El padre de Britney Spears ya no será el único responsable de ella

El padre de Britney Spears ya no será el único responsable de ella

9 de abril del 2012

En septiembre de 2004 Britney Spears se casó con el bailarín Kevin Federline. En julio de 2007 se divorciaron y Spears perdió la custodia de sus dos hijos, Preston y Jayden. Acto seguido, la artista se depiló la cabeza frente a las cámaras de los paparazzi y la emprendió contra un automóvil con una sombrilla. En enero 2008, cuando se negó a entregar sus hijos a representantes de su ex marido, Federline, terminó encerrada en un hospital siquiátrico.

Como consecuencia, y por orden de un juez, le fue entregada a su padre, James Spears, la responsabilidad de manejar las ganancias y absolutamente toda la vida en general de Britney. Cuatro años después, luego de haber anunciado su futuro matrimonio con su manager Jason Trawick, parte de la responsabilidad de su padre será pasada a manos de Trawick. Esta sería la primera vez que un representante legal se casa con la persona de quien es responsable, lo que hace que muchos se pregunten si la relación no será otra de las maniobras de su padre para controlarle la vida.