Indicadores Económicos

Antonio Morales vs. Godofredo…

“A cuanta cantidad de hijueputas les da gusto la muerte de chaves” fue la frase que ...

“A cuanta cantidad de hijueputas les da gusto la muerte de chaves” fue la frase que utilizó el reconocido y “buen” periodista Antonio Morales cuando en una noche de esas en donde quizás después de leer un libro que no se estaba entendiendo, se le ocurre encender su computadora para utilizarla como putiadora, ya que el efecto de la trasnocha nunca viene solo, y aquellos que acostumbramos a desvelarnos en medio de la madrugada porque aborrecemos el sueño y a todo aquel que vive para dormir, en algún momento de nuestras vidas empezamos a pensar, escribir o decir estupideces.

Con asombro observaba en Twitter como el señor Morales quería hacerle competencia al tan criticado por él mismo, Álvaro Uribe Vélez y a todos su secuaces, los cuales de manera diarreica escriben tantas estupideces como pueden en sus celulares para poder expulsar de sí mismos esas secuelas de poder y autoritarismo que aún quedan sobre ellos, ya que de la misma manera este escribía y escribía de tal forma que ni siquiera coordinaba la secuencia de sus comentarios, criticaba a los paramilitares, luego compartía música llanera, luego criticaba a los antichavistas, luego decía lo ignorante que son los de ideologías contrarias a la suya etc., fue en ese momento cuando pensé ¿Cuál es la verdadera diferencia entre Godofredo Cínico Caspa y Antonio Morales?

Tengo que hacer la aclaración que este periodista del cual me refiero no es más que un respetable critico de la derecha colombiana, y de toda forma de abuso o autoritarismo implementado por el Estado en que nos encontramos, esta aclaración la hago para que se entienda el paralelo entre estos dos personajes; Godofredo, personaje ficticio, encargado de burlarse de la pésima y desprestigiada derecha colombiana a través de sus comentarios extremistas y dogmaticos sobre la economía, política, religión, riqueza, pobreza, exclusión social, etc., es quizás el mejor reflejo de aquello que tanto critican muchos “intelectuales” de nuestro país, como la superficialidad, la bajeza, la ambición de poder, la desmoralización en algunas cosas, la iglesia, etc.

Ahora miremos a tan respetado periodista, el cual tiene ínfulas de critico, pero al igual que Godofredo las suyas llegan a ser tan direccionadas en un pensamiento absoluto, totalmente extremista y dogmatico como el del primero, pero sin embargo nadie atiende a esto porque los habituales lectores de este, tienden a ser igual o más extremistas que él, por lo que se identifican plenamente, exaltan el valor de su sarcasmo en sus columnas y profundan un gran respeto por aquel que ha logrado éxito en la academia colombiana no por sus conocimientos sino por sus tercas posiciones al igual que el maestro de Godofredo, Uribe.

Por eso cuando alguien como el señor Morales se atreve a tratar de “hijueputa” a cualquier persona sin mayor argumento, no le encuentro diferencia alguna en su opinión a la de Uribe, Godofredo, o a la de cualquier colombiano que sin argumentos experimenta diariamente el fracaso de pensar tan aceleradamente con sus emociones, que deja de lado la razón y la sustituye por vaguedades que confirman la teoría de un grande como Nietzsche, el hombre va en decadencia, y seguirá en picada si nuestros guías intelectuales tienden a ser tan poco argumentativos, tan emocionales y tan vacios como nuestro respetado Maestro Antonio Morales.

* ¿Serian igual de hijueputas aquellos que se alegrarían de la muerte de Uribe, de Obdulio, de cualquier asesino, de cualquier violador de niños, de cualquier militar que hubiese dirigido falsos positivos, etc.? ¿Qué defiende Morales, el valor de la vida o una ideología?

Blog: Locura Colombiana

Twitter: @davidleogo

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310