(Video) “Peco y luego me confieso”, dice sacerdote sorprendido en un prostíbulo

(Video) “Peco y luego me confieso”, dice sacerdote sorprendido en un prostíbulo

17 de Febrero del 2017

Las andanzas de un sacerdote católico de Italia quedaron en evidencia luego de que el periodista Silvio Schembri, del canal de televisión La 7, lo encontrara en un prostíbulo, del que al parecer, es visitante frecuente.

Lea también: Fiscalía: Religiosa torturaba a niños en un albergue de Popayán

Según lo reportaron medios del país europeo, el religioso –cuya identidad no ha sido revelada- quedó al descubierto luego de que el reportero entrara al establecimiento para atender una denuncia ciudadana y viera al hombre con una de las prostitutas. 

En una cámara oculta, quedaron registradas algunas imágenes del encuentro entre el periodista y el sacerdote, quienes entablaron una conversación que ahora genera polémica en Italia.

“Vengo siempre porque hay mujeres muy bellas y es donde menos dinero se gasta. Ya estuve con aquella brasileña”, le dice el religioso al señalar a una de la jóvenes.

Los argumentos que entrega el hombre al ser cuestionado por el comunicador, van más allá. Incluso, dice que intimida a quienes lo reconocen en el prostíbulo.

Además: La Arquidiócesis de Cali sí debe responder por la violación de niños

“Nadie se mete conmigo porque aquí te encuentras con gente casada. Si vienen a decirme algo, les digo que los conozco y que se lo voy a decir a su mujer. Yo peco y luego me confieso”, añade el sacerdote, quien de manera tranquila y como si el periodista fuera un cliente más de lugar, añade que ha gastado hasta 440 euros por cada uno de los encuentros sexuales que mantiene en el lugar, es decir más de un millón de pesos colombianos.

El sacerdote, quien además asiste al lugar con su hábito, también le explicó a Schembri que ha tenido sesiones hasta con cinco mujeres a la vez.

Este es el segundo caso en este año que produce ampolla entre la comunidad religiosa italiana. En enero pasado, Claudio Cipolla, actual obispo de Padua, en el norte de Italia, pidió perdón por los actos cometidos por el recién destituido párroco de la iglesia de San Lázaro, Andrea Contin, acusado de prostituir a varias mujeres con quienes organizaba orgías dentro de su sede religiosa.

Le puede interesar: La historia de amor entre un párroco y un joven que escandaliza a Medellín

Sorprenden a sacerdote italiano en un prostíbulo