FINGIÓ MUERTE DE HIJA PARA IR DE VACACIONES

FINGIÓ MUERTE DE HIJA PARA IR DE VACACIONES

10 de enero del 2012

Joan Barnett, coordinadora de un colegio de Manhattan, solicitó dos semanas de vacaciones para asistir al funeral de su hija. Para soportar la mentira, presentó un certificado de defunción falso. Según Barnett, su hija falleció por un problema cardiaco en Costa Rica y debía asistir a ese país para organizar el funeral. La madre instó a dos de sus hijas a comunicarse con la escuela para confirmar la muerte. Los jefes de Barnett, viendo que el caso era grave, le dieron permiso para ausentarse. Después de un análisis al certificado de defunción, encontraron errores en la tipografía. Meses de investigación después, la mujer tuvo que aceptar la mentira en un tribunal de Manhattan.