Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

Indicadores Económicos

Daniel Pardo desviste el periodismo colombiano

¿Quién es este muchacho, “experto en lavar platos y periodista” (egresado de la Universidad de los ...

¿Quién es este muchacho, “experto en lavar platos y periodista” (egresado de la Universidad de los Andes y con grado de historiador en Inglaterra) que se atreve a escrudiñar en la vida de los colegas, profundizar en Felipe López, dueño de Semana (premio CPB) y sentenciar sobre los medios de comunicación en Colombia, a la distancia, desde Londres?

Trabaja para el portal en español de la BBC, BBC Mundo. Escribe todo el día de lo que pasa, desde por qué las rayas de las cebras existen a un perfil del nuevo candidato presidencial en Venezuela.

Su columna en Kien&Ke -hace más de un año- es otra cosa que hace en la vida.

—Me dio por hablar solo sobre periodismo porque en Colombia es un tema del que falta escribir mucho. Además creo que en Internet funciona eso de tener nichos de lectores. Propuse la idea de tener una columna de nicho, de tema fijo y me ha ido muy bien. Tengo un círculo de lectores pequeño pero por lo menos relevante y fiel.

Los títulos son sugestivos: El fin de la chiva; Si yo fuera director de El Tiempo; Las mujeres mandan en los medios; Los diez mandamientos del periodista colombiano; Predicciones periodísticas para el 2011; ¿Por qué dos asesinatos son más noticia que 600?

—Si uno le pregunta a una persona promedio quién es Felipe López, no sabe, porque siempre ha logrado tener un bajo perfil y no es muy amigo de ser protagonista de la historia. Hice una investigación larga, entrevisté a unas 30 personas, amigos de Felipe, enemigos, la gente que quisiera hablar. Muy poca se dejó citar, pero todos me contaron la historia, que yo recogí sin tapujos.

Felipe López en cierto sentido había sido como un tema tabú, entre otras cosas porque causa temor hablar sobre sus futuros o potenciales jefes. Se cierran puertas.

Daniel considera que en Estados Unidos e Inglaterra escribir sobre los dueños de los medios y sobre los periodistas es una tradición larga. Al fin y al cabo también son figuras de poder, son gente relevante y necesaria de reportar como los políticos. No he sentido ningún problema al hacerlo. Probablemente vuelva a Colombia y se me cierren muchas puertas.

¿Qué clase de periodismo estamos haciendo en Colombia?

Creo que se hacen muchas cosas pero a la vez se hace lo mismo de siempre. El Internet abrió muchas puertas en todos los sentidos para el periodismo pero en Colombia no se ha cambiado el chip. Hay proyectos interesantes, Kien&Ke es uno de ellos o La Silla Vacía y demás blogs. Pero si los miramos, son productos de impreso pero publicados en digital, en realidad no aprovechan las nuevas tecnologías.

—En la radio tampoco hemos cambiado el chip. La información de hoy en día es más personalizada, cada uno lee y vuelve a consumir lo que le importa porque hay sobreoferta y posibilidad de escoger. Todas las cadenas de radio hablan sobre lo mismo. Cuentan las historias de una manera relativamente parecida.

¿Qué hay que hacer para cambiar el chip?

Lo que están haciendo es lo que quieren hacer. Eso demuestra que seguimos haciendo periodismo tradicional. El periodismo de internet es más un tipo en un computador juntando cosas y moderando voces. Aquí en Inglatera The Guardian cubre los eventos en vivo, es un blog que el periodista más que escribir, más que reportear, lo que hace es moderar voces; entonces hay un tweet acá, un video que salió por allá, un rumor por ahí, tal blog dice esto y tal especialista dice aquello. Es en vivo y es casi como Twitter pero con un periodista detrás, es menos informal. También tiene un método periodístico, tiene valores, ética, pero es en vivo, es más inmediato y aprovecha las tecnologías.

Hoy la chiva le importa más a los periodistas que a la gente, dice Daniel Pardo.

¿En qué nos quedamos tan atrás en la radio en su concepto?

Mis papás están acostumbrados a leer el periódico y a oír radio todas las mañanas. Es muy potente esa cultura. Escribí una columna sobre la radio en la mañana y ahí hablaba de los cuatro grandes: La FM, Caracol, La W y RCN básica y decía que no han entendido el hecho de que hoy en día la gente quiere información específica, de nicho, a diferencia de todas las noticias sobre todo lo que está pasando en el mundo.

Las cadenas internacionales tienen más debate, opinión. Están buscando a un oyente fiel y único, más que una cosa masiva, homogénea y generalista.

¿Usted cree que ha llegado el final de la chiva?

Sí. Es una cosa que le importa más a los periodistas que a la gente. Sale la noticia y la misma pasa para todas las plataformas y no es necesario ni relevante decir quién fue el primero que lo dijo. Es más una cuestión de egos.

¿Cómo hacen plata los periodistas que la han hecho en Colombia?

Los sueldos de los directores y de los dueños de los medios, es muy diferente, cuatro o cinco veces más alto que el de los periodistas. No sé si eso pase en otras profesiones, pero debía haber un proceso más progresivo y una escala más jerarquizada. Cómo hacen la plata tiene que ver mucho con el hecho de que los anunciantes y los dueños de los medios en Colombia están muy cercanos, lo editorial está muy cercano a lo comercial. Muchos dueños de medios han logrado hacer plata por medio de volver las noticias una fuente económica. Eso me parece tenaz.

¿Periodista que no venda está condenado a ser pobre?

Casi. Más allá de si no está ganando plata por la noticia, igual le toca preocuparse por eso porque puede estar escribiendo contra los amigos de los dueños del periódico o contra los que están pautando y está perdiendo su tiempo porque la nota nunca va a ser publicada. En ese sentido sí es muy frustrante tener que depender de eso. Los medios dependen de los anunciantes en Colombia y en todas partes del mundo, la clave es que los medios, los dueños y los editores sepan diferenciar cuál es la prioridad.

¿Lo suyo, entonces, es una especie de canibalismo entre colegas?

Yo apenas tengo 26 años y nunca me voy a sentir con la autoridad de decirle a alguien “usted debe leer esto o no”, pero acá estoy y si tengo esta plataforma, por qué no lo voy a hacer.

Una columna que generó muchos comentarios fue la que escribí sobre Terra, diciendo que era el portal que lo hacía todo mal, que no entendían cuál era la idea de hacer un portal en internet, que no tenían identidad y demás. La semana pasada estuve hablando con uno de los editores y me dijo que la crítica los hizo reaccionar.

¿Y también se mete con la vida privada de los personajes?

A mí me parece chistoso que los periodistas y la gente famosa crean que uno no tiene por qué meterse en su vida privada, cuando ellos se están metiendo en la vida de uno todo el tiempo. Las figuras de poder a veces hay que cuestionarlas desde todos los puntos de vista porque al fin y al cabo dan ejemplo.

¿Desde cuándo se volvió periodista?

La historia es rara. Daniel Samper Ospina me propuso trabajar unas vacaciones en Soho como productor periodístico. Era asistente de los grandes cronistas, por ejemplo con Alberto Salcedo. Iba con él a reporterías, le ayudaba a investigar y aprendía de su método. Me di cuenta de que es una profesión muy divertida y terminé ahí metido.

¿Cuál es el mejor periodista colombiano para usted?

Daniel Coronell es obviamente una referencia que todos tenemos. Ricardo Calderón, el hombre que está detrás de todas las chivas de Semana, es un hombre brillante. También Harold Abueta, que siendo tan callado se las sabe todas.

Lo que hace Daniel Samper Ospina no es periodístico en realidad, es más bien paródico y es una parodia que hace en las columnas, pero todos lo ven como un periodista. En cambio estos como Harold o como Ricardo son de los periodistas más relevantes en el país, aunque callados.

Hagamos algo divertido para despedirnos. Dígame usted lo que piensa de los siguientes periodistas:

Darío Arismendi: Un periodista tradicional que se ha logrado mantener en un establecimiento durante mucho tiempo y con mucho talento.

Julio Sánchez: Innovador en el cuento del periodismo y su relación con la publicidad. Gran voz y conocimiento sobre todos los temas. Creo que eso de mezclar lo light con lo serio, con lo difícil, eso de “hard news” con “soft news”, me parece buenísimo, me gusta y me divierte mucho.

Pacho Santos: Periodismo parcial que no comparto pero defiendo.

Vicky Dávila: Mire que ella se volvió seria. El uribismo como que no le sentó, después se dio cuenta de que podía hacerlo de otra forma y últimamente en La FM me ha gustado mucho lo que hace.

Yamid Amat: Gran entrevistador que no parece ponerse viejo.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310