Colombia no está dividida en estratos sino en castas

3 de octubre del 2013

Hoy en día lamentablemente estamos regidos por una clasificación de estrato social el cual quiere y tiene como objetivo demostrar, identificar y cuantificar a una persona o un núcleo familiar por la cantidad de dinero. Esto no es nuevo y sepan que lo tengo muy claro, surge por un  pensamiento capitalista el cual no considero sea malo, solo es un término tergiversado y mal comprendido. Voy a centrarme por lo menos en este escrito en nuestra querida y explotada  Colombia, no quiero ser tildado de resentido social o ir en contra de alguien, simplemente quiero que vean un punto de vista más, sean intuitivos y  que  generen ojalá su propia opinión.

El estrato social es un término jocoso y desvergonzado  usado por  las castas de la sociedad  para poder referirse a alguien de inferior nivel sin que sea socialmente mal visto o reprochable, cuyo objetivo oculto es demostrar la superioridad propia ante otros apoyado en liquidez y activos.

-¿Cuál clasificación? me preguntan, la misma que estamos obligados a aceptar como lo  hicieron sin quererlo nuestros padres, y de alguna manera se nos asocia a ella, es por esto que quiero mostrarles las principales características de cada nivel o estrato social y saber el grupo al cual pertenecemos o nos gustaría pertenecer, enumeradas desde  el nivel más alto, hasta el más bajo sin restar importancia o dando relevancia a ninguno

Empezamos con el nivel siete, aquel donde están el presidente y empresarios que son dueños de grandes firmas y empresas en nuestro país; suelen salir sus fotos en la parte social de las revistas que también son de su propiedad o de amigos de su mismo circulo social, siempre usando el recurso del pueblo para su propio provecho y su enriquecimiento sin importar nada ni nadie sus mayores armas son las leyes hechas por ellos y para ellos.

Nivel  seis y cinco, quienes quieren llegar como dé lugar a sus superiores del nivel siete. Este grupo se conforma por medianos empresarios o personas graduadas en carreras profesionales con énfasis en administración de empresas, mercadeo, doctorados o especializaciones en el exterior. Sus lugares de encuentro son los clubes donde pertenecen y pagan su membresía, restaurantes elegantes, parques y bares donde solo entran personas seleccionadas donde se debe vestir siempre para impresionar. Suelen hablar entre ellos en inglés y tener toda clase de productos tecnológicos que la mayoría de veces no necesitan. Sus hijos obviamente van a colegios campestres con el mayor nivel de educación, enseñando uno más idiomas donde solo la pensión es el sustento de muchas familias de las cuales hablaremos más adelante. Como es lógico debido a su nivel social siempre se rodean con sus afines con planes casi siempre de matrimonio para mantener la jerarquía.

Luego los niveles cuatro y tres, quizá  lo único que tienen en común con sus superiores es querer llegar a un mayor nivel, son los que más peligro tienen de caer y su característica principal es que la mayoría paga sus obligaciones e impuestos como debería ser, solo  se casan con personas de su mismo nivel o mayor si se logra. Una particularidad de este grupo es que una mujer bonita puede llegar a ser amante de hombres de los niveles cinco y seis.

Llegamos a la mayoría del pueblo de nuestro país o los llamadas “la clase popular”  que corresponden al nivel dos y uno, conformados en su mayoría por trabajadores informales,  vendedores ambulantes, obreros, celadores, aseadoras, meseros, entre otros. Tristemente los hombres se caracterizan por gastar el sueldo del sustento diario en canastas de cerveza y salchichón, mientras tanto las madres de sus tres o cuatro hijos se encargan de que estos aguanten la menor hambre posible y terminen sus estudios con la esperanza de un futuro mejor. Sus hijos suelen estar rodeados de problemas, pandillas, drogas y malas amistadles, estas se complementan con la baja educación de los colegios distritales donde se exige poco y no se profundiza en ningún tema específico. Este nivel no suele casarse, pero cuando lo hace generalmente se separa ya que la mujer sufre de maltrato físico y emocional por parte de su esposo ocultando su  rostro como prueba del abuso.

Debajo del nivel uno surge  el denominado nivel cero o grupo de “los desechables”, no poseen un lugar fijo donde vivir o dormir, son muy pocos los que están cerca de su familia, hay una gran paradoja de este grupo y es que personas de todos los niveles superiores  terminan en este, el nivel más bajo por vicios como  bazuco, alcohol y todos los que ya conocemos muy bien.

Dentro del nivel cero hay  un subgrupo de personas, su origen se da  gracias al conflicto armado de nuestro país por culpa de guerrilleros, paramilitares y todos estos vándalos al margen de la ley; nuestros golpeados y olvidados campesinos que por estos días están de moda. Son forzados a dejar todas sus pertenencias, cultivos y tierra, se les conoce como desplazados; pasan del nivel tres, dos y uno al menor de los rangos sin oportunidades en esta ciudad de concreto, indiferente y sin claras oportunidades. Finalmente nunca se casaran con alguien de nivel tres, cuatro, cinco o seis y mucho menos del siete, de hecho podría afirmar que nunca han tenido contacto directo.

El sistema de estratos ha hecho de nuestro país una sociedad dividida en castas y elites que no tendrán posiblemente un cambio notable en mucho tiempo si no cambiamos nuestra manera de pensar y actuar, honremos a nuestra Colombia como alguna vez los hicieron nuestros padres de la patria.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO