Paro de Maestros del Catatumbo

11 de junio del 2016

Hoy la columna es un poco personal.

opinion

Antes de salir de la zona, en septiembre de 2013, fui contratado por el Consejo Noruego y la Universidad Francisco de Paula Santander, Ocaña, para dictar el módulo de Formación para la convivencia y la paz dentro del diplomado Educación sensible al conflicto y preparada para la emergencia, dirigido a docentes rurales del Catatumbo, San Calixto y El Tarra.

Quién no sabe lo que es ser maestro rural en las veredas de Colombia, no sabe lo que es trabajar con sacrificio, ellos son el único contacto con la esperanza para los niños de zonas inhóspitas, donde es tan difícil llegar, que muchos maestros, a costa de su hogar, quedan obligados a pasar la semana en el monte. Dios los bendiga.

Algunos de mis ex alumnos de El Tarra, los maestros rurales Magda Pérez, Jhon Claro, Sandra Sanjuán, Nancy Madariaga, y Oscar Téllez entre otros, decidieron entrar al Paro Nacional con docentes y campesinos del Catatumbo porque sus condiciones laborales son deplorables. La Secretaría de Educación tercerizó sus contratos con la organización Paz y Futuro y les adeudan hasta su ínfimo salario.

Todos son profesionales, con licenciaturas y maestrías. Muchos con más de 20 años de ejercicio en selvas y montañas, pero ni por sus títulos los tienen en cuenta para concursos de planta, que ganan otros maestros que desertan al poco tiempo.

El Tarra queda a dos horas y media de Ocaña, pasando por Convención y San Pablo, y más allá, a media hora, sobre la vía a Tibú, Filo Gringo, donde llevaron a Salud Hernández, y donde fue llevado a morir, secuestrado por el EPL, el ex ministro y ex gobernador Argelino Durán Quintero. En ese momento Gaviria adelantaba diálogos de paz con las FARC, ELN y EPL, las tres guerrillas juntas, en Tlaxcala. El crimen acabó las negociaciones. No se les permitió hablar de paz, matando, como ahora Santos lo permite con las FARC.

Filo gringo fue boyante en los 50, con el oleoducto, y el bombeo de la Colpet y la Sagot, pero cuando se fueron quedó la pobreza y el analfabetismo por encima de la media nacional. Ni siquiera dejaron estación de policía. Los grupos violentos se tomaron el Catatumbo y lo convirtieron en el mayor cultivo de coca del mundo.

En toda la región, sembrar, raspar y vender coca es la principal fuente de ingreso, mucho más ahora que el Presidente Santos facilitó su multiplicación y le dio impunidad, transformándola en delito político, como el secuestro y la extorsión

Los campesinos están en la mitad, maltratados por militares y paramilitares que los ven como guerrilleros; por guerrilleros que los ven como informantes y por el Estado que no lo ve y los abandona. Ser raspachín es el oficio de la supervivencia.

Hoy Filogringo tiene cantinas estruendosas, 253 casas y 947 habitantesestigmatizados, porque ha sido usado como prisión y cementerio de secuestrados.

Las causas del paro son justas. Las setenta y tantas mesas de seguimiento a los compromisos con indígenas y campesinos, de las que hablan Santos y el Ministro, están llenas de burócratas, con mucho diagnóstico y mínima solución.

El paro de 2013 nos encerró en nuestras casas. Los campesinos aupados por fuerzas oscuras, destruyeron el aeropuerto de Aguas Claras y bloquearon las vías terrestres. Los problemas de salud y de alimentos no los arredraron. Hubo mucha rabia contra el pueblo inerme. Quien no lo ha vivido no lo entiende.

Pero hay que ser solidarios en la objetividad. El gobierno no ha cumplido con los acuerdos, y ojalá estos verdaderos héroes, allá en el Tarra y en Filogringo, que no son delincuentes, sino maestros rurales de niños campesinos logren su propósito y el gobierno de Santos se olvide un poco de las FARC y de Cuba, y les cumpla.

@mariojpachecog

www.mariojavierpacheco.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO