Indicadores Económicos

Estado de Derecho

Los congresistas colombianos no legislaron pero si pasearon esta semana, ocho fueron retenidos en Israel.

Estado de Derecho

Colombia es un país definitivamente bipolar. Nos la pasamos hablando de legalidad, derecho, justicia, prosperidad, etc., sin embargo ni siquiera acá nos ponemos de acuerdo sobre quién hace qué.

Este fin de semana parecía risible el episodio en el que ocho congresistas colombianos fueron retenidos por las autoridades israelíes por ingresar a la Franja de Gaza.

Tal vez los congresistas no saben que por fuera de Colombia no pueden cometer los abusos a los que nos tienen acostumbrados, y que más allá de “El Dorado” a nadie le interesa cuantos votos sacaron.

Pues bien, los “honorables” padres de la patria deberían andar muy orondos con sus pasaportes diplomáticos (que tienen el mismo peso que los pasaportes diplomáticos bolivianos o somalíes), y seguramente creyeron que en el resto del mundo todo se maneja igual que en Colombia, es decir, con tráfico de influencias y servilismo.

Pues no, Israel les dio una muestra de cómo es de estricto con aquellas personas – congresistas o no – que visitan la Franja de Gaza, sobre todo sin anunciar, como lo hizo saber el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí.

Más allá de que Israel los haya retenido – lo cual me parece bien, solo para que vean que en otros países si hay estrictas medidas de seguridad -, lo verdaderamente curioso es saber que hacían ocho provincianos padres de la patria en oriente próximo.

Según ellos estaban en una “misión humanitaria”, rimbombante nombre para no decir viaticando y conociendo.

Imagino que estos parlamentarios son expertos en conflictos internacionales, son miembros de la comisión de relaciones exteriores, o viajarían con el visto bueno del ejecutivo, quién en teoría dirige las relaciones internacionales y les debió haber advertido que Colombia no reconoce ni apoya – desde el punto de vista jurídico internacional – a Palestina.

Ese es nuestro Estado de Derecho, un país en caos, con la justicia parada, sin agenda legislativa, con una Cancillería servil a los demás Estados, y en donde nuestros padres de la patria andan de paseo.

Que les sirva de lección a los viajeros burócratas que su investidura, su pasaporte diplomático, pero sobre todo la política internacional de Colombia es un verdadero circo del cual ellos fueron esta vez los protagonistas.

No entiende uno como en la misma semana están arrendando cientos de camionetas blindadas y otros viajando a oriente próximo, mientras un pueblo es masacrado en Antioquia, Buenaventura se destruye bajo una guerra mafiosa, y el Chocó entra en paro armado.

Para los congresistas debe ser un alivio saber que el mismo fin de semana fue el Concurso Nacional de Belleza y así su gira humanitaria pasará desapercibida, ojalá hayan conocido y se hayan tomado una que otra foto.

@andresbarretog

 

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278