“Se necesitan 17 millardos de dólares para acabar con escasez en Venezuela”

“Se necesitan 17 millardos de dólares para acabar con escasez en Venezuela”

19 de Septiembre del 2016

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenagas), Carlos Eduardo Albornoz, aseguró que se requieren aproximadamente 17 millardos de dólares para acabar con el problema del desabastecimiento en Venezuela.

Lea también: Canciller de Venezuela: La Triple Alianza pretende “destruir” Mercosur

Durante una entrevista ofrecida a Televen, Albornoz aseguró que en el país se han agudizado los problemas de alimentación y de ganadería.

“No se resolverá hasta el último trimestre del próximo año”, aseguró. Indicó igualmente que la cifra que dio serviría para solventar la crisis.

Además: Samper da su versión sobre Venezuela y las gestiones de Unasur

Destacó que el financiamiento para los ganaderos está paralizado totalmente por asuntos internos. “Con este modelo va a ser muy complejo para importar carne como se hacía en años anteriores, en los que nos manteníamos entre los mejores 10  países”, agregó.

Le puede interesar: Del miedo de morir en la guerra a morir de hambre en Venezuela

“La comida en Venezuela debe ser para alimentarnos a todos”

José Antonio García, portavoz de la Central de Trabajadores, UNETE, aseguró por su parte que la escasez e inflación continúan golpeando a los venezolanos, a pesar de que en las últimas semanas se ha observado la presencia de alimentos importados en los anaqueles de algunos establecimientos comerciales, lo que “lamentablemente para la clase asalariada no es la solución debido a que sus precios los hacen inaccesibles”, sostuvo.

Según indicó García, las últimas semanas en los comercios “chinos” y otros establecimientos se pueden encontrar productos importados de la cesta básica del venezolano. Desde hace más de un año, y ante la caída de la producción nacional, escasean en la mesa del venezolano el arroz, azúcar, aceite vegetal y pastas, pero los precios de estos productos importados oscilan entre 2 mil y hasta 3 mil bolívares el kilo.

“A estos precios, a la mayoría de los trabajadores del país el salario no les alcanza para comprarlos. La importación de alimentos no vino a solucionar las necesidades de la población más pobre. La comida debe ser para alimentarnos a todos, sin distingo de clase social, no para colocarla en estantes donde por lo costosa, solo unos pocos pueden comprarla”, expresó.

UNETE exige a las autoridades explicar cómo llegaron a Venezuela estos alimentos, cuál es su valor en dólares y la tasa de cambio a la que se canceló. El dirigente sindical José Antonio Gracía sostiene que el Gobierno debe y está obligado a informarlo.

El portavoz también se refirió a la extensión del decreto de Estado de Excepción aparecido en Gaceta Oficial el pasado miércoles 14 de septiembre y manifestó que “continuar gobernando por decreto es un duro golpe para la democracia y un favor a la corrupción, la ineficiencia, la discriminación, la violencia, la miseria y los atropellos. Gobernar así solo empeora todo, así lo adornen con palabras de libertad, justicia y humanismo o lo pinten de colores”.

Por: Analítica