Demandó a su esposa por fea y ganó

Demandó a su esposa por fea y ganó

5 de Diciembre del 2012

Los problemas en el matrimonio comenzaron cuando Jiat Feng y su esposa fueron padres de una niña que no tenía parecido a ninguno de los dos. Además, Jiat Feng creía que la pequeña era poco agraciada. Luego de pedirle una explicación, pues pensaba que la niña era producto de una infidelidad, su mujer confesó que en realidad se parecía mucho a ella. La mujer gastó cien mil dólares en cirugías plásticas para cambiar su físico. Feng pudo ver fotografías de su esposa antes de someterse a las múltiples cirugías y confirmó que la fealdad de la niña era herencia materna.

Desilusionado, Feng demandó a su esposa alegando que era demasiado fea y le había mentido porque su sensualidad no era producto de la naturaleza. Las autoridades locales del norte de China fallaron a favor del hombre, quien será recompensado con 120 mil dólares.

Jian Feng