Profesor Perdomo

6 de marzo del 2016

“Hay una duda sobre su experiencia laboral acumulada al momento de su designación.”

Para ser Vicefiscal General de la Nación, se necesita que la persona cuente como mínimo 10 años de experiencia profesional, ya sea en el litigio o en la cátedra universitaria.

El doctor Jorge Fernando Perdomo Torres se graduó como abogado de la Universidad Externado de Colombia el 19 de diciembre de 1997. Un año más tarde, salió del país para adelantar sus estudios de postgrado en Europa, donde estuvo hasta finales del año 2004.

En Septiembre de 2011, Santos lo nombró como Viceministro de Política Criminal y Justicia Restaurativa, cargo en el que estuvo hasta el 13 de abril de 2012, cuando Eduardo Montealegre lo designó en la Vicefiscalía General de la Nación.

La carrera de Perdomo, como se puede ver en su hoja de vida, se ha desarrollado fundamentalmente en la academia. Pero hay una duda sobre su experiencia laboral acumulada al momento de su designación como Vicefiscal. Hagamos las cuentas: desde 2005 –cuando Perdomo estuvo de regreso en Colombia- hasta 2012, son 7 años, tres menos de los que exige la ley.

Con ese interrogante, el 14 de mayo de 2012, el ciudadano José Luis García presentó ante el Consejo de Estado una acción de nulidad, alegando que el doctor Perdomo Torres no llenaba los requisitos legales para posesionarse como Vicefiscal.

En respuesta a la demanda, el abogado de Perdomo aseveró que  sus estudios de postgrado, su tesis doctoral, las investigaciones académicas, publicaciones y traducciones que ha realizado, son suficientes para homologar su experiencia. Culminó presentándolo  como “un tratadista” del derecho.

Además, al Consejo de Estado se allegó una certificación firmada por el director de recursos humanos del Externado de Colombia, cuyo contenido es bastante ambiguo. En efecto, la universidad certificó que Perdomo, “entre abril de 1998 y diciembre de 2004, realizó, como becario de investigación de la Universidad Externado de Colombia, estudios en la universidad de Bonn…Además de los estudios anteriores, durante dicho periodo realizó distintas actividades académicas y universitarias, tales como: docente en programas de pregrado y postgrado en la Universidad Externado de Colombia…” (Ver certificación Externado de Colombia al final del texto)

Llama la atención que el certificado emitido por el Externado no tuviera como anexos los documentos que soporten la vinculación laboral: el contrato, los extractos de pago y los aportes a la seguridad social. Leyendo detenidamente la carta de la universidad, allí se mezclan dos conceptos que son antagónicos. Una cosa es la experiencia y otra muy distinta la formación. Para desgracia del doctor Perdomo, el tiempo que una persona invierte preparándose no es reconocido por la legislación como experiencia profesional. A pesar de las dudas, el Consejo de Estado negó las pretensiones del demandante, evacuando a toda velocidad el asunto.

Como todo parece indicar que Perdomo quedará por largo tiempo encargado de la Fiscalía General de la Nación, tratando de aclarar las dudas llamé al rector, Juan Carlos Henao para requerirle copia de los documentos que sustenten el vínculo laboral que tuvo su universidad con el señor Vicefiscal. Amablemente, el doctor Henao solicitó que me comunicara con el director de recursos humanos, Jorge Sánchez.

La respuesta de Sánchez, en vez de aclarar dudas, hace que ellas se profundicen. Aseveró que Perdomo era profesor, pero que de vez en cuando, mientras estudiaba en Europa, viajaba a Colombia a dictar clases. Insistí en preguntarle por el contrato y su respuesta fue bastante vaga: “No necesariamente debía tener contrato. Es posible que éste fuera verbal”. Se comprometió a revisar su archivo y a enviarme copia de los talonarios de pago y de los aportes a la seguridad social antes del viernes pasado. Los documentos ofrecidos nunca llegaron.

¿Por qué entre 1998 y 2004 El Externado fue tan laxo e informal en la contratación que dice haber hecho de Perdomo y a partir de 2005 sí perfeccionó un contrato con sujeción al Código Sustantivo del Trabajo?

Si en la experiencia profesional de Perdomo no hay nada oculto, ¿por qué la universidad se resiste a hacer públicos las respectivas copias de los aportes al sistema general de seguridad social, como salud, pensiones y ARL? Aquellos documentos son, al final del día, la única prueba que confirmará que entre 1998 y 2004 Jorge Fernando Perdomo sí fue empleado o contratista del Externado de Colombia.

@ernestoyamhure

Recomendación2

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO