Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

¿Quién es la guerrera de Servientrega?

De niña Luz Mary Guerrero vendía verduras y gallinas en su pueblo, Jenesano (Boyacá). Hace treinta ...

Luz Mery Guerrero-Servientrega

“Servientrega es como una chica de 30 años. Innovadora, productiva, competitiva y flexible. Con muchos pretendientes, pero soltera. Y quiere seguir siendo así”, dice Luz Mary Guerrero, dinamizadora Ejecutiva, para referirse a la empresa de logística y comunicaciones que fundó junto a su hermano, Jesús Guerrero, con un capital de 17 mil pesos. Cifra que en la actualidad no superaría el millón y medio. Un caso exitoso de emprendimiento que este año celebra tres décadas en el mercado.

En la actualidad, Servientrega cuenta con más de 30 mil colaboradores vinculados de manera directa e indirecta en todo el país. Está presente en Ecuador, Panamá, Perú, Venezuela y Estados Unidos. Tiene más de tres mil vehículos a su servicio y moviliza más de 100 millones de envíos anuales. A través de los tres mil centros de soluciones en Colombia, Servientrega llega a más de mil municipios y tiene contacto con 180 países del mundo. Día a día trabaja parea crear nuevos modelos de operación, tiempos de entrega y formas de pago. Pero su gran apuesta es generar ventas por un billón de pesos anuales.

Luz Mary está sentada con las piernas cruzadas en una silla de madera. Su oficina, decorada con varias antigüedades, enciclopedias y muebles de antaño, es un lugar acogedor que solo visita tres veces a la semana. Se considera itinerante porque como ella lo dice: “Soy más del Face to face (cara a cara) que del Facebook”. Lleva un vestido de flores que parecen pintadas y un saco negro de Carolina Herrera. Luz Mary, quien no deja de sonreír, habla abiertamente de las dificultades que ha enfrentado la empresa. Las crisis económicas y familiares no han faltado en estos años. Pero los hermanos Guerrero jamás han desfallecido.

Luz Mery Guerrero-Servientrega-
En un comienzo, Servientrega funcionaba en una casa en el barrio Veraguas, en Bogotá. Ahora, la sede principal de operaciones ocupa más de siete casas de aquella vecindad. 

En sus inicios, los bancos se negaron a abrirle por lo menos una cuenta de ahorros a la compañía. Perdieron la primera flota de carros cuando quebró el Grupo Grancolombiano y fracasaron al invertir una buena suma de dinero en la creación de un banco. “Resultó un jarro roto. La empresa estuvo más de diez años en concordato y cesación de pagos”, dice Luz Mary. En asuntos familiares, hace énfasis en el accidente que sufrió Steven, uno de los hijos de Jesús, quien era piloto de carreras en Europa hasta que se accidentó en una moto. Luego de estar en coma y pasar por un largo proceso de recuperación, Steven volvió a caminar y hablar.

La fortaleza y perseverancia de los hermanos Guerrero proviene de su crianza en el municipio de Jenesano (Boyacá). De niña, Luz Mary siempre aprovechó las oportunidades que le brindaron sus papás. Vendía la cosecha de hortalizas en el pueblo, al igual que algunas gallinas y corderos. En el colegio se asoció con una compañera para hacerle competencia a la cooperativa. Durante los recreos, detrás de la puerta del salón vendía las mismas golosinas, pero más baratas. El negocio terminó cuando una profesora abrió la puerta con mucha fuerza y tumbó la mercancía. Fue sancionada con matrícula condicional. Años después, su espíritu comercial la llevó a pensar en Servientrega.

En 1982, Luz Mary y Jesús Guerrero decidieron asociarse para mejorar el servicio de transporte de sobres y paquetes en el país. Ambos habían trabajado en compañías dedicadas a la mensajería y sabían que podían innovar en el mercado. Servientrega dio frutos luego de una pequeña inversión y un préstamo que les hizo su papá, Concepción Guerrero. Las ventas fueron de 19 mil pesos durante su primer mes de funcionamiento. Empresas de carga, autopartes y agencias aduaneras se convirtieron en sus clientes. Con el tiempo, la sede principal pasó de ser una casa familiar a una construcción de más de siete casas en el barrio Veraguas, en Bogotá.

Luz Mery Guerrero-Servientrega
Para Luz Mary Guerrero, Servientrega se ha convertido en una embajada comercial de Colombia en el mundo.  

Los inicios de Servientrega fueron bautizados por Luz Mary como el quinquenio de gestación. Luego vino el tiempo del posicionamiento, diversificación, consolidación, integración y expansión. Según Luz Mary, los próximos años serán para trabajar en la sustentabilidad. “Tenemos que trabajar en un modelo para preservar a las personas y al medio ambiente”, dice.

Por esta razón, la empresa tiene algunas políticas de logística limpia con sus desechos. Los empleados deben devolver la dotación para ser reutilizada por los presos de las cárceles, quienes fabrican con estas telas diademas, flores, shorts y sábanas. Otros proyectos tienen que ver con la siembra de treinta mil árboles en diferentes partes del país, la renovación de su flota automotriz en periodos cortos y realización de los Festivales de la Entrega, donde sus empleados llevan lo que no usan en sus casas u oficinas para hacer trueques.

Servientrega celebra sus treinta años con diferentes actividades sociales, culturales, ambientales y artísticas. “Tenemos un compromiso con nuestra familia, con nuestro país, a cada hora, en cada momento siempre encuentras cumplimiento, efectividad y soluciones. Son treinta años reverdeciendo, dejando huella verde en el corazón. Ese es nuestro legado”, asegura Luz Mary.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310