Hacerse invisible ya es una realidad

Hacerse invisible ya es una realidad

16 de diciembre del 2012

La empresa canadiense Hyperstealth Biotechnology, productora de más de dos millones de uniformes militares en el mundo, diseñó un camuflaje que se hace invisible. Se trata de un traje liviano, barato e indetectable para visores infrarrojos. Está elaborado en un material llamado Quantum Stealth que hace invisible cualquier cosa. Militares de Estados Unidos, Canadá y grupos antiterroristas han tenido acceso al material para verificar que no se trata de un efecto visual. Lo poco que se conoce de su funcionamiento es que trabaja con un sistema que manipula la luz alrededor de la persona y su entorno, engañando el cerebro del observador y haciendo que piense que no hay nadie. Los camuflados pasaron por siete escenarios militares diferentes donde se analizó su utilidad en medio de misiones peligrosas.