El fenómeno Titán se volvió un dolor de cabeza

El fenómeno Titán se volvió un dolor de cabeza

5 de septiembre del 2012

El centro comercial Titán Plaza era uno de los más esperados por los bogotanos por la llegada de famosos almacenes extranjeros como Forever 21. Para entrar a este almacén de ropa, que tiene prendas a bajo precio, se debe hacer fila y no se puede volver a ingresar si ya lo hizo una vez.

Titán está localizado en un cruce de arterias, como son la Avenida Boyacá con Calle 80 al occidente de Bogotá, vías que permanecen bloqueadas, especialmente, los sábados, día que es prácticamente imposible circular. La ampliación que se hizo de la Boyacá no fue suficiente para descongestionar el tráfico. Este gran centro comercial cuenta con 250 locales comerciales, 55 mil metros cuadrados construidos para área comercial. Su tamaño es cinco veces la Plaza de Bolívar y tuvo un costo de 780 mil millones de pesos, de los cuales el 25 por ciento provienen de inversión extranjera. Un ambicioso proyecto que se volvió un problema.