EL TESTIGO DE ORO

EL TESTIGO DE ORO

23 de junio del 2011

Tal y como lo pidió la Procuraduría, Inocencio Meléndez, el ex subdirector Jurídico del IDU, quien el miércoles prendió el ventilador en el tema de ‘carrusel de contratación’, recibió mayor protección por parte del Inpec. Meléndez se convirtió en una especie de ‘testigo de oro’, pues tiene las claves con las que la justicia podrá enjuiciar a muchos de quienes participaron en el ‘carrusel de la contratación’, entre ellos a los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas. Todo indica que ambos serían los determinadores de todo cuanto ocurrió en esa entidad.

El ex funcionario fue trasladado de patio en la cárcel Picota, donde se encuentra desde hace dos meses. Ahora está en un pequeño pabellón de dos celdas donde estuvo recluido el controvertido empresario David Murcia, dueño de DMG. Los guardias lo cuidarán tanto, que incluso grabarán en vídeo todo cuanto ingrese allí, incluida la comida, para dejar constancia de que se hizo todo lo posible para protegerlo hasta de un posible envenenamiento.