Condenada por haber sido violada

Condenada por haber sido violada

27 de noviembre del 2011

En Afganistán la violación se llama adulterio. Las mujeres que son violadas son acusadas por haber tenido sexo con un hombre. Lo peor es que son obligadas a casarse con el agresor para ser perdonadas por el estado y la familia.

Una mujer de 19 años llamada Gulnaz relata que el esposo de una prima entró en la casa, cerró puertas y ventanas y la tomó por la fuerza. Ella intentó gritar pero el agresor le cubrió la boca. Meses más tarde, nació una niña producto de la violación.

La mujer fue acusada de adulterio por haber mantenido relaciones sexuales con un hombre casado. Ahora enfrenta una condena de doce años de cárcel por ese delito. Gulnaz es considerada una vergüenza para la comunidad y una deshonra para la familia. El único modo de recuperar la dignidad es casándose con el violador. Desde la cárcel, la mujer declara que aceptará el matrimonio para poder estar con su hija y recuperar el respeto de la comunidad y de la familia. La Comisión Afgana de Derechos Humanos registró entre marzo de 2010 y marzo de 2011 más de dos mil casos de violencia contra la mujer.