Indicadores Económicos

‘Echar por tierra’, lo nuevo de Eduard Moreno

Eduardo Moreno, Artista, Kienyke

La nueva propuesta del artista Eduard Moreno condensa su reflexión crítica a los procesos de la modernidad y a la idea de progreso asociada a esta, exhibida actualmente en la Galería NC – Arte de Bogotá.

El proyecto se titula ‘Echar por tierra’, que, con un marcado sentimiento de pérdida, Moreno aborda para demostrar el fracaso de procesos industriales alusivos a la perforación de tierras y a la minería a cielo abierto, que tantos daños han ocasionado a lo largo y ancho del territorio nacional. Recurre a toda suerte de críticas semiocultas evocadoras de la naturaleza y sorpresivas en sus resoluciones conceptuales, sin olvidar el sentido de su oficio como destacado creador estético.

Dice el artista que este trabajo nace con la especial intención de poner en evidencia de manera estética los sistemas agresivos con que hemos venido manejando la tierra en los últimos años, esto es, los procedimientos extractivos, procesos más cercanos a la modernidad. Aunque no alude a ningún lugar específico de Colombia, la obra goza de un carácter universal.

Eduardo Moreno, Artista, Kienyke

“Hablo de promesas rotas o incumplidas por parte de las religiones, como de su supuesto remplazo, la modernidad. Ambos sistemas se han valido de los mismos procesos ideológicos para fundamentar su doctrina, pero ambas también, han incumplido sus promesas de abundancia y felicidad”, agrega Moreno.

Echar por tierra es un proyecto específico para NC- Arte. Nació a principios del año 2012, cuando Claudia Hakim, directora de la fundación, le hizo una invitación formal al artista, para pensar en un proyecto para el espacio de la galería. Sin embargo dice el artista “lo que a aquí se puede ver no es otra cosa que la constante reincidencia en proyectos anteriores, donde el enfrentamiento entre la supuesta luz de lo racional y lo oscuro del mundo irracional, símbolo de la melancolía y del objeto perdido, se traducen en sendas reflexiones frente a nuestro estado de ser en el mundo. Aquí es importante señalar la importancia que para mí tienen conceptos como lo latinoamericano o lo barroco”.

El curador de la exhibición, Conrado Uribe, dice: “Sin falsas pretensiones, pero con la claridad que otorgan el trabajo constante, la lectura consciente de pensadores contemporáneos, la observación analítica de los procesos económicos actuales en Colombia, y el compromiso ético de querer ocuparse de un lugar y un tiempo desde su propia práctica, Eduard Moreno se ha planteado el reto de ‘Echar por tierra’ buena parte de los sueños, utopías e ilusiones del proyecto moderno en su deriva más latinoamericana y colombiana”.

La postura estética del reconocido artista es paralela al problema, con lo cual se propone motivar en el espectador un análisis crítico de la realidad, con un lenguaje poético que le permita reflexionar sobre tan graves situaciones dañinas para el ecosistema, con la explotación ilimitada de recursos y sus terribles consecuencias, tanto en el sector social como en la agricultura de muchas regiones.

Agrega el curador “como viene siendo una costumbre histórica en nuestro país, la primera extracción que realizan las grandes compañías, sean mineras o agrícolas, es la humana; y el sistema, cómplice, les acompaña. ¿No es esta situación en su conjunto una nueva expresión de un capitalismo de tipo colonialista? ¿La modernidad y sus propósitos fueron sólo un paréntesis entre dos manifestaciones de un mismo sistema económico?”

Eduardo Moreno, Artista, Kienyke

Dos preguntas al artista

¿Es su trabajo un síntoma de práctica crítica?

“Claro que sí. Todo artista pertenece a un momento histórico y geográfico que lo contextualiza y le da forma a sus percepciones. Un estado, en cierta manera, de originalidad, de origen. Un horizonte de significado, según Gadamer”.

“Sin embargo, pienso que la poesía es un avanzar sobre lo objetivo, un trazar, atrasar y retrasar cualquier pensamiento objetivo puro, para convertirlo más bien, en una nueva apreciación simbólica de nuestro mundo. El arte debe ser crítico, pero su objetivo fundamental no debe reducirse a esto, entonces sería simplemente un agente sintomático, como la publicidad o los actuales documentales sensibleros”.

¿Alude usted a lo perdido?

“Lacan nos dejó claro lo duro que sería sostenernos en una realidad sin símbolos e imaginarios. La cultura y la civilización son nuestra mejor arma para refugiarnos de lo grotesco y lo incontrolable. Sin embargo el dolor y la pérdida son puentes que nos acercan a lo real. Con mi obra trato de acercarme a este Puente”.

Tres instalaciones

La muestra se compone de tres instalaciones, la primera ocupa la totalidad del espacio principal de la sala de la primera planta adonde el artista trasladó una enorme máquina de bandas continuas utilizadas en la extracción mineral a gran escala. En ellas, a diferencia de transportar carbón mineral, rocas y piedras, la bandas llevan imágenes, creadas por el artista a partir de registros fotográficos de perfiles de personas, impresos en papel carbón de formas continuas, técnica utilizada por el artista desde hace ya algún tiempo. Una serie de estos retratos se exhiben igualmente en formas continuas sobre las paredes de la sala, causando un impacto visual que permite adivinar los sucesos y las cotidianidades del mundo minero, con irrealidades verídicas de sus pobladores; sus ilusiones, sueños y ausencias que presagian cierta soledad.

La segunda pieza, titulada Mal aliento, consiste en una serie de esculturas-objetos en proceso, en la que unas cachuchas completamente bordadas con hilos de oro y motivos barrocos, están ubicadas en cubos transparente llenos de tierra y estiércol de escarabajos vivos, para convertirse en verdaderos insectarios. En estas piezas el artista establece un doble juego con las gorras que evocan la indumentaria real de los mineros, a la vez que los escarabajos efectúan una labor similar a la de estos.

Eduardo Moreno, Artista, Kienyke

La tercera obra, titulada Cielo Abierto está compuesta por una yuxtaposición de imágenes en movimiento: una, es un filme en formato de 8 mm con fragmentos del proyecto Apolo 9 y su ilusión de llegar a la luna; la otra, es una vídeo-proyección en la que se ven imágenes aéreas de los cráteres producidos por las minas de explotación a cielo abierto en la Guajira. Según el artista presenta el enfrentamiento de tecnologías, épocas, sentidos y búsquedas, que resultan en fracaso y frustración.

Sobre el artista
Eduard Moreno, realizó estudios de Artes plásticas en la Universidad Nacional de Colombia donde recibió el grado de Maestro en Bellas Artes con especialización en Pintura (1997). Posteriormente viajó a España con una Beca de excelencia para Artistas Colombianos Carolina Oramas-Icetex (2005), con la que continuó estudios de Historia del Arte Contemporáneo en el Instituto de Artes de Madrid.

Desde 1999 ha exhibido ininterrumpidamente en individuales y colectivas y ha recibido varias distinciones entre las que se destacan el Primer Premio en el V Salón de Pintura Joven Club El Nogal 2009; Primer Premio en el XX Salón Nacional del Fuego 2008 de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño; Mención de Honor en el Salón Premio Fernando Botero 2008 y Mención especial en el X Salón Regional de artistas de Bogotá 2003, entre otros. En el 2011 fue galardonado con el Latin America Art Award otorgado en VII Feria Internacional de Arte de Bogotá, ArtBo como reconocimiento a su trayectoria artística.

Actualmente vive y trabaja en Bogotá donde es docente en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

NC-Arte, Carrera 5 No. 26 B – 76. Tel. 2821474. Abierta al público, hasta el 17 de agosto, de lunes a viernes, de 10:00 a.m. a 6:00 p.m. y los sábados, de 10:00 a.m. a 2:00 p.m. Entrada libre.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6012310