Un sueño

16 de julio del 2019

Opinión de Antonio Pinilla

Un sueño

Imagen: FaceApp

Pendiente de lo que pasaba en redes, Amanda decidió tomarse una selfie y jugar con los filtros que transformaban el rostro. El filtro de bebé no la convenció, le pareció muy básico, se tomó un par de fotos pero no se las compartió a nadie. Recordar su apariencia de infancia le pareció una idea imprecisa por la cantidad de fotos que tenía en las paredes de su apartamento. Con el filtro de hombre sucedió todo lo contrario. Le causó tanta gracia que armó un grupo en Whatsapp con sus mejores amigas para que subieran sus rostros masculinizados. El encanto fue tal que hubo un consenso para elegir a la mujer con la transformación más atractiva. Su amiga Rebeca ganó. Como si fuera un capítulo de Black Mirror, esto permitió que se imaginaran saliendo con la versión masculina de ellas mismas. 

Amanda vio un futuro distópico cuando utilizó FaceApp. ¿Será que llegaré a verme así? Se preguntaba ella. La consideró una imagen demasiado real y muy posible.  A pesar de que eran las nueve de la noche, decidió aplicarse bloqueador solar. Se cuestionó muchas cosas de sí misma. Sobre su trabajo, si formaría un hogar. Esta vez Amanda se estresó por la simple idea de verse mayor y cerró los ojos.

Cuando los abrió, se miró al espejo y se vio tal cual aparecía en la aplicación, vieja y arrugada. En su cabeza llevaba una corona y al frente veía una fila de personas ocupadas sin distraerse. Se dio cuenta que estaba en un tablero de ajedrez y que ella era la reina. Su agotamiento se debía por sus largos desplazamientos diagonales y paralelos de esquina a esquina. No sabía que el poder desgastara tanto, se decía sí misma. En cambio el Rey todo relajado quieto en casi todo el juego. No es justo. No quiero retroceder más. Amanda decide entregarle la corona y ser un peón. Ahora no me voy a distraer mirando al pasado, se decía, porque en esta posición siempre voy a avanzar al frente. No importa cuánto me demore. 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO