Indicadores Económicos

¿Qué opinan viejos alcaldes de la Bogotá de hoy?

Exalcaldes Bogotá, Jaime Castro, Luis Prieto, Juan Martín Caicedo, Kienyke

¿Cómo está Bogotá? ¿Qué tal perciben la administración de Gustavo Petro? ¿Qué obras desarrollaron algunos de los exalcaldes de la ciudad en sus períodos de administración? Tres ex alcaldes de Bogotá: Luis Prieto Ocampo, Juan Martín Caicedo y Jaime Castro le cuentan a KienyKe en estos testimonios cómo fue la evolución de la ciudad, qué tipos de administraciones han ido marcando el devenir de la capital y qué piensan de la Bogotá de hoy bajo la administración del actual mandatario.

Luis Prieto Ocampo, (septiembre de 1975 – diciembre de 1976)

Luis Prieto Ocampo, exalcalde, Bogotá, Kienyke

“Hay que hacer las obras de Bogotá, pero se deben planear y diluir en el tiempo dependiendo de la capacidad contributiva de la gente. Además, no se ha hecho ninguna obra pública, como la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO)”.

“Yo nunca me imaginé que iba a ser alcalde de Bogotá. La historia de cómo llegue a la alcaldía es bastante rara. Resulta que estudié ingeniería química y comencé a trabajar en Manizales levantando una empresa quebrada, porque mi padre insistió. Me encerré varios años en esa fábrica y como la saqué adelante, cogí mucho prestigio a nivel nacional. También fui el primer exportador de telas y me dieron la primera medalla de exportación. Después vendría la presidencia de la Andi: desde ese puesto yo nunca pensé que pudiera tener tanto poder en la vida. Con el tiempo conocí al señor Alfonso López Michelsen, que necesitaba una tribuna para hablar en Manizales, pero toda la ‘godarria’ del momento no lo quería recibir porque decían que era comunista. Yo lo ayudé a organizar una reunión a la que para nuestra sorpresa la mayoría de asistentes fueron mujeres, después de que no esperábamos que fuera nadie. Desde ese día nos hicimos muy amigos.

En un viaje que hice con mi mujer a San Francisco, California, decidí llamar a ver cómo andaba todo. La respuesta fue ‘y usted porque pregunta eso: ¿Es qué acaso no sabe que hace cuatro días lo nombraron alcalde de Bogotá?’ Llamé al Presidente para saber porqué no me avisó y él me dijo que estuviera tranquilo, que me quedara unos días más. Le dije a mi mujer que nos devolviéramos. Ya me había amargado el viaje y tenía que ver dónde quedaba la Alcaldía porque no la conocía.

Finalmente llegué a reemplazar a Alfonso Palacio Rudas. Comencé por desarrollar las vías de la ciudad con un presupuesto que mis antecesores ya habían conseguido con el Banco Interamericano de Desarrollo. La administración de Bogotá es una gran empresa productora, tiene unos presupuestos muy grandes y maneja unas empresas mayores que cualquier empresa industrial del país, es el caso del Acueducto y la empresa de Energía Eléctrica. Pero en ese entonces la vida era más tranquila y honesta y uno no tenía que estar al acecho de que lo estuvieran robando. En la administración pública había gente de la mayor distinción de la sociedad colombiana, personas muy educadas y así todo era más fácil.

De esa forma construí las obras de la Avenida Boyacá y la Avenida 30: vías que abrieron un espacio muy importante para la movilidad y circulación vehicular. Estábamos tomando medidas para que el crecimiento de la ciudad fuera compatible con la movilidad y habíamos contado con el maravilloso apoyo y planeación del grande urbanista Le Corbusier, a quien le habían encargado un proyecto para la expansión de la ciudad.

Entonces yo me pregunto:  ¿cómo es posible que desde ese entonces no se haya construido una vía de ningún otro tipo, si el número de carros se ha multiplicado por cien? ¡Tenemos las mismas vías de hace cuarenta años!

Luis Prieto Ocampo alcalde, Kienyke

Luis Prieto Ocampo fue uno de los alcaldes más entusiastas con el proyecto del metro en Bogotá. Compartía el pensamiento del alcalde de Washington acerca de que el costo de una obra pública no es lo primero que se debe analizar, sino su importancia para la ciudad. 

También en esa época, como ahora, hablábamos del metro.  Hace cincuenta años una empresa española y francesa, con las mejores referencias y que ayudó a construir el metro en París, me pidió una cita. Me dijeron: Señor alcalde es que no le va a costar nada. A cambio querían la concesión para empezar a explotar el carbón en El Cerrejón, en la Guajira. El presidente López se entusiasmó mucho: gozaba como un niño chiquito poniéndole nombre a las estaciones. Así es que todo iba bien y teníamos ingenieros haciendo estudios hasta que un día el presidente desistió del proyecto: dijo que el director de Planeación le había dicho que la solución serían ciclovías. Ante eso mi ánimo se fue al suelo y decidí retirarme. Lo que no se me olvida es una ocasión en la que me reuní con el alcalde de Washington y con el ex presidente de los Estados Unidos Gerald Ford. Nos mostraron las excavaciones del metro de Washington. Yo pregunté: ‘¿Cuánto les va a costar?’ La respuesta fue que el metro no tenía presupuesto: ‘una obra pública lo único que requiere para realizarse es que se necesite’. Por eso él abrió los huecos, porque sabía que después nadie los tapaba y tenían que continuar la obra. Me hubiera gustado abrir uno de esos huecos aquí.

Ahora que veo la ciudad siento mucha tristeza y en serio me dan ganas de llorar. La ciudad era una belleza con sus calles y desde que llegó el alcalde Luis Eduardo Garzón todo se vino al traste; él no sabía manejar el emporio que era Bogotá y en sus manos las calles se llenaron de huecos. Después llega el señor Samuel Moreno con escándalos de esa naturaleza y, por último, Gustavo Petro, que no es capaz de manejar a su equipo. Todos se le retiran y no los puede reemplazar. Eso es querer ocultar la incapacidad con prepotencia. Por otra parte, la cuestión catastral es imposible de pagar, hay que hacer las obras de Bogotá, pero se deben planear y diluir en el tiempo dependiendo de la capacidad contributiva de la gente. Además, no se ha hecho ninguna obra pública, como la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) que está atrasada y financiada. Esa avenida desahogaría la ciudad, y  Petro dice que no, que es para hacer parques, casas de vivienda social y tal. Esta debería ser la obra principal para que fuera una gran avenida que desahogue la ciudad. De manera que esto no tiene pies ni cabeza. Quién sabe a dónde nos conduzca”.

  • Katire

    Típico de los políticos Colombianos, salen a criticar en gavilla y ahora me pregunto: Y porque ahora critican, porque cuando ellos fueron alcaldes no lo hicieron?

    como primera medida Jaime Castro es un político Boyaco en el cual su provincia no es de las mas avanzadas de Colombia como para que le diera derecho de ser alcalde de Bogotá y Juan Martin Caicedo Ferrer es de Cali y solo lo recuerdo porque fue destituido por corrupto.

    Estos tipos tuvieron toda la maquinaria corrupta a su favor y no hicieron nada y ahora que toda esa maquinaria corrupta esta en contra de Petro porque no pertenece a ese nido de ratas, entonces ellos se unen a la critica de lo que ellos en su tiempo no hicieron.

    • manuel reyes

      si calificas a Jaime castro por BOYACO (es despectivo se debe decir boyacense)y su PROVINCIA no es de las mas AVANZADAS,, y eso no le da DERECHO a ser alcalde de BOGOTA.

      uno podría por analogia decir que PETRO es CORRONCHO que su PROVINCIA es TAN O MAS CORRUPTA como las demas, tampoco es la mas AVANZADA y que es de comun conocimiento que se practicaba sexo con burras. asi que los Bogotanos nos equivocamos con votar por el. (los que votaron por el )

      y te atreves a decir en otro post que respetas la gente.

      que comentarios tan faltos de argumento.

    • http://www.facebook.com/people/Gustavo-Alejandro-Bohorquez-García/790648438 Gustavo Alejandro Bohorquez Ga

      Me parece desatinado decir que Jaime CAstro por ser BOYACENCE no haya podido ser Alcalde de Bogotá? Bogotá es la ciudad de todos, es más el Dr. JAIME CASTRO ha vivido las 3/4 partes de su vida en Bogotá, me parece que no esta documentado, Juan Martín Caicedo Ferrer no fue destituido por corrupto, hay que leer la sentencia del año pasado donde la Nación debe pagarle una millonaria indemnización por el yerro de su destitución, usted cree que si fuera corrupto estaría de Presdiente de la CAmara Colombiana de la Infraestructura? No o creo. El Dr. Luis Prieto Ocampo, es la figura de la privatización de los Bancos públicos, eso si es denunciable, ya que junto con César Gaviria ayudó a enriquecer a Sarmiento Angulo. Será que Sarmiento no aprende las lecciones de la vida de Chávez? No nos llevamos nada de esta vida, así que señor Sarmiento distribuya su riqueza entre los que usted ha dejado sin techo.

      • Alejandro Hoyos

        sin embargo Martin Caicedo si robó.

  • http://twitter.com/gloria_soto_10 Gloria Soto

    Estos exalcaldes por que no dejaron el metro, habría salido más económico, lo mismo las compactadoras de aseo, deben ser de Bogotá, no de los contratistas, ninguno quiso a Bogotá o que le dejaron? Ahora por pena deberían estar callados.

    • http://www.facebook.com/people/Rafa-Marsiglia/575500710 Rafa Marsiglia

      Estoy de acuerdo contigo Gloria. Estas personas que comentan tienen una visión bastante egoísta de lo que debe ser la construcción ciudadana. A mi Petro me parece un buen alcalde, y compararlo con Chávez no tiene sentido.

      • http://twitter.com/refritto Refrito Jaramillo

        Rafa, Navarro no se aguantó más de 3 meses al lado de Petro, no se aguantó su arrogancia. Juan Carlos Florez destaca algunas ideas de Petro pero lo que más destaca es su ineficiencia y falta de gestión. No se puede tragar entero lo que nos venden los medios, hay que leer entre líneas y escuchar lo que dicen personas a las que se les puede creer.
        La arrogancia y la ineficiencia son dos pecados que un buen dirigente no puede cometer y que la gente no puede aceptar, porque esto refleja que le hace falta lo que se necesita para ser un buen gobernante.

  • http://www.facebook.com/froilan.uruena Jose Froilan Urueña Sanchez

    Me fascinan los argumentos de las personas ilustradas, Jaime Castro es de Boyaca, Juan Martin de Cali, pero Gustavo es de la muy sofisticada Cienaga de Oro Cordoba, donde no hay desigualdad, es gente tan ilustrada como para ignorar que Juan Martin Caicedo le gano al estado el pleito por su destitucion, porque se demostro que si podia hacer lo que hizo, que no es diferente a lo que la gente hace. Cuando uno tiene 5 operarios en una volqueta no hay compactadora que valga eso es un contrasentido economico y ambiental, se requieren tres dedos de frente para saber que la propiedad del equipo no importa si uno no tiene el sentido comun para saber usarlo. Un alcalde de Bogota no puede dejar metro porque se cofinancia en un 70% por la nación, asi que por lo general quien bloquea es el estado central hasta que se presente un proyecto serio, pero como todos son cortoplazistas excepto los que usan volquetas para recoger basura, porque ellos ya superaron el tema de los lixiviados, que solo es una mentira de la derecha, ojala conociera la gente bogota antes de hablar, tal vez como los exalcaldes si conocen.

  • Guest

    2

  • disqus_nMeTAYz0yC

    La crítica que ellos hacen refleja la impotencia de sus incapacidades para hacer. Reflejan la cultura permisiva del clientelismo y la corrupción, pues cuando estas prácticas eran la norma no se pronunciaron ni reaccionaron como ahora lo hacen. !Qué doble moral!

    • http://twitter.com/refritto Refrito Jaramillo

      “la impotencia de sus incapacidades para hacer” ??? Me parece que su comentario refleja la impotencia de sus incapacidades para escribir.

      • http://www.facebook.com/carolina.cardenas.75436 Carolina Cardenas

        buena refrito ud sabe que hay gente sicopata en este mundo no saben lo que hacen,perdonelos.

        • Alejandro Hoyos

          a pero de sicopatas no se preocupen, que Bogotá nunca va a votar por Uribe,

    • Ch_Bukowski

      Juan Martin algunos sabemos la clase de rata que sos, saliste de robar del ministerio del trabajo a la alcaldía que ya había robado andres pastrana. si hay justicia alguna vez son miles de millones que le robaste a los bogotanos

  • leftright

    Gloria Soto, el alcalde Jaime Castro no solo dejo, las finanzas de Bogota saneadas,si no que dejo,estudios planos y rutas del METRO ,Peñalosa al menos dejo el traslilenio,Mocus se gasto la plata en mismo y payasos,y dejo ntirada la lacaldia ,luego viene el desastre 14 años de comunismo salvaje(Bromberg,Garrzon,Moreno;lopez y ahora el supertarado de Petrocarrusel.

  • http://twitter.com/refritto Refrito Jaramillo

    ¡¡No hay peor ciego que el que no quiere ver!! ¿será que si prácticamente todos los exalcaldes dicen que la administración de Petro es un desastre es porque todos son unos brutos? Además los que no lo critican se quedan callados, pero no lo defienden, no he sabido del primer exalcalde que hable bien de Petro …. ni ningún concejal … ni ningún medio de comunicación. Los únicos que hablan bien de él son a los que llevaron a pasear y comer tamal al Coliseo el Campín en la “rendición de cuentas” cuando cumplió un año de gobierno.

  • http://www.facebook.com/carolina.cardenas.75436 Carolina Cardenas

    petro es lo peor, que daño le hace a la ciudad.nuestros hijos pagaran por sus acciones ,bogota no es un juego para improvisar como este loco lo hace y los borregos que el utilza tiene la culpa,el les dice 3 cosas y caen a lo venezuela.

  • http://www.facebook.com/AndreaBarrero.Hnz Paola Andrea Barrero Hernández

    Castro no lo pudo decir mejor: “Hacer en Bogotá lo que Chávez hizo en Venezuela exige tener a disposición varios millones diarios de barriles de petróleo”. Petro va a quebrar a Bogotá en su afán de hacer campaña para las presidenciales. Pobre mi ciudad.

    • Alejandro Hoyos

      es la unica opinión rescatable, porque Martin Caicedo era un ladrón, hasta lo destituyeron sin mal no recuerdo. y Luis Ocampo? si ese picaro es el que dirigio las privaticaciones durante el gobierno Gaviria.

  • http://www.facebook.com/people/Rafa-Marsiglia/575500710 Rafa Marsiglia

    La gente aun piensa que los medios de comunicación tienen la verdad última de las cosas. La verdad es que uno no puede leer un artículo como este, y entonces adoptar la posición de estos ex-alcaldes. Y peor aun los comentarios; Decir cosas como que Mockus se gastó la plata en mimos y payasos es algo bastante arbitrario. La construcción de ciudadanía es importante para el bienestar de los habitantes. Si alguien no tiene sentido de pertenencia por su ciudad, no sirve de nada ahorrarse la plata en mimos, para construir vías y nuevos sistemas de transporte.

    La verdad esta ciudad está plagada es de una indiferencia, egoísmo y falta de crítica social. La gente adquiere la opinión que le venden/inyectan los medios de comunicación a través de ‘líderes de opinión’ como los de este artículo.

    A Bogotá, y a Colombia en general, le falta mejorar su asistencia social. Abrir oportunidades a las nuevas generaciones. Que los nuevos profesionales puedan construir su carrera sin necesitar 10 años de experiencia, que todos tengan acceso a la misma calidad en salud, que el desempleado tenga derecho a un subsidio, tal como ocurre en otros países. Que el salario mínimo aumente cosniderablemente, para que la economía interna se dinamice, y no estar siempre pendientes de cómo les va a las grandes empresas por el cambio del dolar, si al fin y al cabo las estas multinacionales no hacen nada representativo por el pueblo.

    Respecto al precio del transporte público, Bogotá está atrasadísima. Si uno va a Madrid, o a otra ciudad europea, los estudiantes tienen acceso a estos servicios (Transporte) a mitad de precio, existen tarjetas mensuales que significan un ahorro de hasta el 40%.

    En fin, la asistencia social -sin llegar al asistencialismo sin sentido- con trasnparencia y generación de oportunidades es la clave. La mentalidad colonialista hay que cambiarla. Le estamos entregando el país a los extrangeros. Las petroleras canadiences, las telecomunicaciones a méxico, servicios eléctricos y de acueducto a empresas españolas, los mercados de víveres y ropa a los Chilenos. ¿Qué es bueno y reconocido en Colombia? ¿Con qué nos identificamos? ¿O por qué se nos reconoce internacionalmente? Creo que Juan Valdéz es lo único. Y ahora no me vengan con el cuento de Shakira y Sofía Vergara, porque vamos mal.

    Pero entonces cuando un Alcalde trata de devolverle al pueblo lo que le pertenece, la gente se inquieta. Mala cosa. Me tienen aburrido los jóvenes que recogen firmas en las calles para revocar el mandato de Petro. Se nota su maleación política. ¡Se ven tan frágiles y manipulables!

    Otra cosa, en Bogotá hay cada vez nuevos centros de enseñanza superior que no tienen ni presencia. Una casa vieja de dos pisos convertida en ‘universidad’. Piensen ¿Qué nuevas universidades públicas y de servicio han surgido en los últimos años?

    También, el imaginario común piensa que el Gobierno de Uribe ha sido el mejor, por aquello de mano dura, corazón fuerte, pero lo cierto es que ha sido de los gobiernos más sumisos a los intereses norteamericanos que hemos tenido en la región. ¿Dónde queda entonces lo duro, crítico e independiente de su Gobierno? No le doy el lado a ningún dirigente, ni a Petro, ni a Santos, ni a nadie. Pienso que ellos están haciendo cosas buenas, y tienen algunos desaciertos, pero lo importante es que los mismo ciudadanos nos apropiemos de nuestro territorio, y dejemos de pensar en el bien propio todo el tiempo.

    Hay gente que nos necesita, y todos merecemos igual oportunidades en esta vida. ¿Por qué estos señores entonces se oponen a que gente de estratos 1 y 2 no pueda recibir el servicio de agua gratis, o que no deba pagar su impuesto predial si le están cobrando una suma imposible de pagar? La verdad es que vivir en una familia de 12 miembros, en la que sólo dos o tres trabajan y ganan un salario mínimo, es todo un infierno. Hay que ponerse en la piel del otro.

    Yo veo a gran escala lo que se vive a escala más pequeña en las familias, y las oficinas: La zancadilla, la soberbia, la envidia y el anhelo del poder.

    • http://twitter.com/refritto Refrito Jaramillo

      Rafa, como dicen los papás: las cosas hay que ganárselas sino no se aprecian.

      Todos debemos pagar lo mismo por los servicios públicos (incluyendo la salud), pero no el mismo valor sino la misma proporción de nuestros ingresos, si gana mucho paga mucho, si tiene poco paga poco, pero algo debe pagar. Para eso son los estratos, para establecer el valor de los servicios públicos en proporción a la situación económica.

      Si a los estratos 1 y 2 les sale gratis la salud, el agua, la luz, etc. nunca van a querer pasar a estrato 3, los pobres van a seguir siendo pobres. Como me dijo la empleada del servicio cuando la contratamos: “por favor no me afilie a una EPS, en el SISBEN me atienden bien y me sale gratis”.

      En cambio, si todos pagamos por los servicios públicos en la misma proporción, si a uno le esta llendo bien y pasa de estrato 2 a estrato 3, va a estar viviendo mejor y no va a sentir la diferencia en lo que paga por los servicios porque va a seguir siendo la misma proporción de sus ingresos, va a pagar más pero esta ganando más.

      Así hay más probabilidades de que la gente progrese y progrese la sociedad en general.

  • Alejandro Hoyos

    D Jaime Castro hasta respetable su visión porque fué un Alcalde Honesto, pero que no digan mentiras, que los otros dos cuales buenos Alcaldes? comenzemos por Martin Caicedo Ferrer que robó a manos llenas y luego Luis Prieto Ocampo, acaso este no es el que impulsó las privatizaciones durante el gobierno Gaviria?
    Yo quiero es oir que opina Mockus, a Mockus y a Jaime Castro son los únicos buenos Alcaldes que pueden dar una opinión sobre el Alcalde Petro.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278