Indicadores Económicos

Víctor Carranza: santo y demonio

Víctor Carranza, alias EL PATRÓN
Iván Cepeda y Javier Giraldo, S.J.
Debate

Al compás de uno de los éxitos de “El Binomio de Oro” bailan apretujadas las parejas en la plaza adornada con flores. Hay ambiente de fiesta, gente de todas las regiones ha venido a la coronación de la reina de la esmeralda y se celebra con entusiasmo; no se escatima el aguardiente ni los platos de chorizo y rellena. De repente, cuando tocan “Niña bonita”, la fiesta se detiene abruptamente y las parejas dejan de susurrarse al oído. Una caravana de camionetas 4×4 último modelo con vidrios polarizados se estaciona en un costado de la plaza. De los vehículos descienden, raudos, escoltas con sombreros y cadenas de oro, armados con pistolas y subametralladoras que esconden bajo los ponchos. El hombre de rostro duro, cejas pobladas y mirada desafiante, que usa sombrero blanco, bluyín y una camisa roja deportiva que oculta su chaleco antibalas y que no exhibe ninguna joya, es “el Patrón”, “el zar de las esmeraldas”, “don Víctor”, “el amo de Boyacá”, Víctor Manuel Carranza Niño.

Sube al palco donde lo esperan los invitados especiales al reinado, que se apresuran a saludarlo; se trata de políticos de la región, autoridades locales, altos mandos militares y jerarcas de la Iglesia. A su lado están los miembros del gremio esmeraldero LuisMurcia, alias “el Pequinés”, Carlos Molina, Horacio Triana, los hermanos Lizarazo, la familia Rincón, el alcalde del municipio, el gobernador de Boyacá, Jorge Eduardo Londoño —el ahora fundador del Partido Verde—, y el comandante de la Policía del departamento. En el palco de honor se mezclan los dirigentes de las instituciones estatales y varios personajes que tienen pasado y presente sombríos.

El Reinado Nacional de la Esmeralda lo creó Yadira Pineda, una muchacha de origen  campesino, hija de esmeraldero, dueña de una mina y quien fuera estudiante de diseño de modas en Bogotá. Para cambiar la imagen de la zona, en 2004 les propuso a “don Víctor” y a los empresarios de la región buscar un símbolo que fuera el “Juan Valdez” de los esmeralderos para exportar a mercados internacionales las piedras verdes colombianas. Se le ocurrió crear el certamen de la belleza en las zonas esmeraldíferas, que empezó con candidatas de pueblos vecinos a las que les prestaba ropa de su colección. El certamen, ya convertido en concurso nacional, se hace, además, para conmemorar el fin de las guerras que dejaron más de tres mil muertos entre los comerciantes de joyas.

Iván Cepeda logró construir un completo perfil de quien es considerado el ‘zar de las esmeraldas’.

Tras la pausa de los saludos, la voz ronca y fuerte se escucha mezclada con los molestos chillidos producidos por la estática del micrófono. “Llevamos más de una década sin  muertes violentas en la región”, dice Carranza. “Ahora sólo nos falta más presencia del Estado para consolidar el desarrollo económico y social de la zona”. El orador pide a las candidatas que, “con corona o sin ella”, cuenten en todo el mundo que “Muzo es un territorio de paz y ejemplo para los colombianos”. Cientos de mineros que trabajan para extraer las esmeraldas más bellas del mundo lo escuchan en actitud obediente y lo aplauden con entusiasmo cuando termina su discurso.

En la tarima, los animadores del reinado anuncian que las candidatas harán el desfile en traje de baño en el parque principal y que habrá cabalgata, bailes folclóricos y corrida de toros. Los micrófonos son retirados pero la música del famoso grupo vallenato continúa sonando. Con traje de minero, casco y un poncho que siempre carga, “don Víctor” conduce a los invitados y periodistas a un recorrido que incluye descender a más de 150 metros de profundidad en una de sus minas para llegar al epicentro de la riqueza esmeraldífera. Les cuenta sobre sus peripecias y éxitos más descollantes, como el haber encontrado las cinco esmeraldas más grandes del mundo.

  • Alfonso murcia

    cada quien se labra su destino hay a quienes les toca mas duro que a otros ,pero asi es la vida y sea como sea nunca ha dejado de ser un hombre que le gusta el campo por que no niega su origen y mucho menos se averguenza de serlo

  • Babyonboy

    home ojala yo tuviera una de esas esmeraldas grandotas pa salir de esta llevades

  • Inge.

    Wellcome to San Andres island. Mr. Victor

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278