Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

¿Por qué califican bien al transporte público de Bogotá?

Dos expertos analizan por qué el SITP tiene buenas calificaciones y mala percepción.

Alt_transmilenio_sitp_segundo_mejor_sistema_transporte_america_latina

La semana pasada, la consultora Arthur D. Little publicó los resultados de un estudio realizado a nivel mundial en 2014, en el que Bogotá fue calificada como una de las ciudades con mejores sistemas de transporte de América. Para muchos de los usuarios del transporte público de Bogotá, esta calificación es una burla, pero para los expertos en movilidad, la ciudad sí merece estas calificaciones.

El estudio de Arthur D. Little catalogó en el “índice urbano de movilidad” a Bogotá en la posición 32 entre 84 ciudades de todo el mundo, y la segunda en América Latina después de Santiago de Chile. Aunque el escalafón califica todos los temas de movilidad de las ciudades, la gran mayoría del mismo depende del desempeño de sus sistemas de transporte público y las alternativas para que sus habitantes se bajen de los automóviles particulares.

Para el analista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano Eduardo Sánchez, los criterios de este análisis premian el deseo de “arriesgarse” de la ciudad en los últimos años, con medidas como el reemplazo de un sistema de metro que la ciudad no podía pagar en su momento.

Lea también: Bogotá entre las ciudades con mejor transporte público de América

“Uno de los criterios es que califican bien a la ciudad al intentar s0lucionar sus problemas con los buses tipo BRT, las ciclorrutas, los carriles compartidos. Eso hace que, como un todo, el transporte público de Bogotá como un todo sea bien visto”, explicó Sánchez en diálogo con KienyKe.com.

¿Está tan mal el transporte público de Bogotá?

A pesar de estas alabanzas, es innegable la situación de deterioro del eje del transporte público en Bogotá: los problemas mecánicos y económicos de los operadores del SITP, los buses varados y el deterioro en la infraestructura, estaciones y vías de TransMilenio demuestran una situación oscura. Por esto, la gran mayoría de bogotanos consideran que uno de los mayores problemas de la ciudad es su transporte público, y castigan el desempeño del alcalde Enrique Peñalosa.

Le puede interesar: Tráfico lento y estaciones de Transmilenio cerradas por protestas en Bogotá

Por otro lado, esta situación se ve en muchos lugares del mundo. “Chile está pasando por una crisis en Transantiago, su SITP. Otras ciudades han tenido serios problemas para ampliar sus sistemas de transporte público, o para reducir la congestión. Esto es una competencia y las ciudades van oscilando de acuerdo a cómo les vaya”, dijo Sánchez.

A su vez, el magíster en tránsito de la Universidad de Buenos Aires Juan David Gómez hizo una fuerte crítica a los sistemas de transporte a nivel mundial. “Buenos Aires tiene vagones de 70 años de edad en sus trenes regionales, Londres debió abandonar los buses articulados porque se estrellaban continuamente y Nueva York necesitó de 12 años para construir tres estaciones de metro. Muchos de los problemas locales de congestión se repiten en todo el mundo, pero los bogotanos ven sus problemas y creen que son únicos. Eso suele pasar”, añadió.

La solución no es solo el metro

El alcalde Enrique Peñalosa se avecina a construir un metro que ha sido considerado ampliamente como el alivio a los problemas de congestión de la ciudad, pero como el índice de Arthur D. Little destaca, el transporte público no se trata únicamente de trenes ni de más troncales de TransMilenio.

Además: Todo lo que debe saber sobre el pago del impuesto predial en Bogotá

Sánchez destacó el programa de bicicletas públicas que había instalado en 2013 el alcalde Gustavo Petro y que fue desmantelado en 2016 por Peñalosa. “Espero que la administración Peñalosa haya suspendido el programa existente para implementar otro que considere más cercano a su idea de movilidad, o la ciudad caerá en el escalafón”, aseguró.

Por su parte, Gómez destacó que la propuesta de Peñalosa de instalar rutas de TransMilenio en las vías férreas de Bogotá es contraproducente. “En algunos lugares no están los rieles pero existe el espacio para instalarlos. ¿Por qué no instalarlos y crear una alternativa a TransMilenio, en vez de meterle más a lo mismo?”, afirmó.

Mientras la Sabana de Bogotá se acerca a los 10 millones de habitantes, su centro sufre de los problemas de una metrópoli global, y los próximos años serán cruciales. “El transporte público de Bogotá se acerca a un punto definitivo, y la Alcaldía debe ver más allá del BRT. El futuro de los bogotanos de los próximos 30 años podría depender de esa decisión”, remató.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 6 Oficina 602, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310