Desarme, desmovilización y reintegración

Desarme, desmovilización y reintegración

14 de diciembre del 2011

Los nuevos grupos armados ilegales y las deficiencias en el proceso de reintegración son los temas del tercer informe que presenta la Comisión Nacional Reparación y Reconciliación.

La Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR) presenta el tercer informe sobre la situación del país en temas de desarme, desmovilización y reintegración este jueves 15 de diciembre. El documento toca temas como la reconfiguración del conflicto, la manera en que los nuevos grupos armados ilegales mantienen esquemas y estructuras de las autodefensas, y cómo su fuente económica está relacionada con la minería ilegal, el contrabando, la explotación forestal y la trata de personas. El documento también hace referencia a las deficiencias en el proceso de reintegración.

En detalle en la Región Caribe se identificó la disminución del grupo ‘Aguilas Negras’ y el fortalecimiento de la guerrilla en zonas de La Guajira, Córdoba y Bolívar. Mientras que en el nororiente y Magdalena Medio se evidenció el reclutamiento de población desmovilizada, y comandada por antiguos mandos de las AUC, quienes que están repitiendo actos como las torturas y la desaparición forzada.

Por su parte, en los Llanos Orientales la estructura principal de las FARC se mantiene, pero con un nuevo nombre, el de Bloque Jorge Briceño; este grupo se disputa las rutas al servicio de los cultivos de uso ilícito y el narcotráfico.

En la región sur-occidental del territorio nacional se identificó que el Valle, Cauca y Nariño son las zonas más críticas y golpeadas por los armados ilegales. Mientras que en Antioquia-Chocó se han presentado una especie de pactos territoriales entre frentes guerrilleros y nuevos grupos armados ilegales para el manejo del narcotráfico.

En el Distrito Capital y centro del país, Bogotá es el mayor centro receptor de desmovilizados individuales. Allí los grupos guerrilleros han perdido impacto por la acción de la fuerza pública, pero conservan redes de apoyo.