La gente prefiere comprar zapatos por Internet

16 de julio del 2019

Ahora van a las tiendas exclusivamente a medirse el calzado para luego comprarlo en línea.

La gente prefiere comprar zapatos por Internet

Colburn Shoe Store, establecida en 1832, se anuncia como la zapatería más antigua de Estados Unidos. El propietario, Colby Horne, y su padre, Brian, recuerdan las marcas y tallas que les gustan a sus clientes.

Sin embargo, ya no pueden vender algunas de las marcas más populares, como Nike y Adidas.

Los minoristas independientes han sido recortados en años recientes por los enormes fabricantes de calzado.

En algunos casos, a los negocios pequeños se les exige que realicen compras anuales de 20 mil dólares o más. Eso puede equivaler a al menos 500 pares de zapatos, demasiados para que una tienda de un solo cuarto los maneje y venda en un año además de sus otras marcas.

Algunas tiendas independientes han sido sacadas del negocio por la competencia de grandes almacenes y las compras en línea. Ahora, con los pedidos mínimos requeridos, las tiendas tienen una mayor presión.

Por ejemplo, la zapatería Glick’s Shoe Store en Lewistown, Pennsylvania, cerró en mayo luego de 90 años en el negocio. Nicole Swanger, la subgerente, afirma que la tienda cerró debido a que perdió su cuenta con Nike, que había sido su marca de más ventas.

“La tendencia parece ser que el volumen es el camino para que las grandes compañías de calzado ganen dinero”, dijo Brian Horne.

Horne indicó que las grandes compañías zapateras también están dirigiendo cada vez más a los clientes a sus propios websites.

El mercado estadounidense del calzado tuvo un valor de 72 mil millones de dólares durante los 12 meses que terminaron en marzo, y casi el 30 por ciento de esas ventas se realizaron en línea, de acuerdo con estimaciones de NPD Group, una firma de investigación de mercado.

Las ventas de calzado subieron 4 por ciento respecto a los 12 meses anteriores. Pero las ventas directas al consumidor a través de tiendas, sitios web y catálogos de las propias marcas crecieron un 12 por ciento.

“No significa que las tiendas físicas van a desaparecer, pero habrá muchas menos”, dijo Matt Powell, analista de la industria deportiva para NPD.

Algunos minoristas independientes dicen que perdieron cuentas pese a mantener los mínimos.

Kevin Carter, propietario de Carter’s Clothing and Footwear, dijo que las tiendas de la compañía en Massachusetts habían comprado 350 mil dólares en productos Nike al año. Pero después de una relación de 30 años, Nike dejó de venderle a Carter’s en el 2013, sin explicación alguna.

Chuck Schuyler, presidente de la Asociación Nacional de Minoristas del Calzado, dijo que la cantidad de zapaterías independientes en Estados Unidos estaba disminuyendo y estimó que quedaban entre 6 mil y 8 mil.

Colby Horne dijo que cuando los clientes llegan buscando tenis Adidas o Nike, él les sugiere marcas que son populares entre los corredores como Brooks, New Balance o Saucony.

La tienda tiene cuentas con más de 100 marcas.

Los clientes se probarán el calzado en su tienda, dijo, luego lo comprarán en línea. O traerán los zapatos que no les quedan bien que compraron en línea para que les ayude con el ajuste. Él ve estos casos como una oportunidad para brindar un servicio personal. Quizá no haga una venta en ese momento, pero podría animar a un cliente a regresar.

“Ahí es cuando deben entrar tus habilidades en las ventas”, afirmó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO