Araña sacrifica su pene para salvar su cabeza

Araña sacrifica su pene para salvar su cabeza

4 de febrero del 2012

A diferencia de especies como la mantis religiosa y la tarántula, en las que el canibalismo sexual es muy común, la especie asiática Nephilengya malabarensis sacrifica su pene a cambio de que la hembra no le corte la cabeza después de la reproducción. Esta especie se reproduce por medio de una “cópula remota”, es decir que el hecho de que su esperma siga transfiriéndose a pesar de que el macho se desprenda de lo que funciona como pene, significa  una castración que incrementa la cantidad de inseminación en la hembra.