¿Dónde están los carros que chuzaban a políticos y magistrados?

¿Dónde están los carros que chuzaban a políticos y magistrados?

21 de diciembre del 2014

Han pasado cuatro años desde que en el Congreso se denunciara el extravío de dos plataformas móviles de interceptación de comunicaciones, que habían ingresado al país desde el 2007 al parecer de manera irregular.

Lea también, Investigan posible ‘chuzada’ a miembros del Consejo de Estado

La Fiscalía y la comisión de seguimiento al tema, integrada por senadores de la Comisión Primera del Senado, no se han pronunciado al respecto. El senador Juan Manuel Galán, presidente de dicha célula legislativa, le manifestó a kienyke.com su extrañeza de cómo dos automóviles usados para chuzar a políticos de la oposición y magistrados de altas cortes a finales del mandato de Álvaro Uribe, no aparezcan o se hayan extraviado de manera muy extraña.

También lea, ‘Chuzar’ teléfonos es más fácil de lo que parece

Galán Pachón a finales del 2010 realizó un debate de control político sobre la entrada de manera irregular de dos plataformas para interceptar llamadas telefónicas y que tuvo un costo de 3,2 millones de dólares.

En esa oportunidad el congresista liberal reveló que fue el DAS quien trajo los equipos al país, procedentes de Estados Unidos, en momentos en que Jorge Noguera, quien fue condenado por vínculos con los paramilitares, era el director de esa entidad.

En el 2010 el DAS negó la compra de esos vehículos, aunque gracias a la información obtenida de migración, se pudo constatar que sí entraron al país, pero finalmente no se supo bajo custodia de quién quedaron.

En el debate Juan Manuel Galán reveló que se cometieron “serias irregularidades acá en Colombia y en Estados Unidos en la manera como ese contrato se ejecutó de parte de la empresa que suministró los vehículos acondicionados, el cual requiere de una autorización especial del Departamento de Estado de los Estados Unidos a la empresa que vende los equipos para exportación. Aunque ese permiso fue expedido, esos equipos están en el limbo. El DAS se escuda en decir que no los recibió a conformidad porque no les sirvieron, pero esos equipos, tal como está comprobado que entraron al país, en manos de quién están”, sostuvo hace cuatro años.

En el 2010 se supo además que el DAS, en el gobierno de Uribe, firmó el contrato 217 de 2007 con Colvista (en representación del DAS) y la firma Phoenix Worldwide Industries (domiciliada en La Florida, Estados Unidos), para adquirir siete plataformas móviles de Inteligencia y vigilancia, con un año de garantía y entrenamiento para el uso de los equipos. El contrato fue firmado por valor de 3,2 millones de dólares aproximadamente.