¿Quién responde por la muerte Brayan Güevara en un ascensor?

10 de noviembre del 2019

El niño murió en Bogotá luego de que el elevador presentara una falla mecánica.

¿Quién responde por la muerte Brayan Güevara en un ascensor?

Hace una semana se registró una lamentable tragedia en un conjunto residencial ubicado en Kennedy, sur de Bogotá. Brayan Güevara Pabón, un menor de 11 años, murió luego de que uno de los ascensores del edificio en el que vivía presentara una falla mecánica.

Los hechos ocurrieron en las horas de la noche del pasado sábado, luego de que Brayan entrara al edificio con uno de sus amigos.

Los dos niños quedaron atrapados en el quinto piso, debido a que el elevador presentó una falla y quedó atascado.

Cuando los miembros del personal de seguridad del conjunto se percataron del hecho, intentaron rescatar a los dos menores. Sin embargo, mientras sacaban al primero del ascensor, Brayan cayó al vacío por el ducto.

El niño murió minutos después.

¿Quién responde?

El abogado Óscar Sierra le dijo a KienyKe.com que lo primero que se puede inferir es que la administración del conjunto residencial es la responsable del lamentable suceso.

“Por lo tanto, debe responder aquella persona natural que ostentaba la representación legal de la administración, quien debía estar al tanto de situaciones como el mantenimiento de los ascensores”, mencionó.

Sin embargo, sostuvo que se debe investigar hasta qué punto los vigilantes contribuyeron al fatal desenlace, “al fallar en la implementación de los protocolos de emergencia, debido a que en este caso su deber era mitigar el riesgo, respetando los pasos que le exigían la acción de salvamento inmediata, constitutiva en llamar a la línea de emergencia”.

“De tal forma que, si no se hizo o se actuó en contravía de su deber, deberá demostrarse, vía probatoria, que no le era exigible la realización de una acción distinta, y que su intervención no lo convirtió en el generación de la desgracia”, agregó.

Sierra señaló que en este caso podría existir la posible comisión del delito de homicidio culposo, toda vez que el administrador debió haber tenido al día la certificación anual de funcionamiento de los ascensores, la cual, aparentemente, había vencido ocho días antes del lamentable suceso.

“El hecho de no realizar los mantenimientos preventivos y correctivos de los ascensores, supone una falta a sus funciones y, por ende, debe responder penalmente”, resaltó.

El abogado explicó que quien incurre en el delito de homicidio culposo se enfrenta a una pena de prisión que va desde los 32 a los 108 meses y una multa de 26 a 150 salarios mínimos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO