra, se buscará identificar si el mentiroso no solo es noguera, sino también su hermano, a quien las autoridades tienen en la mira.

Lo que Catalina y Francisco, hermanos de Rafael Uribe Noguera declararon en los juzgados de Paloquemao el pasado nueve de diciembre, confirma que el asesino confeso de Yuliana tenía como estilo de vida los excesos.

“Siempre van a querer probar cosas nuevas, la vida con excesos les da placer y en algún momento todo lo que hacen (incluso violar y asesinar) les va parecer normal”, señala el doctor Romero.

Lea también: Las dos horas que enredan al hermano de Rafael Uribe Noguera

La mentira para justificar cualquier acción. “Estaba tomado, estaba drogado, no sabía lo que hacía en ese momento, son algunos de los pretextos más utilizados”. Rafael Uribe se habría escudado en esta tesis cuando, en su momento, se dijo que las acciones en contra de Yuliana las podría haber hecho bajo los efectos de las dosis de cocaína consumidas el día del crimen, versión que se fue al suelo cuando medicina legal informó que esta sustancia no interviene en las acciones directas del sujeto, “todo se hace con voluntad y conciencia”, dice el experto.

Por su parte, la Jefe del área de salud mental de la Universidad de la Sabana, Yahira Guzmán, considera que cuando se dice que Noguera “está loco”, es un error . “No fue casual, él sabía lo que hacía con la niña”.

Guzmán también expresa que este tipo de trastorno asocial es difícil de curar y de tratar, “el egocentrismo y el bien propio es lo único que les importa”.

El ego de una persona con este problema es, tal vez, el arma más peligrosa. “La persona puede pensar que sus víctimas también sienten placer”.

Muchos de los violadores de niños piensan que sus víctimas sienten satisfacción por estar con ellos. Tienen pensamientos encontrados, aumenta su descarga de adrenalina y la violencia les da placer.  “Es complicado afirmar cualquier sensación que tenga una persona. Sin embargo, por lo general los psicópatas tienen cosas en común”.

Los expertos consultados por este medio coinciden en afirmar que este tipo de trastornos son difíciles de tratar por una sola razón: “Cuando solo importo yo, no voy a considerar negativas mis acciones sean las que sean. Eso se refleja cuando hablan de sus violaciones y asesinatos, a muchos no se les ve la culpa porque no la sienten y se vuelven repetitivos en sus delitos”.