Obama: “la democracia puede tambalear cuando se entrega al miedo”

Obama: “la democracia puede tambalear cuando se entrega al miedo”

11 de Enero del 2017

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se despidió de todos los norteamericanos luego de permanecer durante ocho años en el cargo más importante del mundo. Ante 18.000 personas reunidas en Chicago, su fortín político, destacó los logros obtenidos durante su gobierno, los desafíos hacia el futuro y la unidad que debe tener todo el país durante la transición hacia el nuevo gobierno de Donald Trump.

“Somos la Nación más grande, la más respetada. Pero el potencial de EEUU se hará realidad sólo si nuestra democracia funciona”, indicó Obama, que entregará su cargo el próximo 20 de enero a Trump, quien derrotó a Hillary Clinton en las pasadas elecciones del 9 de noviembre ante la sorpresa del mundo entero.

Lea también: Obama se siente orgulloso de haber apoyado el proceso de paz de Colombia

Precisamente sobre este tema, el presidente saliente dijo que “en 10 días, el mundo será testigo del evento más importante de nuestra democracia: la transferencia pacífica de poder de un presidente a otro”.  De hecho, el demócrata aseguró que se comprometió con el presidente electo a tener una transición amigable, “así como lo hizo Bush conmigo.  Porque está en todos nosotros asegurarnos que el gobierno puede ayudar a todos los desafíos a los que nos enfrentamos. La democracia puede tambalear cuando se entrega al miedo”.

Asimismo, habló sobre la economía y destacó que hoy está creciendo otra vez. También dijo que los sueldos e ingresos están subiendo, además de indicar que la pobreza está disminuyendo. “Los ricos están pagando un justo porcentaje de impuestos incluso mientras el mercado bursátil está marcando récords. El desempleo está en una línea más baja en diez años. Las tasa de los que no tienen seguro médico nunca estuvo tan baja. Los costos de la sanidad están en el nivel más bajo en 50 años. Y si alguien puede hacer un plan que es mejor que las mejoras que nosotros al sistema sanitario – que cubre más gente a un costo menor – lo voy a apoyar públicamente”, apuntó el mandatario.

Sobre los temas raciales, uno de los problemas que deja a la siguiente administración, Obama manifestó que esta es una amenaza para la democracia, teniendo en cuenta que esto puede dividir a la sociedad: “Tenemos que hacer más esfuerzo con esto. Los poderosos van a seguir aprovechándose en sus enclaves privados.  Si vamos a hablar de la raza tenemos que seguir con las leyes contra la discriminación. Pero las leyes no serán suficientes. Los corazones tienen que cambiar”.

Por otra parte, se refirió a la competencia que hay con países como China y Rusia, de quienes dijo que no se pueden comparar con la influencia que tiene Estados Unidos en el mundo, pese a que son economías y políticas importantes en cada uno de los hemisferios.

Finalmente, Obama, que siempre mostró una imagen cercana a todos, se despidió de todos los asistentes agradeciendo por el apoyo recibido en los momentos más difíciles de su mandato y expresó que “sí, se puede, sí lo hicimos, sí se puede”.

“Gracias. Que Dios los bendiga. Y que Dios continúe bendiciendo a los Estados Unidos de América”, apuntó Obama, que se fundió en un fuerte abrazo con Michelle, su esposa y sus hijas, quienes lo acompañaron y aplaudieron durante todo su discurso, el último como presidente de Estados Unidos.