Esposo en venta

Esposo en venta

25 de Noviembre del 2011

El aviso dice “fácil de mantener, solo necesita comida y agua cada tres o cinco horas. Necesita Internet y un espacio para jugar”. El anuncio más parece una venta de mascotas que de un marido. Alyse Braddley, de 21 años, esperó a su esposo, Kyle Braddley de 22 años, cuando este luchaba en Afganistán. Luego de ser dado de baja por una lesión en el hombro, Alyse lo recibió con la mayor alegría. La dicha duró poco porque Kyle, aunque estaba en casa, parecía ausente, se dedicó a jugar en el PlayStation y no le prestaba atención. Ante el abandono, la mujer, con el permiso de su suegra, puso en venta al marido. El precio: cualquier cosa interesante que le puedan dar.