El viaje que tiene en jaque a Chinchilla

El viaje que tiene en jaque a Chinchilla

16 de mayo del 2013

Todo empezó con un engaño. El ministro de Comunicaciones de Costa Rica, Francisco Chacón, aceptó que un empresario petrolero colombiano, que se hizo pasar como Gabriel O’Falan, le prestara a la presidenta Laura Chinchilla un jet privado para que viajara a Perú el pasado fin de semana. Costa Rica no tiene avión presidencial, así que el ofrecimiento no sonaba mal y permitiría que la mandataria asistiera a una boda en la que se encontraría con su homólogo peruano, Ollanta Humala.

Pero esta semana se conoció que el empresario colombiano realmente era Gabriel Morales Fallón, de 46 años, que ha sido cuestionado por la justicia como presunto testaferro del narcotraficante Juan Carlos Ramírez Abadía, alias ‘Chupeta’. El engaño le costó el puesto al ministro de Comunicaciones, que hoy presentó su renuncia, y puso contra la pared a la presidenta Chinchilla por la salida de uno de sus hombres fuertes, destaca el periódico La Nación de Costa Rica.

El mismo rotativo publica que la presidenta ha hecho diez viajes en aviones privados en lo que va de su administración, dos de ellos efectuados en una aeronave facilitada por la empresa a la que estaba adscrito el empresario colombiano. El primero de esos dos viajes fue al funeral del presidente de Venezuela Hugo Chávez.