Trump ataca (una vez más) a los medios de comunicación

Trump ataca (una vez más) a los medios de comunicación

17 de Febrero del 2017

La rueda de prensa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego del primer mes de gestión transcurrió de la misma manera que sus primeras cuatro semanas en el poder: ataques a los medios de comunicación, apologías a sus decisiones políticas y rechazo a las acusaciones de sus supuestas relaciones con Rusia.

El presidente acusó a los medios de comunicación de falsear los hechos, implicarlo con Rusia a partir de mentiras, odiarlo y estar realizando una campaña para perjudicarlo. Durante su primera comparecencia en solitario como presidente, Trump buscó defender los logros de su mandato y terminó culpando a los medios de comunicación de todas sus controversias durante una polémica rueda de prensa que duró una hora y 20 minutos.

Trump declaró que “heredé un desastre. Es un desastre. Nacional e internacionalmente es un desastre”. Luego de manifestar esto procedió a enumerar cada uno de sus presuntos éxitos económicos y diplomáticos para concluir afirmando que “Nunca ha habido un presidente que haya hecho tanto en un periodo tan corto de tiempo” afirmó, “y no hemos ni siquiera empezado con el trabajo fuerte todavía. Eso comenzará la próxima semana”.

Lea también: En cinco días Trump acabó con ocho años de gobierno de Obama

Asimismo, Trump aprovechó para defender su medida migratoria, afirmando que es “perfecta”: “Teníamos un despliegue muy suave con la prohibición, pero tenemos una mala corte”. De igual manera, defendió su gestión económica al declarar que “las fabricas y plantas industriales ya están volviendo a Estados Unidos, incluyendo a las más grandes: Ford, General Motos y muchas otras”.

También aprovechó para presentar a su nuevo secretario de Trabajo, Alexander Acosta, el primer latino que se incorpora a su  gabinete. Sin embargo, la introducción de Acosta se vio opacada por un nuevo ataque contra los medios de comunicación.

El centro de este nuevo ataque fueron las filtraciones del escándalo de las relaciones de Trump, su equipo y Rusia. Primero, el jefe de Estado anunció que le ha solicitado al Departamento de Justicia que investigue las filtraciones del gobierno y luego acuró a los medios de dejarse manipular “Las filtraciones son ciertas, las noticias son mentira”. “Rusia son noticias falsas. Rusia es noticias plantadas por los medios de comunicación” insistió el mandatario”.

Además: La campaña de Trump estuvo en contacto con el espionaje ruso

“No tengo nada que ver con Rusia. No he hecho una llamada de teléfono a Rusia en años. No hablo con nadie de Rusia. Y no es que no pueda, es que no tengo a nadie con quién hablar [en ese país]” afirmó Trump también para desestimar las acusaciones e, incluso, defendió a su exconsejero de seguridad Michael Flynn.

En ese momento, empezó a atacar con mayor dureza a los periodistas y los culpó de torpedear su apertura con Rusia “Putin probablemente asume que para mí sería políticamente imposible alcanzar un acuerdo con Rusia”, dijo Trump, “Si fueras Putin ahora mismo, dirías: “¡Eh! Hemos vuelto a los viejos juegos con Estados Unidos, es imposible que Trump llegue a un acuerdo con nosotros”.

“La prensa está fuera de control (…) El nivel de deshonestidad está fuera de control”, además afirmó que “”el público ya no cree en ustedes”

The Wall Street Journal, The New York Times, The Washington Post, CNN y BBC fueron los medios que recibieron mayores críticas y ataques por parte del presidente, quien buscó desmentir cada una de las exclusivas de estos medios.

Finalmente, la rueda de prensa terminó sin que el presidente respondiera acerca de las medidas que planea tomar con los hijos de inmigrantes que llegaron a EE.UU siendo niños, o si tomará represalias contra la prensa, pero sí afirmó que en marzo dará a conocer un proyecto para reemplazar el Obamacare.