Boletín diario

RECIBA NUESTRO BOLETÍN DIARIO

Indicadores Económicos

Pablo Picasso

Pablo Picasso es el artista más importante y popular del siglo XX. Una simple revisión en ...
Pablo picasso
25/10/1881-08/04/1973

Pablo Picasso es el artista más importante y popular del siglo XX. Una simple revisión en Google arroja tantos resultados como la Coca Cola o McDonald’s, y su nombre aparece en la lista de quienes protagonizaron el siglo pasado junto a Einstein, Freud, Hitler o Coco Channel. Su vida duró tanto como una centuria y estuvo imbuida por la búsqueda incesante de crear un universo propio para el arte, al tiempo que la desgracia y la tragedia marcaron la vida de quienes estuvieron a su lado. Creador y destructor como lo denotó acertadamente Arianna Huffington en su biografía. Pues en efecto, fue contradictorio, genial, detestable, arribista, grosero, gruñón, machista.

Los adjetivos no se agotan cuando hablamos de Pablo Picasso, quien murió hace cuarenta años en Mougins, un pueblito de Costa Azul francesa. 

Pablo Picasso, Kienyke

Las señoritas de Aviñón

La obra que marcó el inicio del arte moderno estuvo escondida durante más de un año y varios de quienes lograron verla una vez terminada no dudaron en afirmar que Pablo Picasso se había vuelto loco. Se trata de un cuadro impactante, fuerte, casi agresivo. Picasso comenzó a pintarlo en el otoño de 1906 en su estudio de Bateau-Lavoir en Montmartre, en el costado este del Sena, refugio de bohemios que querían triunfar en Paris, muchos de ellos inmigrantes como su amigo español Juan Casagemas o Amedeo Modigliani. La leyenda dice que Picasso en 1905 asistió a una exposición de arte africano en Madrid y quedó maravillado con las máscaras y su composición del rostro humano, unas semanas después visitó una galería en la que su némesis, Henry Matisse, mostraba lo más reciente de su trabajo: “Las Bañistas”. El orgullo del español, conocimiento y capacidad de reinterpretación lo llevaron a encerrarse durante seis meses en su estudio hasta completar esta obra. ¿El resultado? Un nuevo rumbo para el arte.

Señoritas de Avignon, Pablo Picasso, Kienyke

El Guernica

Guernica es un grito de dolor y de indignación contra la guerra. En 1938, a un año del inicio de la Segunda Guerra Mundial, España es arrasada por una cruenta guerra civil. La historia es sencilla: Guernica, una ciudad vasca, fue atacada por un contingente militar de los nazis por pedido explícito de Francisco Franco. Tras el ataque la ciudad quedó hecha polvo y Picasso supo de este hecho por las imágenes de los periódicos y las emisoras francesas. El cuadro fue un encargo del partido socialista español, que él aceptó sin miramientos. Para este trabajo Picasso realizó alrededor de 700 bocetos y adoptó imágenes de la cultura popular española como el caballo y el toro. Pintar sin colores fue en parte una decisión personal y un recurso técnico. Finalmente, su compañera de aquellos años, la fotógrafa Dora Maar, hizo una serie de imágenes sobre la gestación y los avances de la obra que hoy reposa en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Guernica, Picasso, Kienyke

Mujeres

Amantes, musas, esposas o modelos, los roles que jugaron las mujeres en varias épocas de su vida están representados en los diferentes y diversos periodos de creación artística que se pueden apreciar en temas como la sensualidad, la maternidad, el amor desecho o la exuberancia sexual. El renovado asombro que desde niño Picasso profesó hacia lo que consideraba bello nunca le abandonó, al contrario, fue evolucionando y transformándose con la experiencia como amante, esposo, padre y pintor. Sus pesquisas históricas fueron cargando de sentido su tiempo y su obra, de ahí que la representación de sus  mujeres nos deje ver el estado de ánimo de ellas o sus rasgos más característicos: tímidas, descaradas, sensuales, temperamentales, neuróticas, serenas. Al morir Picasso, Marié Therese Walter, madre de su hija Maya y la mujer que más pintó, se ahorcó en su apartamento; en tanto Jaqueline, su última esposa, terminó enloqueciendo. Cabe anotar que Françoise Gillot, madre de sus hijos menores, Paloma y Claudio, y también pintora, fue la única mujer que lo abandonó.

Françoise Guillot, Jacqueline Picasso, Marie-Thérese Walter, Esposas de Picasso, Kienyke

Los Toros

Picasso amaba los toros, afición que desde niño le inculcó su padre y que después adaptó en sus diferentes periodos; uno de estos la “minitauromaquia”, serie de grabados, acuarelas y cerámicas en las que trabajó hacia finales de su vida, cuando se aisló del mundo y se marchó a vivir al sur de Francia, en un castillo medieval en un pueblito llamado Mougins. De joven se ufanaba de ser “todo una Minotauro, que necesita raptar a mujeres vírgenes para poder vivir”, recuerda Fernandé Oliver, su novia de entonces. Los toros fueron al tiempo un vínculo permanente con España. El pintor fue íntimo amigo del matador Luis Miguel Dominguín y padrino de bautizo de su hijo, el cantante Miguel Bosé.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Anterior
Friedrich Hölderlin
Siguiente
Roberto Arlt
pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310