Indicadores Económicos

Basuras de Bogotá DC

Y siguen las volquetas soportando todo el peso y el personal cayéndose; bueno, esa es la ...

Fuente Imagen: Minuto 30 (sitio web)

 

La fecha: diciembre 18 de 2012. La Noticia Bomba; el cambio de sistema de recolección de basuras; se estatizaría, según los deseos del Alcalde Gustavo Petro y del Gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), Diego Bravo. ¿Quién asumiría tan magna misión? Aguas de Bogotá S.A – ESP, bajo la dirección de Ricardo Agudelo, quien reemplazaría al polémico Mario Alvarez. Pero, ¿Cómo es esta empresa? Es una empresa especializada en desarrollar proyectos integrales del ciclo del agua (según sus lineamientos, y partiendo de que la contaminación es un asunto que ha llevado a desaparecer de forma preocupante el líquido vital). Es una empresa mayoritariamente distrital (99% de participación accionaria de la EAAB, la Empresa de Energía de Bogotá ESP, Metrovivienda, el municipio de La Mesa (¿tendrá que ver que el acueducto con Anapoima esté enredado?) y Colvatel).

 

Aguas de Bogotá S.A tiene un convenio interadministrativo con EAAB, cuyo objetivo (sacado de texto de su página web) es “con el propósito de fortalecer la solidez financiera se aprovechará la experiencia técnica de la Empresa, de Aguas de Bogotá o de cualquier filial para expandir la participación en nuevos mercados y nuevos negocios a nivel regional, nacional e internacional” a través del “Convenio para el Desarrollo de Proyectos Conjuntos entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá- ESP y Aguas de Bogotá S.A. ESP”. Tiene una participación del 20% en la Empresa Aguas de la Sabana de Bogotá, la cual trabaja el acueducto y alcantarillado en la zona del municipio de Cota (Cundinamarca); así mismo, tiene influencia en Gestaguas S.A, la cual junto con HydrosChía, HydrosMelgar e HydrosMosquera, trabajan en los correspondientes municipios de los departamentos de Cundinamarca (Chía y Mosquera) y Tolima (Melgar). Su misión es ser una empresa dedicada a la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado, saneamiento básico y sus actividades complementarias, con énfasis en gerencia de proyectos de infraestructura y fortalecimiento institucional. Finalmente, su visión es ser una empresa líder en la gerencia y operación de proyectos en torno al ciclo integral del agua, posicionada regionalmente y con proyección internacional.

Llegó el 18 de diciembre y mientras la ciudad sufría una emergencia ambiental debido a la fiesta de basuras, debida a la transición de sistemas de recolección; Petro y Bravo en su soberbia anunciaban la llegada de unos compactadores alquilados en Estados Unidos. Para verificar el estado de tales vehículos, enviaron una comisión donde extrañamente se destacaba Selma Asprilla, hermana del Secretario de Gobierno Guillermo Asprilla, y quien no tiene mucha experiencia en la materia (las cosas empezaron a salir de manejo para convertirse en un problema de dimensiones incalculables). Como las empresas que en ese entonces se encontraban trabajando en la recolección de basuras, eran propiedad de quienes promovían el paramilitarismo, según el Alcalde, tuvieron que salir; se tomó la “genial” decisión de poner a trabajar las volquetas del acueducto, como si fuese algo fácil. Se contrató personal a la ligera para trabajar (claro que también sonsacaron trabajadores de los recolectores privados), y empezó el trabajo en forma coja, con lixiviados regándose y personal teniendo terribles accidentes laborales (afortunadamente no se han producido víctimas fatales.

Al ver el lío en que se encontraba metida la administración distrital, hubo una voz sensata. La del Secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, quien pidió en público la renuncia de Diego Bravo (algo que se está esperando aún); pero, ¿Qué hizo Petro? Hacerse el de las orejas mochas y seguir con su querido compadrito de la EAAB. Hay quienes alegan que criticar el actual estado del sistema de recolección de basuras es no reconocer las bondades de un sistema estatal de servicios públicos. Hay que recordarles que independiente de que sea público o privado, se requieren servicios públicos eficientes. Volviendo al tema de los compactadores, cuando llegaron a Cartagena, todo el mundo vió que se habían convertido en un elefante blanco, tenían óxido, silletería dañada, maleza; mejor dicho, solo había que aplicarles la eutanasia. A todas estas, ¿qué dice la empresa encargada de la llegada de semejante adefesio? Se llama Unión Temporal Distrital, una total vergüenza. Y siguen las volquetas soportando todo el peso y el personal cayéndose debido a la poca seguridad industrial existente en dicho trabajo. Ah, a propósito, empezaron a presentarse problemas con los salarios que con el sudor de la frente empezó a ganarse la gente, ¿y Aguas de Bogotá como ha respondido) con despidos injustificados, tratando de esconder una terrible realidad; bueno, esa es la actitud de esta Bogotá Humana, que vaina.

Y lo mejor del cuento: los desmesurados aumentos salariales de quienes rigen los actuales destinos de EAAB y Aguas de Bogotá, hasta del 50%. Pobrecitos los muchachitos, necesitan platica para estar preparados frente a la posible rabia de los habitantes del distrito por lo que está pasando; y si hay remezón en la actual administración, bien sea por destituciones o por revocatoria, acceder a una buena indemnización. Se les podría sugerir a este par de “señores” que compren bolsas negras para el dinerillo, al fin y al cabo su desempeño ha sido inorgánico, desechable, y con olores fétidos. Para cerrar el telón: como no podían cubrir toda Bogotá DC, para tratar de limpiar la embarrada, la administración distrital tuvo que pedirles cacao de rodillas a Aseo Capital, Lime, Ciudad Limpia y Atesa, los antiguos trabajadores de la basura, las mismas que se encontraban en manos non-sanctas según los alaridos de Don Gustavo Petro y de Bacatá (pobrecita la perrita, no sabe el dueño con quien se encartó), y tuvieron que hacer una redistribución de zonas para recoger la basura. Eso si, Aguas de Bogotá siguió con una zona más pequeña y por consiguiente, el número de compactadores alquilados resultó muy grande (otro problema), ¿qué harán al respecto) y el servicio sigue siendo flojo.

No se apoya la revocatoria liderada por el Representante a la Cámara del Partido de la U (con ideario uribista), Enrique Gomez Martinez, pero la Alcaldía está dando mucha papaya. Ah, y sin contar que desde la Procuraduría están que tiran de la cuerda de la guillotina sancionatoria.

PD1: ¿Qué ha pasado con el contrato de Cerromatoso, que ha sido perjudicial con el país, inclusive en materia ambiental?

PD2: Ojalá la investigación que se va a realizar sobre el extraño vertimiento de 500 toneladas de carbón en Ciénaga (Magdalena) conduzca a medidas.

PD3: ¿Porqué desde la Federación Nacional del Carbón, dicen tan alegremente que este es producto de seres antiguos y no hace daño?

PD4: ¿Cómo andará las situaciones de Hidroituango, Belmira y Urrao? Habían muchos problemas debido a la minería indiscriminada.

PD5: ¿Habrán manejado de forma adecuada Ecopetrol y demás petroleras los daños ambientales generados por los atentados terroristas?

PD6: ¿Porqué aún no se han evaluado los daños ambientales colaterales generados por Agro Ingreso Seguro?

PD7: ¿En los diálogos de paz en La Habana, con el tema agrario y de tierras en la mesa, se estará trabajando con Conciencia Ambiental?

PD8: ¿Será que los magistrados y congresistas, con sus sueldos de monarcas, darán algo positivo al Medio Ambiente y al Desarrollo Sostenible?

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=552856774 Pedro Rivera

    tanta contaminación y desorden no colindan con la supuesta Bogotá Humana….

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=100001888667302 Judith Noguera Gonzalez

    Ya la gente ni comenta sobre esos temas tan trillados.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=552856774 Pedro Rivera

    Judith toca seguir trillándole en esa cabeza al arrogante Alcalde a ver si reacciona, porque de lo contrario volverán los Peñalosas o las Claras, y peor….

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278