Valores de la ciencia y de la democracia

17 de julio del 2019

Opinión de María Piedad Villaveces

Valores de la ciencia y de la democracia

En la portada del número de Junio de la Revista “Hoy en la Javeriana” aparece entre comillas una frase del Nobel de Física de 2012 Serge Haroche que dice: “Los valores de la ciencias, son los mismos de la democracia”. 

Esa frase me genera varias preguntas: ¿La ciencia tiene valores? en caso positivo, ¿Cuáles son los valores de la ciencia?. También es necesario preguntarse por los valores de la democracia con el fin de afirmar una igualdad entre los mismos. 

Empecemos por identificar los valores de la democracia que en su función de sistema de gobierno, pueden ser sintetizados en siete: la libertad, la igualdad, la justicia, el respeto, la tolerancia, el pluralismo y la participación.

Por su lado, el estudio de los valores de la ciencia como práctica humana centrada en la búsqueda de verdades, no es tan preciso. En efecto, pensadores como Russell, han llegado a considerar que la ciencia no tiene valores: en su libro Religión y Ciencia, afirmó que «cuestiones como los valores se encuentran fuera del dominio de la ciencia». Otros pensadores, como Merton afirmaron que los valores de la ciencia podrían definirse como comunismo (entendido como que la comunidad era dueña de los descubrimientos científicos), universalismo, desinterés y escepticismo organizado. Más recientemente Echeverría (2002), considera que los valores de la ciencia son el ideal regulativo de las acciones científicas. 

En este escenario: ¿De qué valores de la ciencia se refiere Haroche, al afirmar tal igualdad? 

Lo anterior nos muestra que no es fácil comparar conceptos diferentes. En el caso que nos ocupa, la comparación de sistemas de gobierno (como la democracia) con prácticas humanas de búsqueda de verdades (como la ciencia), es un gran reto que el Nobel de Física complejiza aún más al buscar igualdades en VALORES entre conceptos sociales diferentes. Dicho de otro manera, es difícil comparar peras con guayabas.

Con el fin de confirmar que Serge Haroche hubiera hecho esa afirmación, revisé con cuidado el artículo y me dí cuenta que el Nobel no hace tal afirmación, sino dice que “la única respuesta para defender los valores de la ciencia y la democracia es la educación…”. 

Quizás la emoción de oír a un Nobel hablar de educación, precipitó la conclusión de la periodista de afirmar que “los valores de la ciencia son los mismos de la democracia”. El tema no es ligero y considero que merece un estudio profundo para que como sociedad unamos la comprensión de lo que “es”, en cuanto a la ciencia, con el “deber ser” o el modelo de organización que nos proyecta a la sociedad que deseamos ser. 

La publicación que se hizo en la Revista “Hoy en la Javeriana”, nos obliga a analizar sobre la complejidad de generar igualdades entre conceptos diferentes, y sobre la necesidad de contextualizar en el artículo una frase de una complejidad filosófica tan alta. 

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO