Nueva reforma política estaría a la vuelta de la esquina

Nueva reforma política estaría a la vuelta de la esquina

17 de Febrero del 2017

Tal como lo hiciera con la reforma al equilibrio de poderes en 2014, el entonces senador y ahora ministro del Interior Juan Fernando Cristo, lidera la propuesta para crear una nueva reforma política.

En la Revista Semana Cristo dijo que “ha llegado el momento de hacer la revolución pacífica en la política colombiana. Es una decisión que puede ampliar la participación y legitimar la democracia colombiana”.

De cara a las elecciones del 2018, el gobierno de Juan Manuel Santos espera impulsar un proyecto de ley que, entre otras cosas, podría ampliar el periodo presidencial a 5 años. Esa ampliación también cubriría alcaldes, gobernadores, parlamentarios, diputados y concejales. Además se cambiaría la figura del vicepresidente por la del designado presidencial.

Voto a partir de los 16 años, voto obligatorio por dos periodos, financiación de campañas completamente con fondos públicos, lista cerrada para el Congreso y modificar la circunscripción nacional, serían algunos de los principales elementos de la posible reforma.

Lea también: Mininterior propone una reforma política masiva en el Congreso

Otro de los puntos en los que se sostiene la propuesta, quizás el más importante, es el Acuerdo de Paz. Dentro de los firmado en La Habana, en el numeral 2, se estipula que debe haber una “ampliación democrática que permita que surjan nuevas fuerzas en el escenario político para enriquecer el debate y la deliberación alrededor de los grandes problemas nacionales y, de esa manera, fortalecer el pluralismo y por tanto la representación de las diferentes visiones e intereses de la sociedad, con las debidas garantías para la participación y la inclusión política”.

Según el ministro, a través de la reforma, se podrían generar herramientas sólidas para atacar varios problemas de la política nacional: la corrupción, el clientelismo, la compra de votos, entre otros.

Lea, además: El gobierno trata de camuflar el escándalo odebrecht que le afecta

Por lo que significaría abrir la puerta a posiciones diferentes, tal cual se dijo en los Acuerdos de paz, la reforma ha recibido algunas voces de apoyo. Francisco Tolosa, representante a la cámara por Voces de paz. En el debate sobre la participación política de las Farc, Tolosa dijo que  “Flaco favor le haríamos a la democracia Colombiana, si no apoyáramos la propuesta de financiación estatal de las campañas. De lo contrario sería abalanzar al nuevo partido —el de las Farc entre otros—, no a ser una bocanada de aire para la democracia colombiana, sino a ser un partido prepago que se venda al mejor postor”…

En el camino a la discusión y aprobación, la reforma, muy seguramente se encontrará con férreos opositores, especialmente aquellos legisladores elegidos por voto preferente, pues eso significaría que las viejas costumbres caudillistas y politiqueras se sigan reproduciendo. Eso podría cambiar con las listas cerradas, pues no se votaría por un candidato sino por el logo de un partido.

Explicó Cristo a Semana: “No nos llamemos a engaños, cada campaña con voto preferente en el Senado es una campaña nacional que necesita asesor, gerencia, sedes en todo el país, publicidad, radio, televisión, gastos insostenibles para una campaña decente”.

Otros, como la senadora Claudia López, han dicho que se saque a relucir esa cuestión ahora, tendría por motivo generar “cortinas de humo”, y desviar la atención sobre un debate más importante: el caso Odebrecht.

Lentamente la posible reforma empieza a andar. Los primeros pasos los dio este jueves 16 de febrero, cuando se reunieron el presidente Santos, el ministro cristo y otros representantes de la Unidad por la paz para acordar la agenda de la discusión.

Además le podría interesar:  Ser líder social en Colombia ¿Una sentencia de muerte?