El defensor del Pueblo, maniatado

El defensor del Pueblo, maniatado

1 de octubre del 2012

El recién elegido defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, está maniatado. En la entidad aseguran que el funcionario no ha podido nombrar personal de su confianza porque la pasada administración, que estuvo allí por acho años, dejó los principales cargos nombrados en carrera administrativa, lo que deja a Otálora sin posibilidades de tener personal de confianza en puestos sensibles. En las oficinas Jurídicas, de Planeación, Prensa y Subdirección Administrativa, entre otras, sus directores no se pueden remover.