Indicadores Económicos

El monstruo de Brooklyn

Nueva York es una ciudad en la que se puede encontrar cualquier cosa, y además nunca duerme. La superproducción de lugares y eventos particulares que tiene la Gran Manzana es equivalente al aturdimiento que genera su punto central, Times Square. Todo sucede, todo es posible, y si Tokyo, la capital del Japón, tiene a Godzilla, el lagarto enorme como monstruo oficial, Brooklyn y los Hamptons no se quedan atrás. No uno ni dos, sino tres monstruos de tamaño moderado han sido encontrados muertos en el transcurso de los últimos cuatro años.

Los científicos parecen no entusiasmarse mucho y los medios masivos lo toman un poco en chiste, pero la verdad no se ha resuelto aún y nadie sabe a qué ser pertenece el cadáver que se encontró hace un par de días bajo el puente de Brooklyn. El cuerpo fue encontrado por un ciclista que pasaba y tomó unas fotos que luego envió a Gawker.com. Según el transeúnte, la policía levantaba el cadáver de la extraña criatura sin tener idea de qué se trataba. “Tiene cara de pitbull, cuerpo de serpiente y el tamaño de un cocodrilo”, fueron las declaraciones de la bloguera que anunció el avistamiento del monstruo.

En 2009, otro ser extraño aterrorizó en las playas de Montauk, Nueva York, muy cerca de los Hamptons. Parecía ser un mamífero que contaba con el cuerpo hinchado de un cerdo, un pico y dientes al mismo tiempo. Además, una de las patas tenía una especie de venda amarrada. Las versiones inmediatas empezaron a especular que el cuerpo era la evidencia de un mutante que había escapado de un laboratorio privado del gobierno que se encuentra en una pequeña isla de los alrededores.

Un año antes, el primer monstruo hizo su aparición. Un video de aficionados mostraba la orilla de una playa de los Hamptons donde una especie de jabalí con pico, un poco azulado y algo de pelaje, estaba muerto en la arena. Jenna Hewitt, de veintiséis años, iba con sus amigos cuando vieron algo encallado y gente alrededor en plan curioso. Cuando se acercaron y vieron la criatura pensaron de inmediato que se trataba de algo que se había fugado de Plum Island, el lugar donde se encuentra el laboratorio veterinario donde hacen pruebas secretas.

Hasta ahora sólo se ha resuelto uno de los misterios, mientras que los dos primeros monstruos no han logrado coincidir con alguna especie particular. Lo único que suele decirse es que son los restos de un mapache ahogado e hinchado por haber estado dentro del agua mucho tiempo. El monstruo reciente ya está identificado por biólogos de la Fundación Riverhead de Investigación Marina y Preservación de Riverside N.Y. Kim Durham, miembro del programa de rescate, declaró que se trata del cadáver descompuesto de un esturión, un pez común en el hemisferio norte y Europa.

pasaje comercial
Estamos atentos a sus comentarios
cerrar

Dirección: Carrera 7 No. 156 – 78 Piso 8 Oficina 802, Bogotá D.C. Teléfono: 6735278