Un laboratorio insertado en la piel

Un laboratorio insertado en la piel

23 de marzo del 2013

Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, desarrollaron el prototipo de un diminuto laboratorio que se inserta en la piel y es capaz de analizar moléculas en el organismo humano y enviar los resultados al instante. El implante podría ser usado inicialmente en pacientes con enfermedades crónicas porque  es capaz de enviar alertas tempranas en caso de requerir medicación urgente, además de saber si el tratamiento que está recibiendo el individuo está dando resultado. El sistema tiene un aparato de 22 milímetros que, sin batería, se colocaría bajo la piel. Justo encima del implante, sobre la piel, deberá colocarse un parche que tiene la batería y transmite energía al dispositivo interno por inducción electromagnética. El parche, además, transmitirá a aparatos como computadoras o celulares los datos recogidos. El modelo hasta ahora está siendo probado en ratones.